lunes, 20 de octubre de 2003

El Rostro Oscuro de la Ley

Violencia sólo genera violencia.

Es una lección básica que la policía de Los Ángeles tuvo que aprender en 1992 a costa de una revuelta social que puso de cabeza a la ciudad durante varios días, convirtiéndola en territorio de nadie.

“El rostro oscuro de la Ley” se ubica en este escenario, justo días antes de que la corte que llevaba el caso diera el veredicto entorno a los policías que le dieran una paliza al afro americano Rodney King, decisión que a la postre desataría los disturbios.

Los protagonistas de la cinta no son precisamente los policías metropolitanos, es un escuadrón especial que profesa las mismas ideas de los atacantes de King: igual de racistas, violentos y corruptos como ellos.

Kurt Russell tiene el rol del veterano detective Sargento Eldon Perry, quien patrulla junto a su novato compañero, Bobby Keough (Scott Speedman). Ambos dependen, de Jack Van Meter (Brendan Gleeson), comandante de su división, quien tiene matones criminales a su servicio que durante mucho tiempo lo han enriquecido por medio de asaltos y otras actividades ilícitas.

Perry, es uno de los mejores elementos del Escuadrón Especial a punto de ser ascendido a teniente, lo cual lo convierte en el brazo derecho del corrupto comandante.

Conforme se acerca el momento final del juicio que se les sigue a los atacantes de King, el clima se va enrareciendo en la ciudad, producto de los abusos y excesos de la policía. Situación que repercute en la división liderada por Van Meter, luego de que sus matones a mitad de un asalto, masacraran a varias personas en una tienda.

Es entonces cuando el sargento Perry tiene que entrar al quite de su comandante para encontrar otros culpables y cerrar el caso.

La situación se irá complicando puesto que el honesto y comprometido jefe policial Arthur Holland (Ving Rhames) sospecha de las actividades ilícitas de Van Meter y Perry, aunque no tiene elementos suficientes para probarlo.

Mientras Bobby, compañero de Perry, empieza a tener dudas sobre el correcto desempeño del departamento de policía, el recién ascendido teniente Perry ve como su esposa (Lolita Davidovich) está por abandonarlo sin poder hacer nada.

El clímax de la historia se va acercando al mismo tiempo que la multitud comienza a desbordarse en las calles.

Si algo hay que reconocerle a “El rostro oscuro de la ley” es la manera de ligar y embonar dos realidades diferentes.

Por un lado, los sucesos, supuestamente ficticios de lo que sucede al interior de un departamento de policía donde el sentido del deber y la justicia fueron acribillados.

Al mismo tiempo, el director Ron Shelton se permite mostrar, casi a manera de documental, el descontento imperante en las calles angelinas a punto de ser tomadas por las minorías, cansadas de la desigualdad social, de la violencia, de que sus derechos sean pisoteados día tras día.

No es la primera vez que vemos la dupla de policía corrupto, policía novato inocente y la manera en que el policía malo encuentra la redención en su propia decadencia.

De hecho, David Ayer, guionista de este filme, es el mismo de “Día de Entrenamiento”, cinta que le valiera el Oscar a Denzel Washington por su caracterización de (¡adivinen que!) policía corrupto.

Así que cualquier comparación entre las parejas protagónicas de una y otra película además del rumbo que toman las tramas, es inevitable. Mismas historias, diferentes contextos.

Con todo y que ha sido una de las actuaciones más intensas de toda su carrera, paradójicamente Kurt Russel llega a lucir en algunos momentos sobreactuado.

Además, la cinta adolece por momentos de un ritmo narrativo lento, la trama cae en lugares comunes y la sucesión de hechos se vuelve francamente predecible.

Para quienes gustan de las cintas policiacas, seguramente “El Rostro Oscuro de la Ley” los hará pasar un buen rato, aunque algunos otros echemos de menos la fluidez narrativa de series televisivas del mismo género.

Luego de ver este filme, queda claro que en algunos lugares (incluyendo la propia ciudad de Los Ángeles) y de otros países como México, poco se aprendió de la represión, vejación y corrupción que a la larga, llevó a una ciudad en 1992 a estar bajo el fuego y la anarquía durante varios días.

Nuestra opinión: @@1/2

El Rostro Oscuro de la Ley
(Dark Blue, Estados Unidos 2002)
Director: Ron Shelton
Con: Kurt Russell, Scott Speedman, Ving Rhames, Brendan Gleeson, Lolita Davidovich, Michael Michele
Duración: 118 minutos
Distribución en México: Nu Visión
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra