miércoles, 8 de septiembre de 2004

Cinemark hace fiesta a la mexicana

Aprovechando el fervor patrio, la cadena exhibidora Cinemark lanza por tercera ocasión el ciclo “Cinemark a la mexicana”, donde dedica todo un día a la exhibición de cine mexicano.

“Cinemark a la mexicana” es una fiesta para apoyar y exhibir cine mexicano, donde Cinemark aprovecha la ecléctica distribución geográfica de sus cines para ofrecer una amplia oferta de cintas que en ocasiones no tuvieron la promoción adecuada o de que aquellas que rompieron records en taquilla y que mucha gente se quedo con ganas de verla nuevamente.

Y es que Cinemark además de vestir sus salas con los colores patrios el próximo 9 de septiembre, también aprovechará para poner su granito de arena por medio de dos interesantes medidas.

La primera consiste en respetar el precio del boleto que será de 10 pesos, costo que se ha mantenido a lo largo de estos tres años en que se ha realizado el evento.

La segunda medida, es que Cinemark donará al FIDECINE (Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, destinado al apoyo de proyectos con visión comercial) la totalidad de los ingresos en taquilla de ese día.



Es decir, la gente va a disfrutar cine mexicano y dona 10 pesitos a través de Cinemark para que se sigan financiando la filmación de más películas mexicanas.

A partir de las 10 de la mañana, los 27 complejos de Cinemark abrirán sus puertas desde Tijuana hasta Cancún para exhibir 15 largometrajes mexicanos que sumarán un total aproximado de 1200 funciones.

La respuesta del público ha sido muy positiva y se espera que entre mas gente conozca de este evento, se pueda recabar más dinero.

Y es que hace dos años, cuando se realizó por vez primera “Cinemark a la mexicana” 56 mil 319 espectadores visitaron los cines y el año pasado la cifra aumentó a 66 mil 51, dando como resultado una recaudación en taquilla de trescientos mil pesos.

En la edición 2004 de “Cinemark a la mexicana” se programarán las siguientes cintas: “Un día sin mexicanos”, “Nicotina”, “Matando cabos”, “El misterio del Trinidad”, “Recuerdos”, “Zapata”, “Fantasías”, “Tiempo real”, “Santos diablos”, “Las lloronas”, “La tregua”, “Magos y gigantes”, “7 mujeres, un homosexual y Carlos”, “Ya no los hacen como antes” y “Mónica y el profesor”.

Cinemark pone a su disposición sus cómodas salas, sus delicioso nachos y palomitas (por mucho, los mejores del país) para que se dé un atascón de cine mexicano este 9 de septiembre y de paso contribuya aunque sea de manera simbólica a la reconstrucción de nuestra alicaída industria.

OBSESIONES EN CORTO

Hablando de cine mexicano, Alfonso Cuarón, contagiado por el espíritu olímpico, se encargo de meter tremendo gancho al hígado y mandar a la lona a la gente del IMCINE. Lo declarado hace unos días en la Mostra de Venecia no es cualquier cosa. Vamos, hablamos de uno de los festivales con mayor cobertura del mundo. Claro, los ejecutivos del IMCINE no son precisamente un “pan de Dios”. Ellos solitos se han hecho la mala fama de ir a los festivales de cine nomás a chupar. Es cierto, venden y promocionan películas mexicanas, pero se debe más a l interés de productores y distribuidores que se acercan al stand del IMCINE (eso cuando se les ocurre poner uno) o en el mejor de los casos porque son los propios cineastas y productores mexicanos que hasta con fotocopias de carteles y postales andan difundiendo su material. Cuarón criticó duramente al IMCINE porque no apoyó financieramente a la cinta “Batalla en el cielo” de Carlos Reygadas, la cual tenía invitación directa a la Mostra. Y como la película no se pudo terminar, quedó fuera de una de las secciones de la Mostra de Venecia. *** OBSESIÓN CINÉFILA

Cinemark hace fiesta a la mexicana

Aprovechando el fervor patrio, la cadena exhibidora Cinemark lanza por tercera ocasión el ciclo “Cinemark a la mexicana”, donde dedica todo un día a la exhibición de cine mexicano.

“Cinemark a la mexicana” es una fiesta para apoyar y exhibir cine mexicano, donde Cinemark aprovecha la ecléctica distribución geográfica de sus cines para ofrecer una amplia oferta de cintas que en ocasiones no tuvieron la promoción adecuada o de que aquellas que rompieron records en taquilla y que mucha gente se quedo con ganas de verla nuevamente.

Y es que Cinemark además de vestir sus salas con los colores patrios el próximo 9 de septiembre, también aprovechará para poner su granito de arena por medio de dos interesantes medidas.

La primera consiste en respetar el precio del boleto que será de 10 pesos, costo que se ha mantenido a lo largo de estos tres años en que se ha realizado el evento.

La segunda medida, es que Cinemark donará al FIDECINE (Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, destinado al apoyo de proyectos con visión comercial) la totalidad de los ingresos en taquilla de ese día.

Es decir, la gente va a disfrutar cine mexicano y dona 10 pesitos a través de Cinemark para que se sigan financiando la filmación de más películas mexicanas.

A partir de las 10 de la mañana, los 27 complejos de Cinemark abrirán sus puertas desde Tijuana hasta Cancún para exhibir 15 largometrajes mexicanos que sumarán un total aproximado de 1200 funciones.

La respuesta del público ha sido muy positiva y se espera que entre mas gente conozca de este evento, se pueda recabar más dinero.

Y es que hace dos años, cuando se realizó por vez primera “Cinemark a la mexicana” 56 mil 319 espectadores visitaron los cines y el año pasado la cifra aumentó a 66 mil 51, dando como resultado una recaudación en taquilla de trescientos mil pesos.

En la edición 2004 de “Cinemark a la mexicana” se programarán las siguientes cintas: “Un día sin mexicanos”, “Nicotina”, “Matando cabos”, “El misterio del Trinidad”, “Recuerdos”, “Zapata”, “Fantasías”, “Tiempo real”, “Santos diablos”, “Las lloronas”, “La tregua”, “Magos y gigantes”, “7 mujeres, un homosexual y Carlos”, “Ya no los hacen como antes” y “Mónica y el profesor”.

Cinemark pone a su disposición sus cómodas salas, sus delicioso nachos y palomitas (por mucho, los mejores del país) para que se dé un atascón de cine mexicano este 9 de septiembre y de paso contribuya aunque sea de manera simbólica a la reconstrucción de nuestra alicaída industria.

OBSESIONES EN CORTO

Hablando de cine mexicano, Alfonso Cuarón, contagiado por el espíritu olímpico, se encargo de meter tremendo gancho al hígado y mandar a la lona a la gente del IMCINE. Lo declarado hace unos días en la Mostra de Venecia no es cualquier cosa. Vamos, hablamos de uno de los festivales con mayor cobertura del mundo. Claro, los ejecutivos del IMCINE no son precisamente un “pan de Dios”. Ellos solitos se han hecho la mala fama de ir a los festivales de cine nomás a chupar. Es cierto, venden y promocionan películas mexicanas, pero se debe más a l interés de productores y distribuidores que se acercan al stand del IMCINE (eso cuando se les ocurre poner uno) o en el mejor de los casos porque son los propios cineastas y productores mexicanos que hasta con fotocopias de carteles y postales andan difundiendo su material. Cuarón criticó duramente al IMCINE porque no apoyó financieramente a la cinta “Batalla en el cielo” de Carlos Reygadas, la cual tenía invitación directa a la Mostra. Y como la película no se pudo terminar, quedó fuera de una de las secciones de la Mostra de Venecia. *** Este escandalito que dejó aún más mal parado al IMCINE en el extranjero, no es poca cosa. Recordemos que Reygadas obtuvo varios reconocimientos por su opera prima “Japon” la cual incluso fue catalogada por los franceses como una de las mejores películas de la historia del cine. Me pregunto, si el IMCINE apoya sin chistar los bodrios de gente ya “consagrada” como Ripstein o Cazals que en teoría su larga trayectoria les debería de permitir conseguir dinero para sus propias películas, ¿porqué no hacerlo con alguien que, aunque su cinta no recuperará la inversión en el corto plazo, sí pondrá el nombre de nuestro cine en los reflectores mundiales? *** Y para que vean que el cine independiente mexicano es el que sigue dando satisfacciones, como muestra, el acto de magia de “El mago” en Montreal. *** “El mago” es una “modesta” ópera prima de Jaime Aparicio egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM (Cuec). La cinta obtuvo el premio Zenith de Oro a la Mejor Ópera Prima en la edición 28 del Festival de Cine del Mundo en Montreal. *** “El mago”, es un verdadero retrato cómico-mágico-musical de una parte de la realidad mexicana. Nomás échele un vistazo a la sinopsis: el filme recrea la historia de un mago callejero que al enterarse de que sufre una enfermedad terminal, decide saldar cuentas con su pasado. Su travesía cotidiana, se convierte en la búsqueda del perdón, la solidaridad y la reconciliación y para ello, el mago se hace acompañar de su asistente invidente, quien está involucrado en el tráfico de drogas. “El mago” tiene que enfrentar el remordimiento por la muerte del que fuera su mejor amigo, recuperar sus recuerdos como fotógrafo de la farándula y el reencuentro con el amor de su vida. Estos actos transformarán el sentido de sus últimos días de vida como un último acto de magia. La cinta cuenta con la participación estelar de Julissa, y las actuaciones de Erando González, Maya Zapata, Gustavo Muñoz, Juan Ángel Esparza y Claudia Goytia. *** “El mago” buscará seguir cautivando con su magia en otros festivales. Por lo pronto se va al certamen de Biarritz, del 27 de septiembre al 3 de octubre. Probablemente se estrene en México el siguiente año, luego de su paso por la Muestra de Guadalajara.*

Correspondencia con esta columna comico-mágico-musical:

obsesionesmx@yahoo.com.mx



0 comentarios: