miércoles, 12 de mayo de 2004

Avalon: cuestionando la realidad

Da coraje que una cinta como la que estamos por platicarles esté pasando de noche en la cartelera mexicana, peor aún, que su distribuidora no se haya puesto las pilas para promoverla a lo grande (8 míseras copias que por el momento solo están repartidas en la ciudad de México) y que incluso ya se esté programando por los sistemas de televisión de paga.

“Avalon” es una extraña, hipnótica, apasionante coproducción nipona-polaca (todos los actores son polacos, está hablada en polaco, aunque el director y los técnicos son japoneses).

El tema: la confusión entre virtualidad y realidad o, si se prefiere, la búsqueda animosa de ésta en un mundo de espejos tecnológicos en los que resulta imposible contemplarse.

En cuanto al tratamiento, está construido sobre un tempo narrativo absorbente, casi hipnótico, exigente para el espectador, por cuanto resulta muy extraño en un producto de estas características.

El filme se desarrolla en un futuro no muy lejano, en el que un juego virtual ilegal llamado Avalon captura el interés de la juventud. Los mejores jugadores, entre los que se encuentra la enigmática Ash (Malgorzata Foremniak), viven del juego, ganando dinero por sus triunfos y luego reinvirtiéndolo en armamento virtual, para continuar jugando.

El juego tiene algunas características que lo diferencian de los demás, convirtiéndolo en peligroso (tal vez la razón por la que el juego es ilegal) ya que algunos jugadores han caído en estado vegetativo cuando sus mentes quedan "atrapadas" en Avalon, sobre todo cuando intentan terminar el legendario nivel "Especial A", el cual, supuestamente, da paso a un nivel oculto que nadie conoce.

Uno de esos humanos en estado vegetativo es Murphy (Jerzy Gudejko), ex-compañero de batalla de Ash, por lo que la joven mujer decide entrar al nivel secreto para tratar de liberar la mente de su amigo. Sin embargo, tal nivel podría ser mucho más real de lo que ella espera

Mamoru Oshii es el maestro de la animación japonesa, creador de obras como “Patlabor” o “Ghost in the Shell”, que destacan por el perfecto manejo de los recursos narrativos del cine y por una visión apocalíptica sobre los avances tecnológicos en la sociedad. Siguiendo esta línea, su primer trabajo de acción real está ambientado en un país indefinido de Europa Central donde los riesgos de un juego de realidad virtual, principal entretenimiento de una juventud desencantada, coexisten con la depresión económica y el colapso social.

La mayor parte del filme está rodado en tonos sepia que ayudan a crear una ambiente decadente y opresivo, a lo que también ayuda el escaso dialogo de la película y la fantástica banda sonora, con música de opera que consigue ponerte los pelos de punta en mas de una ocasión. Determinados elementos poseen más color, como son el perro o los alimentos que cocina, lo cual puede implicar el ámbito de realidad externa al juego que tienen
dichos elementos para Ash.

Las escenas bélicas dentro del juego son soberbias. Oshii contó con la colaboración del ejército de Polonia y consiguieron hacer una trabajo excelente; las escenas con los helicópteros son escalofriantes.

“Avalon” como película es un triunfo para su director Oshii, quien sale bien librado de la narrativa visual, usando símbolos, iconos y atmósferas que causan esa sensación de estar ante una dimensión artificial pero inquietantemente real, de la que curiosamente podemos sacar cuestionamientos metafísicos.

Para aquellos que quedaron boquiabiertos con la ideología y trasfondo de cintas como “Nirvana”, “El Piso 13”, “Abre los ojos”, “Matrix” o “eXistenZ”, “Avalon” es una película obligada.

Nuestra Opinión: @@@@

Avalon
(Japón-Polonia 2001)
Dirección: Mamoru Oshii
Con: Malgorzata Foremniak, Wladyslaw Kowalski, Jerzy Gudejko, Dariusz Biskupski
Duración: 107 minutos
Distribución en México: Arthaus Films
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

0 comentarios: