lunes, 26 de abril de 2004

La ventana secreta

Parece que el guionista y director David Koepp siente una especial fascinación por las historias inquietantes en espacios reducidos (“La ventana secreta” transcurre casi enteramente en el interior de una cabaña y sus alrededores).

Koepp ha escrito guiones tan ingeniosos y contrastantes entre sí como los de “La habitación del pánico”, "Atrapado por su pasado", "Spiderman", o "Misión imposible". Como director ha experimentado cierto éxito con “El efecto dominó” y “Ecos Mortales”, otra muestra del cine de suspenso.

Ahora centra su atención en un relato de Stephen King.

Johnny Depp es un escritor sumido en una depresión tras un divorcio, tan bloqueado mentalmente como Jack Nicholson en “El resplandor”, e igualmente aislado en un paraje natural, en este caso una cabaña en el bosque, a la que se ha retirado para intentar escribir una nueva novela.

Hasta allí llega un extraño personaje, al que da vida John Turturro, quien llega a su puerta acusándole de haber plagiado una obra suya. Al principio, todo hace pensar que se trata de un maniático más, uno de esos que se acercan a una celebridad con alguna locura en la cabeza.

Y parece que será fácil demostrarle a este chiflado la falsedad de su acusación.

A partir de ahí, David Koepp pone en marcha un mecanismo de falsas apariencias, desconcertando al espectador a medida que avanza la intriga, introduciendo personajes que complican aún más la trama: su exesposa, el amante de su ex, su abogado, el sheriff del pueblo, y consigue el objetivo: que el público no sepa con qué carta quedarse.

Lo que parecía un simple duelo psicológico y terrorífico entre el escritor y su hostigador se convierte en algo más complicado, con varias opciones que incluyen la posibilidad de una conspiración para volver loco al protagonista.

El relato de King guarda algunas similitudes con otras obras suyas anteriores, no sólo con el bloqueo y el aislamiento del Jack Torrance de “El resplandor”. La cabaña y su entorno también recuerdan bastante a “Misery”, y en cierta forma, el personaje que interpreta Johnny Depp también se encuentra retenido a merced de un psicópata.

La delgada línea entre la ficción y la realidad es una de las eternas obsesiones de Stephen King.

Convertir la misma historia en una película era un reto difícil, ya que el director debe mostrar las imágenes tal como son, sin poder apelar a los mismos trucos literarios de King.

Sabiendo esto, Koepp potenció al máximo el talento de Depp y Turturro, y casi cuando su duelo no da para más en el terreno de lo realista, muestra el truco del relato original dando paso a un show pensado a la medida del histrionismo desencadenado del Depp menos sobrio y moderado, aplicándole una agradecida dosis de humor negro a una historia que por momentos amenazaba no atreverse a abandonar ciertos límites de sobriedad y melancolía casi abusivos.

Koepp no logró un clásico, pero sí un producto sólido, con dos o tres hallazgos formales destacables, buena música de Philip Glass y más de un par de toques siniestros que ningún fan del psycho-thriller puede despreciar.

No podemos dejar de mencionar el guiño que el argumento tiene con cierta película de David Fincher, lo cual podría echar a perder la sorpresa a uno que otro cinéfilo, pero paradójicamente, “La ventana secreta” es una de esas historias con las que puedes jugar a adivinar cuál es el meollo del asunto, y de la que puedes esperar un final sorpresa.

El director juega bien con los elementos del relato de Stephen King, sabe enganchar desde el principio y mantener el interés hasta el final. Aunque no podamos hablar de una gran película de terror, la cinta sí consigue entretener y proporcionar a lo largo de su recurrido, tensión e intriga en el espectador.

Nuestra Opinión: @@@

La ventana secreta
(Secret Window, Estados Unidos 2004)
Director: David Koepp
Guión: David Koepp, basado en la novela homónima de Stephen King
Con: Johnny Depp, John Turturro, María Bello, Timothy Hutton,
Duración: 96 minutos
Distribución en México: Columbia Pictures
Fecha de Estreno: 23 abril
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra.