jueves, 6 de mayo de 2004

Van Helsing, cazador de monstruos

El nombre Van Helsing es conocido.

Muchos lo recuerdan personificado por Peter Cushing, Laurence Olivier y Anthony Hopkins en algunas versiones de Drácula (de Terrence Fisher, John Badham y Francis Ford Coppola, respectivamente).

Siempre es un científico más bien anciano, sentencioso y con carácter agrio, enemigo declarado de Drácula.

El Van Helsing de Sommers es mucho más joven y trabaja como agente encubierto para el Vaticano, como un cruzado, un aventurero del siglo XIX con extrañas armas que recuerda tanto a Indiana Jones como a James Bond.

Gabriel Van Helsing (Hugh Jackman) es un hombre maldito con un pasado que no recuerda y una misión que constituye su único propósito en la vida: ha sido enviado a Transilvania para combatir a monstruosas criaturas. Sabe que en ese lugar se hallan los seres más abominables, que, comandados por el temido conde Drácula (Richard Roxburgh), se disponen a adueñarse de las almas de los mortales.

Exiliado, solitario y perseguido a su vez por quienes no comprenden el verdadero significado de su cruzada, Gabriel es un personaje temerario e implacable que encuentra en Transilvania una región que todavía vive en el ayer. Allí, peligrosas criaturas del mal reviven por el poder de un Drácula seductor e invencible.

Fiel a este nuevo espíritu todo terreno, este renovado Van Helsing no sólo se contenta con vérselas con Drácula y sus sensuales novias. El personaje hace frente a toda la galería de monstruos cinematográficos: Frankenstein, hombres lobo y el mismísimo Mister Hyde (aquí convertido en una combinación de Hulk-Shrek).

Van Helsing no está solo en su batalla contra el mal. A su lado está su joven asistente Carl (Q, el creador de las armas de 007, en versión monje-escudero) y la sensual princesa Ana (Kate Beckinsale) última sobreviviente de una familia que ha sido aquejada por una terrible maldición la cual terminará sólo con la muerte del conde Drácula.

El filme se asocia a la larga lista de los clásicos de terror que en las décadas del 30 y del 40 los estudios Universal llevaron con éxito masivo a la pantalla.

Todo en esta nueva producción es tan dinámico como espeluznante: desde la barroca construcción de una Transilvania sombría hasta ese castillo desde el que Drácula maneja a sus criaturas, todo permite revivir aquellas películas que hoy son recuerdos en la memoria de los espectadores.

En los años que pasaron desde aquellas entrañables cintas en blanco y negro, la tecnología cinematográfica avanzó a pasos agigantados.

El director y guionista Stephen Sommers, creador de exitosas muestras del género ("La momia", "La momia regresa"), supo aprovechar los efectos visuales, la digitalización de las imágenes y el paciente trabajo de los maquillistas poniéndolos a disposición de una historia repleta de acción y suspenso.

Un vanguardista producto de entretenimiento del que seguramente Sommers habrá de sacarle jugo en años venideros.

Nuestra Opinión: @@@

Van Helsing
(Estados Unidos 2004)
Dirección y guión: Stephen Sommers
Con: Hugh Jackman, Kate Beckinsale, Richard Roxburgh, David Wenham, Shuler Hensley, Elena Anaya.
Duración: 132 minutos
Distribución en México: UIP
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra.