miércoles, 11 de agosto de 2004

Hombre en Llamas: Tony Scott y su cruzada contra la delincuencia

Luego de pasar cinco meses rodando la cinta en diferentes locaciones durante el año pasado, Tony Scott regresó a la ciudad de México para promover “Hombre en llamas” (Man on fire) y básicamente tanto en rueda de prensa como en entrevistas personales, se dedicó a dar explicaciones a los medios de comunicación sobre el porqué brindar una imagen negativa al mundo de lo que sucede en la capital del país.

Protagonizada por Denzel Washington, “Hombre en Llamas” trata el tema del secuestro y la corrupción al interior de las corporaciones policíacas, en las cuales sus elementos forman parte de las organizaciones criminales, asunto por cierto, no muy alejado de la realidad.

Al respecto, Scott ofreció su punto de vista.

“No intenté dar una cara de negativa del país en la película. En esta cinta hay dos historias: una de amor, de un hombre que es tocado por una pequeña niña por primera vez en su vida y la otra que versa sobre la venganza. Creo que hay realidades que existen en todo el mundo. La corrupción es un hecho que se da en la policía de Nueva York, Los Ángeles o la de Manila, no sólo en México.

Cada sociedad tiene inseguridad y policías corruptos, no es una situación exclusiva de un país. Traté de mostrar en la película a los jóvenes, a la nueva generación de mexicanos que están haciendo un esfuerzo porque las cosas cambien para bien, como algunos agentes de la AFI (Agencia Federal de Investigaciones) o ciertos periodistas. Todo mundo me pregunta por qué retrato a la ciudad así, pero yo no estoy tratando de dañar la imagen o sensibilidad de México, trato de ayudarlo”.


Tony Scott posando para los fotógrafos. Foto: Victor O. Uribe

El director de cintas como “Juego de Espías”, “Enemigo Público” o “Top Gun” insistió una y otra vez que en su filme no sólo habla de aspectos negativos del país, ya que fue concebido originalmente para realizarlo en Italia y después de 20 años lo retomó para decidirse entre rodar en Río de Janeiro o México.

“México no es inseguro, me parece más bien un lugar oscuro, sexy, excitante. Me gustan los lugares en los que hay emoción en sus calles y ésta está viva. He conocido otros lugares que son mucho más inseguros que esta ciudad como China, India, Nueva York, Lima, Katmandú (Filipinas), hay muchas ciudades en el mundo y créanme que la más peligrosa es Katmandú”.

Según Scott, la idea de su filme además de entretener es ser un tanto didáctico, al mostrar el lado turístico de la ciudad y dar tips en caso de que uno sea víctima de un secuestro.

“Quiero que tomen mi película con fines educativos, que quienes no han sido víctimas del secuestro, sepan qué hacer o estén preparados para una situación así. Quiero ayudar al país mostrando los hechos como suceden. La ciudad de México no sólo es un lugar más, sino es un tercer actor que entra en juego en cada una de las escenas, con su Centro Histórico con edificios del siglo XV y su gente tan singular”.


Denzel y Dakota, en calle del Centro Histórico. Foto: 20th Century Fox

Luego de ver “Hombre en llamas” es muy probable que a más de alguno le duela que Tony Scott haya usado a la poderosa maquinaria hollywoodense para enseñarle al mundo –con ciertas escenas un tanto exageradas- el lado feo de la ciudad, aquella realidad que las autoridades locales tratan de negar pero que lástima a decenas de familias que viven en carne propias los estragos de la delincuencia organizada.

Tony Scott le ve el lado amable al hecho de mostrar inseguridad y corrupción a la mexicana en su cinta.

Según él, lo que hizo fue promocionar a México para que más gente de Hollywood venga a filmar sus películas aquí, y para que los turistas de todo el mundo queden encantados con un país donde se experimenta una atractiva dualidad.

No dudó en poner como ejemplo lo mostrado en las películas de gángsters hechas por Martin Scorsese.

“No por eso la gente deja de visitar Nueva York, ni tampoco yo dejo de ir a comer a los restaurantes de la Pequeña Italia”.

A pesar de no dejar muy bien parado al país en su película, Tony Scott dijo sentirse enamorado de México y que como prueba de que le encanta y que es un país donde se puede trabajar, regresará a tierras mexicanas en el 2005 para filmar otra película.

“Volveré al país para rodar “Tom Mix y Pancho Villa” en Chihuahua, Monterrey y Real de Catorce. Volveré a utilizar a los actores que trabajaron conmigo en “Hombre en llamas” nada más que esta vez no serán los malos de la película. Es una historia que sigo desde hace 12 años. Creo que será un filme del tamaño de una epopeya al estilo “Lawrence de Arabia” por los escenarios y la historia”.

El director destacó las actuaciones de Carmen Salinas, Jesús Ochoa, Gustavo Sánchez Parra, Roberto Sosa y demás actores mexicanos que participaron en “Hombre en llamas”.

“Los actores de aquí me parecen geniales. Pueden expresarte cosas con la mirada que los artistas estadounidenses no podrían hacerlo. Parecen gente común y eso le da un gran realismo a la película, por eso repetiré con el mismo elenco que vieron en el filme”.

Aclaró que las escenas en donde participaba Itati Cantoral, fueron cortadas por cuestiones de producción y no por problemas con el idioma como se había publicado.

“Me encantó como quedó la escena de Itati, es una muchacha con mucho talento y atractiva, pero como todo proceso, se requiere de una edición final y prescindimos de esa toma”.

El también hermano de Ridley Scott comentó que mucho de lo mostrado en el filme está basado en hechos reales.


Director y actor en el rodaje de "Man on Fire". Foto: 20th Century Fox

Para empezar, “Hombre en llamas” está inspirada en la historia de dos de las bandas de secuestradores más peligrosas que han existido (se supone que la de Andrés Caletri y Daniel Arizmendi), y en las operaciones de una reportera que ayudaron para detenerlos.

En la cinta, la reportera sostiene relaciones sexuales a cambio de información con una de las cabezas de la AFI, cosa que incomodó a varias de las reporteras presentes en la rueda de prensa quienes dudaban que eso pudiera suceder en al realidad porque al menos, dijo una de ellas, no sería capaz de hacerlo.

El realizador, sin decir nombres, mencionó que eso no fue inventado.

“Lo de la reportera es cierto, la reportera existe, hay fragmentos verídicos en esta película y también es cierto que la historia se tomó a partir de los hermanos secuestradores que se hicieron multimillonarios en un lapso de dos años y tan es cierto que uno de ellos está en prisión y el otro está libre”. El secuestro aquí es un gran negocio, es algo muy controlado y organizado, de hecho es ya una industria”.

Puro en mano, Tony Scott también se dio tiempo para hablar de las inevitables comparaciones con su hermano.

“Mi hermano hace películas para la posteridad y yo, para el ahora. A mí me gusta experimentar y hacer cosas diferentes, ponerme retos; las películas de mi hermano, como “Blade Runner”, pasarán a la posteridad, las mías no sé. Tenemos lenguajes cinematográficos totalmente diferentes”.

“Hombre en llamas” narra la historia del venido a menos John Creasy (Denzel Washington), quien años atrás fuera agente de la CIA. Creasy responde al llamado de su amigo Rayburn (Christopher Walken) quien lo emplea proponiéndole viajar a la ciudad de México para que sea el guardaespaldas de la pequeña Pita Ramos (Dakota Fanning), hija del acaudalado hombre de negocios Samuel Ramos (Marc Anthony) y de su esposa, Lisa Ramos (Radha Mitchell).

Creasy ve un trabajo fácil y lo acepta. Con lo que no cuenta es que la relación que sostendrá con la adorable Pita se verá truncada por unos despiadados secuestradores quienes se llevarán a Pita y lo dejarán a Creasy al borde la muerte.

“Hombre en llamas” se estrena en México este viernes con 250 copias.

OBSESIONES EN CORTO

En un patético caso de superación familiar, Sergio Arau le ganó a su padre en hacer la película más chafa, pero también más taquillera en el cine mexicano. “Un día sin mexicanos”, recaudó en su primer fin de semana 18.5 millones pesos (1.6 millones de dólares). Con 330 copias y una asistencia de más de 1400 espectadores por copia, Sergio Arau logró que su filme se colocara como la película mexicana con la mayor asistencia a su estreno en lo que va del presente año. Lo patético del caso es que la cinta de su padre (Zapata, El sueño del héroe) fue estrenada con más de 500 copias. *** Cecilia Roth está en México para promover “Epitafios”, primera serie de ficción producida por HBO exclusivamente para Latinoamérica. “Epitafios” es un thriller de 13 capítulos sobre un asesino en serie, filmado en formato de 16 milímetros. La serie se estrena el próximo 14 de agosto. *** Mientras la Cineteca Nacional y la Filmoteca de la UNAM preparan para septiembre un ciclo homenaje al cineasta Ismael Rodríguez, el historiador Enrique Krauze tiene listo un programa de la serie “México nuevo siglo” dedicado al cineasta, el cual podría ser transmitido en los próximos días por Televisa. Además, Krauze prepara también un libro con la biografía del realizador de la época de oro del cine mexicano el cual podría salir a la luz antes de finalizar el año.*

Correspondencia con esta incendiaria columna:

obsesionesmx@yahoo.com.mx

0 comentarios: