miércoles, 7 de julio de 2004

El efecto mariposa



Desde muy temprana edad, Evan Treborn (Ashton Kutcher) padece lagunas mentales que le impiden recordar acontecimientos aterradores de su infancia.

De tal forma que solo tiene presentes recuerdos de las vidas de quienes le rodean: la de sus amigos de la niñez, Kayleigh (Amy Smart), Lenny (Elden Henson) y Tommy (William Lee Scott).

En la Universidad, Evan descubre que los diarios que escribió de pequeño son un vehículo para regresar el pasado, e intenta reescribir la historia para que sus seres queridos no sufran las experiencias traumáticas que tuvieron.

Sin embargo, cada vez que éste cambia algo en el pasado, descubre al regresar al presente que sus acciones han tenido consecuencias inesperadas y desastrosas.

Lo anterior es, a grandes rasgos, la trama de “El efecto Mariposa”

Pero, ¿qué es el efecto mariposa? ¿Realmente existe?

En 1961, el meteorólogo Edward Lorenz formuló la Teoría del Caos a partir del llamado efecto mariposa, según el cual “el batir de las alas de una mariposa en China, podría afectar los patrones climáticos de la ciudad de Nueva York”.

La variante temporal de dicho efecto aparece perfectamente ilustrada en un relato corto de Ray Bradbury, titulado “El ruido de un trueno”. En el mismo, unos cazadores viajan a la prehistoria e inadvertidamente matan un insecto. Debido a ello, cuando regresan al presente se encuentran con un mundo completamente cambiado.

Los interrogantes respecto a la posibilidad de modificar el desarrollo de los acontecimientos pasados para crear presentes alternativos, o las hipótesis sobre las muy distintas consecuencias asumidas en nuestras vidas a raíz de minúsculas decisiones adoptadas en momentos concretos, son temas que vienen estando presentes en las pantallas cinematográficas con cierta frecuencia.

Así, la célebre trilogía “Volver al futuro”, dirigida por Robert Zemeckis, e interpretada por Michael J. Fox y Christopher Lloyd, resulta ser un muy entretenido compendio de saltos espacio-temporales y futuros paralelos.

En la estupenda comedia “Groundhog Day”, de Harold Ramis, Bill Murray se ve inmerso en una pesadilla sin salida en la que el mismo día se repite una y otra vez, circunstancia que éste aprovecha para corregir cada amanecer su comportamiento a partir de los conocimientos adquiridos y de esta forma conquistar a Andie MacDowell.

Tom Tykwer realizó una inteligente vuelta de tuerca sobre la cuestión en “Corre Lola corre”, deslumbrante ejercicio innovador y repleto de hallazgos visuales, que relata la carrera contra reloj de la joven del título, encarnada por Franka Potente, para salvar la vida de su novio.

El director alemán narra la misma historia en tres ocasiones, pero con resultados totalmente diferentes en función de la variación de pequeños elementos, o elecciones puntuales de la protagonista.

Más clásica, aunque no exenta de originalidad, resulta la propuesta de “Dos vidas en un instante” (Sliding Doors), de Peter Howitt, donde el simple y cotidiano hecho de subirse al Metro o quedarse en el anden, constituye la diferencia entre el éxito y el fracaso en la vida de Gwyneth Paltrow, pudiendo el espectador contemplar ambas existencias paralelas.

Finalmente, en “Frequency”, de Gregory Hoblit, un aparato de radio-aficionado es el instrumento que conecta dos tiempos distintos, circunstancia que permite a James Caviezel evitar el trágico destino de su progenitor, Dennis Quaid.

”El efecto mariposa”, la respuesta adolescente a tan atractivo tema, está dirigida por Eric Bress y J. Mackye Gruber, (co-guionistas de “Destino Final 2”) y protagonizada por Ashton Kutcher y Amy Smart, ambos intérpretes de descerebradas comedias juveniles como “Hey, ¿dónde está mi auto?” y “Road Trip: Viaje censurado”, respectivamente.

La película posee un inquietante arranque.



Evan padece lagunas mentales en su infancia que le impiden recordar ciertos momentos traumáticos sufridos. Acertadamente, los realizadores sitúan al espectador desde la subjetiva percepción del menor, impidiéndole conocer de esta forma los hechos acaecidos, sólo las terribles secuelas y el efecto psíquico causado en el resto de personajes.

Ya en la Universidad, el protagonista descubre que los diarios escritos en su día como terapia psicológica le permiten regresar hasta esos dramáticos instantes y modificarlos, para cambiar así el curso de su historia y la de sus amigos. Pero cualquier alteración también provoca efectos con los que Evan no contaba, obligándole a volver una y otra vez al pasado para corregir todo aquello que le permita disfrutar a él y sus seres queridos de un confortable presente.

Pues bien, al igual que ocurría con “Destino final”, de James Wong, el filme que nos ocupa funciona como correcto episodio de clásicas series de televisión de ciencia ficción y sucesos paranormales como “The Twilight Zone”, o “The outer limits”, pero por desgracia la original premisa, mera anécdota ingeniosa, no soporta la extensión de un largometraje.

Es por ello que, tras la sorpresa inicial de la singular propuesta, los numerosos viajes en el tiempo de Evan se tornan reiterativos, obligando a sus realizadores y guionistas a crear consecuencias cada vez más exageradas para éste y sus amigos (un marco de horror en el que caben secuencias de abusos sexuales, de mutilaciones, asesinatos y psicopatías que van a marcar la vida del protagonista), en un vano intento por recabar del espectador la tensión y expectación originaria.

La película se ve definitivamente agobiada al situar buena parte de la historia en el mundo académico, circunstancia que aquí aparece como una clara concesión por parte de los realizadores al público adolescente para el que parece ir dirigido el filme, ávido de lugares y personajes comunes al resto de producciones de semejantes características.

El epílogo de “El efecto mariposa”, -que evidentemente no pretende desvelar el misterio-, plantea numerosas cuestiones acerca del propio destino que nos ha tocado vivir a cada uno de nosotros.

Si son devoradores incondicionales de películas de ciencia ficción, si les gusta la premisa y si se atreven a dejar de lado la lógica para no pensar mucho, la cinta es una opción a considerar.

Nuestra Opinión: @@1/2

El efecto mariposa
(The butterfly effect, Estados Unidos 2004)
Dirección y guión: Eric Bress y J. Mackye Gruber
Director de fotografía: Matthew F. Leonetti
Con: Ashton Kutcher, Melora Walters, Amy Smart, Elden Henson, William Lee Scott, Eric Stoltz
Duración: 113 minutos
Estreno Nacional: 9 Julio
Distribución en México: 20th Century Fox
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta misteriosa columna:

cloroformo@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Samsung has unveiled its new handset, the Galaxy S3 in Europe ahead
of other markets. The Galaxy S has a great 5
MP camera with a resolution of 2592 x 1944 pixels.
0, has a 13-megapixel camera, and has a bunch of other features that will make consumers foam at the mouth.



Also visit my homepage - samsung s4