lunes, 17 de mayo de 2004

Troya

La ciudad de Troya estuvo ubicada en el estrecho de los Dardanelos, el cual une el Mediterráneo con el mar Negro, territorio perteneciente hoy a Turquía.

El lugar fue registrado por el mapa de la historia en el siglo XII A.C., cuando se desató una guerra entre los griegos y los troyanos, durante este conflicto, los griegos pusieron un cerco a la ciudad que duraría diez años (1194-1184 A. C.).

Este hecho bélico se hizo universalmente famoso porque una parte de los acontecimientos fueron narrados en La Iliada, de Homero.

Es por ello que tomar una historia que tiene casi 3 mil años, durante los cuales ha sufrido alteraciones y la realidad ha sido mezclada indisolublemente con la fantasía, para endiosar a personajes como Aquiles, Ulises o Héctor; o simplemente omitir detalles que le quiten espectacularidad, es una apuesta por demás arriesgada.

Wolfgang Petersen se atrevió.

El realizador juntó un elenco estelar encabezado por Brad Pitt, Eric Bana, Orlando Bloom y Peter O’Toole y consiguió un presupuesto millonario para llevar a la pantalla grande una de las guerras más famosas de la literatura y la historia.

Independientemente de las licencias históricas que se tomó el alemán Wolfgang Petersen, la cinta resalta por su intento de convertir el clásico relato de "La Iliada", en una historia mucho más humana y terrenal en la que los héroes sufren, aman y hasta tienen miedo en su obstinado intento por pasar a la inmortalidad.

Más importante que resumir una guerra de diez años en sólo unos cuantos días, el realizador convierte la mítica epopeya en una gesta cruzada por motivaciones mezquinas, que pasan por el amor, el odio, el ego y hasta la venganza. El mejor ejemplo lo dan Aquiles (un fogoso Brad Pitt dispuesto a morir con tal que su nombre resuene en el tiempo), Hector (un siempre correcto Eric Bana) y Paris (Orlando Bloom otra vez blandiendo el arco).

Algo de lo que Petersen estuvo consiente y no dudó en presumir, es el nivel de la producción.

Durante sus 162 minutos, el largometraje se encarga de demostrar una y otra vez la inversión que hay detrás de él.

Los detalles necesarios para recrear el ambiente en que se desarrolla la acción, fueron cuidados minuciosamente. Utilizando el apoyo digital necesario para aumentar la espectacularidad de algunos momentos, como el despliegue de la flota griega cuando inicia su travesía a Troya.

Pero a pesar de toda la parafernalia desplegada, la película tiene sus puntos débiles.

El director nunca se decide si tomar el camino histórico o el mitológico para contar la historia, que muestra constantes increpaciones a los dioses y muchos momentos apegados a la mitología; mezclados con personajes como Agamenon (Brian Cox) que se apegan más a las motivaciones económicas y territoriales que los historiadores han utilizado para justificar el ataque helénico sobre Troya.

Otra cosa que termina siendo un lastre insalvable para Petersen y a mi gusto el defecto más importante, es la falta de emotividad y tensión que tiene la cinta.

Las batallas bien coreografiadas y retratadas adolecen de pasión, de entrega y más si estamos hablando de una de las grandes guerras de todos los tiempos.

Tanto perfeccionismo a la hora de la realización le terminan pasando la cuenta a Petersen, ocasionando que la energía del filme se diluya y desaparezca en el olimpo.

Es palomera, es entretenida, pero para los cinéfilos que exigen algo más que efectos especiales y caras bonitas, la película será insuficiente.

Nuestra Opinión: @@1/2

Troya
(Troy, Gran Bretaña-Malta, 2004)
Dirección: Wolfgang Petersen
Con: Brad Pitt, Eric Bana, Orlando Bloom, Diane Kruger, Peter O'Toole, Brian Cox, Sean Bean
Duración: 163 minutos
Distribución en México: Warner Bros
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

0 comentarios: