lunes, 19 de abril de 2004

Criaturas de Inframundo

Es curioso que la mayoría de los directores debutantes que comienzan con películas de acción vengan de la misma escuela, la de los comerciales televisivos y el videoclip. Len Wiseman no se escapa de este grupo, pero cuenta con cierta experiencia en el cine al haber sido parte del equipo de producción de películas como “Independence Day” o “Stargate”.

“Underworld” nos habla de una guerra que se libra en las sombras de la noche. Dos razas luchan desde hace siglos para acabar con la especie enemiga. De un lado los salvajes hombres-lobo, del otro, los sofisticados vampiros.

Selene (Kate Beckinsale) es una vampira guerrera que vigila de cerca a Michael (Scott Speedman), un joven humano, al que han intentado secuestrar los feroces Lycans. Los caminos de Michael y Selena se van a cruzar en esta guerra que parece no tener ni buenos ni malos, y sobre todo, parece no tener fin.

Para ser sinceros, tenemos que admitir que era una cinta que veníamos esperando desde hace unos meses. Llegado el momento, acudimos al cine sabiendo con lo que nos toparíamos: una película para pasar el rato, que es lo que buscaba en ese momento. Aunque el guión me pareció bastante tosco, la fotografía y ambientación fueron acertadas.

Pero claro, cuando se busca algo palomero, ¿a quién le preocupa la historia o el guión?

La película se apuntala en una serie de escenas que intentan ser espectaculares, y en esa estética tan oscura que últimamente se repite por todas partes.

Todo son tonos fríos, imaginería neo–barroca, abrigos de cuero negro, gafas de
sol, parafernalia paramilitar (unas indumentarias, a mi entender, totalmente confusas, ya que en algunos enfrentamientos no tenía claro quiénes eran vampiros y quiénes licántropos). Todo ello tratado con las herramientas imprescindibles para cualquier película de acción actual: millones de disparos (a cámara lenta), saltos imposibles (a cámara lenta), intensas miradas a la cámara (a cámara lenta).

El parecido con otras producciones (Matrix, Batman, Blade o alguna de las secuelas de Alien) es evidente en la ambientación, las peleas o las evolucionadas armas. La historia también se repite con personajes habituales en el cine de ciencia-ficción como "el descendiente de sangre pura" que para variar es el elegido o enviado.

A quienes seguramente escandalizará el concepto de “Underworld” es a la banda dark y demás seguidores de los vampiros, quienes podrían tomar la propuesta cinematográfica como una falta de respeto. Veamos porqué.

Esta cinta nos presenta a los chupadores de sangre con características a las que no estamos acostumbrados.

Para empezar, una parte importante del vampiro es la sed de sangre. Nada de eso aparece en el filme. No vemos alimentarse a los vampiros, nadie muerde a nadie en el cuello (salvo al final). Los vampiros parecen vivir muy felices tomando sangre clonada, y parece haber algún tipo de ley que les prohíbe alimentarse de humanos.

¿En que gastan los vampiros su inmortalidad? Parece que en nada. Mientras la protagonista entra y sale de la mansión donde aparentemente viven los vampiros, vemos a un montón de ellos sentados charlando. No parecen tener mas interés que la charla amigable y para algunos (la protagonista y otros) exterminar hombres lobo.

Otro de los detalles que no se explica del todo en "Underworld" es referente al nacimiento o transformación de un humano en vampiro. En muchas películas se nos enseña que el vampiro se crea de cualquiera que haya sido mordido por uno de estos seres, en otras se exige algo más, como que el vampiro da una parte de su sangre al humano para convertirlo. Aquí, ni una cosa ni la otra, dado que los vampiros son portadores de un "virus" suele matar a la persona que es mordida, salvo en algunos casos que supongo que no se podrán conocer a priori. Con lo cual es difícil convertir a una persona especifica en vampiro.

Finalmente, no me entra en la cabeza que un vampiro respire como si tuviera asma, se desmaye por la perdida de sangre, que un vampiro se ahogue o que ¡un hombre lobo puede dejar embarazada a una vampira!

Fuera de estos inusuales detallitos, el filme está dirigido con suma corrección por Len Wiseman, sobre todo en las escenas de acción. Quizá si se hubiese arriesgado un poco más en la puesta en escena la película habría ganado puntos, aunque también es posible que hubiese salido mal parada y el director, haciendo honor a su apellido (Wise man = hombre sabio) haya optado por no arriesgar demasiado. Ya habrá tiempo para ello en las secuelas.

Nuestra Opinión: @@1/2

Inframundo
(Underworld, Estados Unidos - Alemania – Hungría - Reino Unido, 2003)
Director: Len Wiseman
Con: Kate Beckinsale, Scott Speedman, Shane Brody, Michael Sheen, Bill Nighy
Duración: 121 minutos
Distribución en México: 20th Century Fox
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra