miércoles, 21 de julio de 2004

Hellboy: el niño consentido de Guillermo Del Toro
 
- Un demonio, esperanza de la humanidad
- Hellboy, primera película personal en Hollywood del realizador mexicano
- Rescata Del Toro la carrera actoral de Ron Perlman
 

Hellboy (Ron Perlman) nació de las llamas del infierno hace 60 años, durante la Segunda Guerra Mundial. Fue traído a la tierra por el villano Grigori Rasputín (Karel Roden) para hacer el mal.
 
Destinado a ser precursor del apocalipsis, Hellboy es rescatado por las fuerzas aliadas asesoradas por el Profesor Broom (John Hurt), fundador del ultrasecreto Centro de Defensa e Investigaciones Paranormales.
 
Broom cría a Hellboy como a un hijo y desarrolla sus extraordinarios poderes paranormales.
 
A pesar de sus oscuros orígenes, el personaje mitad humano y mitad monstruo se convierte en inesperado defensor del bien, luchando contra las fuerzas del mal que amenazan al mundo, acompañado por un hombre-pez telepático y una chica con habilidades pirotécnicas (Selma Blair). 

 

Amante del género del horror, fanático de los comics, el cineasta mexicano Guillermo del Toro dice que “Hellboy”, tiene más su sello como cineasta y una identificación con Mignola, el escritor.
 
"Cuando hice 'Blade II' no había ni el asomo de decir 'es una obra personal', no. Pero ésta sí lo es. Es la primera película personal que hago en Hollywood", comentó el realizador.
 
“Estoy en el 110% de mis sentidos en esta película. Asumo la responsabilidad de Hellboy y el resultado de la misma, me siento al tope de mi condición como director con ella”, agrega Del Toro.

Si bien “Hellboy”, está basada en el comic de Mike Mignola, Guillermo del Toro aprovechó para retratarse a lo largo y ancho de la cinta. Por ello, el realizador mexicano considera que una cosa es "Hellboy" el comic, y otra la película, "es una cinta mía basada en un comic.”
 
Guillermo Del Toro hizo gala de su buen humor, su sencillez y jocosidad con los representantes de la prensa.
 
Ante la pregunta del porqué dedicarse a filmar cine de horror, Del Toro se tiro al diván y nos platicó sus demonios, a los que les debe gran parte de su éxito.
 
“Cuando eres un freak, gordo y encima te educas con jesuitas, te sientes cada vez más externo, repulsivo para los demás, y empiezas a ver todo desde afuera”.

“Digamos que es una opción perversa de la creación; es proclividad, no es que quiera hacer películas de horror, sino que desde ese lugar me es más fácil tener un poco de control sobre las emociones de la gente que ve mis películas. Yo no soy para hacer un melodrama tipo “Cilantro y Perejil”. Nunca he tenido una vida normal y no puedo hacer películas sobre cosas normales. Tengo que hablar de lo que soy. Soy un freak de buenos sentimientos y el género de horror se presta mucho para retratar eso”.
 
 “Aquí lo padre es el mensaje final: No eres lo que naces para ser, sino lo que decides que quieres ser. Me pasa igual, decidí hacer esta película y llevar a Ron Perlman como protagonista”.


Ron Perlman y Guillermo Del Toro            Foto: Everardo Gudiño/planeta local 

La decisión de usar a Ron Perlman en el protagónico le costó caro a Del Toro, puesto que el estudio le redijo el presupuesto, sin embargo, agradece el gesto, pues le permitió pulir aún más la cinta.

Y es que cuando visitó al presidente de Revolution Studios para proponerle “Hellboy”, Del Toro dijo que la cinta costaría 90 millones de dólares. Pero al conocer el nombre del protagonista, el ejecutivo le ofreció 60 millones.

Del Toro no lo pensó dos veces. "Si no te alcanzan 60 millones para hacer una película es que ya estás en otro planeta. Así que me fui a cambiar el guión; lo hice más grande.

"Con “Mimic” aprendí que si haces concesiones terminas disculpándote por las cosas que haces. Yo veía la película y decía `eso no me gusta, yo estaba en contra de eso`. Entonces supe que es mejor ser terco que filmar algo que no te pone cachondo".

Si algo se ganó Del Toro con esa concesión, fue el agradecimiento eterno de Ron Perlman quien admite que el realizador mexicano salvó su carrera justo cuando estaba en pleno declive.  

"Del Toro es el hombre que le ha dado un significado a la segunda parte de mi vida. Yo estaba en el punto en que después de que llegas a la cima comienzas a bajar y con Hellboy, esta parte de mi carrera tiene significado", explicó el actor de cintas como “La ciudad de los niños perdidos” o Alien: Resurrection”.  

Perlman recordó que "Cronos" fue la primera película en la que trabajó con el director mexicano y a la vez la primera cinta independiente que hizo.  

"Y lo más increíble de esa experiencia es que todo el mundo lo hacía por amor y por devoción al director y para la historia, y eso me recordó el porqué entramos en esto desde un principio. Es como un acto de amor y ésta fue la primera de veintiún películas de bajo presupuesto que he hecho hasta la fecha", comenta Perlman.

Una gran amistad une al actor fetiche del realizador mexicano. La relación que hay entre ellos dice más que mil palabras.

“Es un latoso, un rompehuevos (risas). No, en serio, es lo mejor que me ha pasado en la vida. Nos respetamos mutuamente y confío en él porque es brillante y eso me da mucha libertad para concentrarme en mi trabajo”, dice Perlman. 

Pero ¿cómo define Guillermo Del Toro a Hellboy?

“Hellboy” no es en sí una película de horror, de esas que dan miedo, aunque el protagonista es un diablo. Es más bien una comedia fantástica de humor negro, en la que más allá de su apariencia, el susodicho demonio tiene un corazón enorme, es mandilón frente a la mujer que ama, tiene lealtad a su padre y utiliza el humor para sobrellevar su vida”.

Coincidentemente tal y como es el cineasta en su vida personal.
 
Guillermo Del Toro no descarta realizar una secuela de “Hellboy”, aunque lo ve difícil en el corto plazo porque tardó seis años para hacer la cinta, "Cronos” le llevó ocho y "El espinazo del diablo", dieciséis.

"No soy muy rápido. La realidad es que la historia de la secuela ya está, pero el guión empiezo a escribirlo durante la preproducción de mi próxima cinta, que será en español y se llama 'El laberinto del fauno', que filmaré en Madrid para diciembre y si hay presupuesto, "Hellboy II" le seguiría".
 
“Hellboy”, una cinta entretenida y bien hecha, llega a la cartelera con 400 copias distribuidas por Columbia Pictures en todo el país.

Correspondencia con esta diabólica columna:
 
cloroformo@gmail.com



0 comentarios: