jueves, 20 de noviembre de 2003

Magos y gigantes: animación a la mexicana

Hasta ahora, las historias animadas eran algo prácticamente inédito en el cine mexicano, de hecho, tenía más de dos décadas que en México no se realizaba una película animada.

Tratando de llenar ese hueco, “Magos y gigantes” llega a las pantallas de habla hispana para hechizar al público con una trama llena de conjuros mágicos, criaturas de fantasía y personajes que dejarán huella en el gusto de los pequeñines.

La historia transcurre en un mundo mágico. La inocente Princesa Luna es secuestrada por Titán Caradura, un brujo adolescente quien no piensa detenerse hasta apoderarse del Reino Mágico. Pero sus amigos, Gigante, Ada y el travieso maguito Trafalgar, harán hasta lo imposible por rescatar a la Princesa.

Más de un año de preparación se requirió para completar la cinta con tecnología de primer nivel y, según sus realizadores, cuando se estrene, mostrará que, si bien no existe competencia directa con estudios como Pixar, Disney o DreamWorks, este filme hecho por talento mexicano no tiene nada que pedirle a los extranjeros.

Con técnicas que nada le piden a los grandes estudios de Hollywood, los creadores de la cinta mexicana de dibujos animados "Magos y gigantes" hicieron su filme en sólo un año, en contraste con los 3 ó 4 que utilizan otras compañías. Esto, gracias a que "nuestro trabajo se realiza cien por ciento por ordenador, lo cual nos da gran ventaja", explicaron a esta columna los realizadores Andres Couturier y Eduardo Sprowls.

Los directores de la cinta nos revelaron que en el rodaje se usaron programas como "US Animation", "Maya", "After Effect" y "Final Cut", que son de los más comunes y accesibles, no fue tradicional.

Comentaron que para hacer “Magos y gigantes”, a diferencia de otras producciones, primero grabaron las voces de sus personajes y después, una vez que los animadores las escucharon, los caracterizaron en el story board previo.

De esta forma se concretaron las 39 secuencias que conforman la película, cuyos programadores desarrollaron un sistema de montaje de imágenes que permitió a los directores modificar escenas sin la necesidad de dibujar nuevamente sobre los originales.

"La ventaja es que como ya se tenían las voces grabadas, los animadores trabajaban ya escuchándolas. Después, si veíamos que había cuadros de más o algo que no nos gustaba de las imágenes, podíamos cambiarlas", dice Andrés Couturier.

"Lo interesante de esta historia es que no es necesariamente local, se toma un mundo fantástico donde existe la magia, para que sea vista por toda la familia sin importar nacionalidad. La animación y la historia dan esa universalidad que lo mismo le llega a un niño sudafricano que a uno chino", señala Eduardo Sprowls.

"Hay escenarios y elementos europeos, como los castillos, pero queríamos que fuera una historia atemporal que lograra la aceptación de los niños de todo el mundo", dijo Couturier.

Couturier, subrayó que no hicieron ningún estudio de mercadotecnia para crear la historia y los personajes de "Magos y gigantes", cuyo guión fue escrito por Francisco Hirata, "pues para estar metidos en este negocio hay que tener una mentalidad infantil y creo que todos los que estamos involucrados en esto la tenemos

Ambos directores coincidieron que su idea es "divertir a niños y adultos, resaltando los valores humanos, pero no somos pedagogos para enseñar nada".

“En un mundo de fantasía todo es posible y si bien hay niños con poderes mágicos y posibilidad de cambiar determinadas cosas, en el fondo el mensaje es sobre el valor de la amistad, sobre la relevancia de los sentimientos y no la imagen externa, como se aprecia en el caso de Ada, una pequeña hada que todavía no le crecen las alas o de Gigante, un pequeño hijo de gigantes que todavía no se desarrolla”.

Cuestionados sobre la larga ausencia de trabajos mexicanos en el cine animado, los directores de “Magos y Gigantes” afirmaron que no se debe a la falta de talento, puesto que varios cortometrajes mexicanos hechos en animación han ganado en diferentes festivales internacionales, no se había podido realizar un largometraje por el desinterés de inversionistas y productores. “Sentimos que llegamos en un momento adecuado para ofrecer un trabajo ciento por ciento mexicano y una historia completamente original”, dijo Eduardo Sprowls.

"Magos y Gigantes", comenzó su producción en septiembre del 2002, cuando los productores Fernando de Fuentes y Fernando Pérez Gavilán, hijos de los cineastas del mismo nombre, así como Guillermo Cañedo White, ejecutivo de Televisa, decidieron fundar Anima Estudios para filmar películas animadas de corte familiar.

La película se podrá ver a partir del 2004 en países como Argentina, Brasil, Venezuela, Chile, Colombia y Perú.

Además de su distribución en Latinoamérica por parte de la 20th Century Fox, hay interés en Europa de comprar los derechos de la película para exhibirla en televisión.

Magos y Gigantes, es el primer producto de varios que tiene preparados Anima Estudios. Por el momento están trabajando en la animación de la cinta futurista “Imaginum” de la cual han terminado el 70% y otra más se encuentra en su desarrollo literario.

Distribuida por 20th Century Fox, “Magos y Gigantes”, se estrena este 20 de noviembre a nivel nacional con 250 copias. Mismas que posteriormente serán llevadas a Latinoamérica durante el primer trimestre del 2004 y de acuerdo a su aceptación, podría exhibirse en los cines de España a mediados de ese mismo año.

OBSESIONES EN CORTO

Con pocas copias, pero se comenta que al igual que en Argentina y España, el estreno de “El retorno del Rey” vendrá acompañado de las versiones extendidas de “La comunidad del Anillo” y “Las dos torres”. Videocine no ha querido soltar información, pero se especula que en algunos cines se podrían exhibir las tres cintas a manera de maratón, tal y como sucederá en los países mencionados. *** Viggo Mortensen en su visita a México soltó el rumor de que los ejecutivos de New Line permitieron a Peter Jackson extenderse más allá de las tres horas en “El retorno del Rey”. *** Para quienes han preguntado, la segunda parte de las reseñas de la XLII Muestra Internacional de Cine se las tendremos listas para la siguiente semana. La edición de otoño de la muestra resultó más prometedora de lo que parecía. *** Gracias a que su difusión y contacto con la prensa fue encargada a la desastrosa agencia de relaciones públicas Imagen Virtual, el Festival de Cine Franco Canadiense, ha pasado de noche. El evento que anteriormente se efectuaba en Acapulco ahora tiene como sede el Teatro de la Ciudad, en el centro histórico de la Ciudad de México. 8 cintas francesas y 6 mexicanas (cortos y cintas ya estrenadas) estarán exhibiéndose del 19 al 23 de noviembre. Las cintas francesas afortunadamente cuentan con distribuidor, por lo que podremos verlas en los siguientes meses.*