miércoles, 23 de junio de 2004

Premian empresarios a la televisión mexicana

- Deja mucho que desear la premiación a “lo mejor” de la televisión en el 2003
- Sigue la acusación de piratería contra la Muestra de Guadalajara - Venden por segunda ocasión a Cinemex
- Nerviosismo en Estados Unidos por el estreno de Fahrenheit 9/11


Salvo las premiaciones organizadas por revistas que solo tomaban en cuenta a un determinado grupo televisivo, en México no existía un evento que premiara anualmente los mejores programas exhibidos en nuestra televisión.

El Consejo de la Comunicación, órgano de la iniciativa privada que agrupa a todas aquellas empresas que se anuncian por televisión, decidió iniciar con esta clase de reconocimientos.

Lo premiado la noche del martes resultó ser muy obvio, pero también patético.

Fueron programas políticamente correctos, libres del espíritu crítico que tanto incomoda las empresas y sobre todo, a ese sector ultra conservador de la sociedad mexicana.

De acuerdo al Consejo de la Comunicación, el premio "Principios" reconoce los programas que ofrezcan contenido positivo a su audiencia, ya sean de género informativo, cultural, educativo o de entretenimiento.

Eso de “contenido positivo” suena un tanto subjetivo.

¿Positivo para quien?

Otro dato importante que nos dice mucho, es que la premiación se realizó en la ciudad de Guadalajara y fue encabezada por el presidente Vicente Fox.

¿Quiénes fueron los desafortunados ganadores?

Por parte de Televisa: “Amor real”, “De pocas pulgas”, “Código F.A.M.A” y “100 mexicanos dijeron”.

De TV Azteca: “La Academia 2”, “El rival más débil” y “Lo que callamos las mujeres”.

Para verse plurales, las pequeñas televisoras también fueron tomadas en cuenta.

Se llevaron premios los programas “Biografías” de Once TV; “Las voces de siempre”, del Sistema Chiapaneco; “La dichosa palabra” de Canal 22, y “El personaje del barrio” de Televisión Mexiquense.

“Fundación Azteca” y “Fundación Televisa” recibieron reconocimientos por su labor.

A parte de lo complaciente, las lecturas a estos premios son muy variadas, pero sobre todo, preocupantes.

Para empezar, si un programa aspira a siquiera ser tomado en cuenta, forzosamente tener altos niveles de raiting, los suficientes para que las empresas anunciantes puedan llegar con sus productos a la mayor cantidad de personas.

No importa la calidad del contenido. Entre menos ponga a pensar a la gente, mejor.

Si tu programa es un fusil de otra televisora, copia o franquicia de alguna producción extranjera, tienes mayores posibilidades de llevarte premio.

Como extra, si tienes una fundación y en esta constantemente hay la participación de empresas de la iniciativa privada, dinos quién quieres que pase a recoger el premio.

¿Monstruoso no?

Creo que la televisión abierta mexicana estaba mejor sin estos premios.

Lo único que hicieron fue recordarnos las miserias que soportamos día a día los televidentes.

Salvo excepciones,son contados los programas que valen la pena para invertir nuestro tiempo frente al televisor.

INTERMEDIO

I.- Luego de haber puesto el grito en el cielo y acusado a la Muestra de Guadalajara de piratería, Videocine y Beto Gómez le bajaron a los reclamos.

El asunto parece irse aclarando.

Resulta que Beto Gómez, director de "Puños Rosas", se comunicó con Kenya Márquez, directora de la Muestra para aclarar las cosas, cosa que deberían de haber hecho desde un inicio antes de armar tremendo escandalito.

Beto Gómez se enteró que la copia recibida por la Muestra era en VHS y no Betacam, como él suponía. De inmediato, el realizador descartó que se hubieran hecho las copias para la piratería, porque no tendrían tal calidad.

Quien no ha dado su brazo a torcer fue el iniciador de este relajo. Pablo Martínez de Velasco, director de producción de Videocine, insiste en que sólo se hicieron cuatro copias en formato VHS de la película. Una de ellas se envió a la Muestra y las otras tres se las llevó personalmente el director de la película.

Según el ejecutivo de Videocine, no se hicieron reproducciones de mayor calidad en formato Betacam, pero asegura que sí pudo realizarse alguna copia para VCD de alguna de las VHS enviadas.

Para el representante de Videocine hasta no ver, no creer. Dice que necesita ver primero la copia pirata para saber exactamente de dónde vino la filtración.

Por su parte, el propio Beto Gómez reconoció que no puede responder por las manos que ha pasado la película hasta el día de hoy.

Es cierto que la copia pirata de manera extraña se está vendiendo exclusivamente en Guadalajara, pero también la gente de Videocine debería haber conseguido una copia de esa versión pirata e investigar un poquito más antes de formular acusaciones.

II.- La cadena de cines Cinemex fue nuevamente vendida. Sus accionistas Onex Corporation y Oaktree Capital Management, quienes habían comprado hace dos años la empresa a JP Morgan y JMB Realty, vendieron el 100% de la empresa, junto con otros activos en Estados Unidos, España y Corea en 1,500 millones de dólares.

El comprador es un grupo de inversionistas formado por Bain Capital, The Carlyle Group y Spectrum Equity.

Se espera que la venta, sujeta a ciertas aprobaciones en México y Estados Unidos, concluya durante el tercer trimestre de este año.

Los activos que están siendo adquiridos incluyen las cadenas exhibidoras de Loews en Estados Unidos, las operaciones de Cinemex, el 50% de Megabox en Corea y el 50% de Yelmo Cineplex en España.

La transacción es de importancia tomando en cuenta que Loews Cineplex es la tercera cadena de cines en la industria de exhibición cinematográfica, con más de 200 cines y 2 mil 200 pantallas en todo el mundo. Por su parte, Cinemex es la cadena más importante de cines en la Ciudad de México y la segunda a nivel nacional con 35 complejos cinematográficos y 392 pantallas en el país.

Cinemex obtuvo ventas por 1,500 millones de pesos en 2003, año considerado “difícil” por el bajo número de estrenos que a nivel mundial se registró. Igualmente, el año pasado 26.2 millones de personas acudieron a Cinemex a ver una película, cifra también menor a la de 2002, cuando alcanzó los 30 millones.

Se espera que los números sean más favorables este año para Cinemex.

Por lo pronto, no habrá despidos, además de que sigue en pie la apertura de 59 salas en 5 complejos.

OBSESIONES EN CORTO

Los fans esperamos que cambie de opinión, mientras eso sucede, Quentin Tarantino tiene planeado filmar la tercera parte de Kill Bill en el 2019. Tarantino anunció la aparición en DVD de los volúmenes I y II de su película con escenas y materiales adicionales, además, lanzará una edición especial para coleccionistas, supervisada por él. Para la tercera entrega, el cineasta piensa llamar de nuevo a parte del elenco que protagonizó la saga. *** Nueva versión de Zapata, ahora en cortometraje. La cinta se filmará en Morelos y contará la historia de una chica que se enamora del “Caudillo del sur”. El corto será protagonizado por Maya Zapata y Gabriel Porras, esperan exhibirlo a finales de año. La intención es mostrar algo totalmente diferente a lo filmado por Alfonso Arau. *** Gabriela Monroy está que no se la cree. Fue una de las cineastas galardonadas de la edición 32 Festival de Cine de Huesca, al recibir un Premio en el Certamen Iberoamericano y otro en el Internacional por su cortometraje “Un viaje”. La cineasta egresada del CCC se llevó el Premio a Mejor Director Novel y el Premio Francisco García de Pose (que condecora a las historias que resaltan los valores humanos). El corto muestra el viaje de un padre y su hijo autista a bordo del Metro de la ciudad de México. “Un viaje” concursó junto con 45 trabajos procedentes de nueve países Argentina, Brasil, Cuba, Chile, España, México, Perú, Portugal y Uruguay en el Festival de Cine de Huesca. *** Shrek 2 continua rompiendo records. Acaba de convertirse en la más taquillera durante los primeros cinco días de exhibición con 111 millones pesos recaudados en las salas de la República Mexicana. *** Sigue el nerviosismo en Estados Unidos a unos días del estreno de “Fahrenheit 9/11”. El ex presidente George Bush describió el documental como un "ataque personal y malintencionado" a su hijo por parte de una "bola de grasa" como Moore. La Casa Blanca ha dicho que el filme es tan falso, que ni merece la pena dedicarle un comentario. En respuesta, Michael Moore ha creado lo que llama "un gabinete de guerra" para responder a todos los ataques dirigidos a la credibilidad del filme. En él están Chris Lehane y Mark Fabiani, ex asesores de prensa de Bill Clinton y el ex vicepresidente Al Gore, dispuestos a llevar a los tribunales al que diga que la información contenida en el filme es falsa. Y las reacciones continuarán luego de que el viernes la cinta comience a exhibirse en toda la Unión Americana.*

Correspondencia con esta corrosiva columna:

cloroformo@gmail.com

0 comentarios: