viernes, 10 de diciembre de 2004

Los Increíbles



Basta recorrer en números las proezas que Pixar lleva realizadas en el cada vez más competitivo escenario de la animación cinematográfica para entender sin dificultades por qué el ascendente estudio decidió que en su primer largometraje protagonizado por seres humanos la atención recayera en una familia disfuncional de superhéroes.

En un lapso de apenas nueve años, que se extienden desde el resonante éxito de “Toy Story”, “Bichos”, pasando por “Monsters Inc” y llegando a “Buscando a Nemo” (hasta hoy, la película animada más taquillera de todos los tiempos), las producciones de Pixar recaudaron más de 2.500 millones de dólares en todo el mundo.

“Los Increíbles” narra las aventuras de una familia de ex súper héroes que redescubre la verdadera fuente de su poder en cada uno de sus miembros.

Habiendo sido en el pasado uno de los enmascarados combatientes del crimen más importantes del mundo, Bob Parr (también conocido como Mr. Increíble) luchó contra el mal en todas sus formas.

Pero quince años después, él y su esposa Helen (una famosa súper heroína por derecho propio conocida como Elastigirl) se han visto obligados a convertirse en civiles comunes y corrientes y retirarse a los suburbios, tras acogerse al programa de “reubicación de súper héroes”. Hoy en día viven como simples mortales y llevan vidas ordinarias junto a sus hijos, que también hacen lo imposible por parecer “normales”.


© Walt Disney Pictures / Pixar Animation Studios

Como agente de seguros, lo único contra lo que Bob lucha últimamente es el aburrimiento y el exceso de peso.

Deseoso de acción, Bob obtiene su oportunidad cuando una misteriosa persona lo cita a una remota isla para una misión altamente secreta.

Lo que no sabe es que, tras esta invitación se encuentra un hombre dispuesto a todo por convertirse en súper héroe, Síndrome, por más que no tenga poderes especiales.

Ahora, con el futuro del mundo en peligro, Bob deberá contar con su familia para salvarnos a todos. Para ello, Dash y Violeta (los hijos de Mr. Increíble) tendrán que aprender a "entender" sus poderes y a utilizarlos para el bien.

La cinta es dirigida por Brad Bird, un director de dibujos animados de culto, al haber sido el creador de “El gigante de hierro”, un filme que hoy en día es objeto de reverencia por miles de fans alrededor del mundo, pero que en su momento fue mal promocionado y por ello fracasó en la taquilla.


© Walt Disney Pictures / Pixar Animation Studios

Sin embargo, para Bird sucedió lo increíble y tras el lanzamiento de “Los Increíbles” en los Estados Unidos, “The Iron Giant” fue, a pedido del público, reestrenada en algunas salas.

Bird es todo un personaje en la industria de la animación.

En 1985 había escrito, dirigido y producido el episodio animado de “Amazing Stories” llamado “Family Dog”, luego se incorpora al equipo artístico de “Los Simpsons”, “The Critic”, y “El rey de la colina”.

Lo que en la TV es guión y buenas ideas traducidas en gags que deben sostener temporadas enteras, en el cine es destreza técnica y mucha inversión: 92 millones de dólares para ser más exactos.

“Los increíbles” se perfila para ser una cinta que rompa records en taquilla por un sencilla razó: es un producto versátil pensado para agradar a chicos y grandes.


© Walt Disney Pictures / Pixar Animation Studios

Y es que a pesar de su enorme éxito comercial y de momentos humorísticos casi geniales, la anterior película de Pixar “Buscando a Nemo” se resentía de una línea argumental demasiado Disney, con ese pececito que no dejaba de ser una versión acuática del insufrible Bambi.

Uno intuía que la compañía de animación reprimía demasiado potencial limitándose a hacer películas para toda la familia con la intención de llenar cines con gente de todas las edades.

Esta nueva película tiene un enfoque bastante más adulto, sobre todo en su primera (y mejor) mitad, donde se habla de la crisis masculina de los 40 con un humor bastante amargo y, en ocasiones, incluso sutil.

La desaparición de los superhéroes clásicos de la que hablaron gente como Frank Miller o Alan Moore se da aquí de manera más cómica y se atribuye a la obsesión yanqui por las demandas y a la política populista, en lo que supone un irónico discurso sobre la muerte del sueño americano.

De manera acertada, esta degradación social se asocia a la añoranza de la juventud está representada con ese Bob (al que da “rostro” y voz Craig T.Nelson, uno de los “hombre de familia” más representativos del cine norteamericano) que huye en secreto por las noches junto a su amigo Frozone (un Samuel L. Jackson más alivianado que nunca) para hacer el bien, como si ambos se fueran de parranda.

Lo que Pixar demuestra con este filme es que las películas animadas pueden contar con innovaciones estéticas (un notable trabajo 3-D), guiones sólidos, personajes complejos (y en especial entrañables) y una acidez e irreverencia que años atrás (en los tiempos de moralejas y fábulas moralinas a lo Disney) hubiese sido inconcebible.

Por todo esto, “Los increíbles” es una de esas películas que nadie debe perderse, digna de ser disfrutada por cinéfilos y público general.

En especial para los que saben de primera mano que sobrevivir a la rutina laboral puede ser más difícil que ser un paladín de la justicia.

Nuestra Opinión: @@@@

Los Increíbles
(The Incredibles, Estados Unidos 2004)
Dirección y guión: Brad Bird
Fotografía: Andrew Jiménez, Patrick Lin, Janet Lucroy
Música: Michael Giacchino, Tim Simonec
Voces versión original: Craig T. Nelson, Holly Hunter, Samuel L. Jackson, John Ratzenberger, Elizabeth Peña, Wallace Shawn, Jason Lee
Doblaje al español: Victor Trujillo, Consuelo Duval, Omar Chaparro, Martín Hernández
Duración: 121 minutos
Distribución en México: Buena Vista International
Estreno en México: 17 diciembre
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta increíble columna:

codigocine@yahoo.com


0 comentarios: