viernes, 31 de diciembre de 2004

Recuento 2004

- Aumenta la afluencia de público a los cines
- Cine mexicano, menos películas pero más ganancias
- Las cadenas exhibidoras siguen su crecimiento en el siguiente año
- Y para cerrar, nuestra lista con las mejores películas

Aparentemente, este año que concluye fue bueno para la industria cinematográfica mexicana.

Lo dicen los números presentados por Miguel Angel Dávila, presidente de la CANACINE (Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica).

Desde luego, los números pueden leerse e interpretarse de la manera que a cada quien convenga.

Según la CANACINE, este año México tuvo un crecimiento superior en términos de asistencia a las salas cinematográficas con un 20 por ciento más con relación al 2003, mientras que Estados Unidos sólo creció en un 4 por ciento, Canadá 13 por ciento y España 5 por ciento.

Como decíamos, estas cifras son engañosas.

En Estados Unidos una súper producción se llega a estrenar en por lo menos 3400 salas, cuando aquí en México rara vez se supera las 500 copias. Así que tampoco hay que echar las campanas al vuelo.

Ahora que si nos aclaran que este año 165 millones de personas asistieron al cine a diferencia del 2003 donde la cifra fue 136 millones de cinéfilos, la cosa cambia un poco.

Pero es de necios que el también director de Cinemex ande brincando de gusto diciendo que la asistencia a los cines creció más que en Estados Unidos, cuando ellos cuentan con miles de salas y nosotros incluso hemos tenido que cerrar algunos cines.

Un dato un tanto paradójico.

Siguiendo con el informe, en 2003 se vendieron 137 millones de boletos, en 2004 la cifra cerrará en unos 152 millones de boletos.


Fue la película más taquillera en México

El total de la taquilla nacional para 2004 también creció en un 20 por ciento, con 5 mil 460 millones de pesos, contra los 4 mil 500 millones del 2003.

Dávila explicó que el ingreso por película creció en un 18 por ciento, es decir, que cada filme en promedio en México recibió 20 millones de pesos, comparado con los 17 del año pasado, “que se logran además sin un incremento en el precio de los boletos”.

¿No hubo incremento en los boletos?

Tal vez en Cinemex, porque en otras cadenas de cines incrementaron de 2 a 4 pesos el precio en taquilla.

Ni que decir de la dulcería. Los precios son una verdadera grosería.

¿Pagar 25 pesos por un vaso de refresco de 750 mililitros cuando en tiendas el litro de refresco cuesta 8 pesos?

O las palomitas. El sobre para preparar en microondas cuesta no más de 4 pesos y en los cines las venden hasta en 30 pesotes. Un verdadero crimen.

Por eso decimos que son cifras engañosas. No nos hagamos tontos. La gente ha dejado de ir al cine a diferencia de otros años.

Las cifras en taquilla de este 2004 apenas comienzan a retomar los niveles registrados antes de los atentados del 2001.

De hecho, ante las aperturas de nuevos complejos de varias cadenas en todo el país, este “crecimiento” se antoja pobre.


Maremotos. La ficción superada por la realidad

De los 270 estrenos de este año, los estadounidenses representaron el 57 por ciento del total de cintas en cartelera, y el 85 por ciento de la taquilla, las películas de otras partes del mundo, sin incluir a México, representaron el 36 por ciento de estrenos en cartelera, pero el 10 por ciento de la taquilla.

Dávila agregó que las películas que más ingresos recibieron el año pasado fueron las de doble AA, mientras que este 2004 los filmes que tuvieron un mayor empuje fueron los de categoría A.

Esto debido principalmente a Shrek 2, que fue la cinta más importante en 2004 y que además rompió récord de taquilla a nivel nacional, y de todos los tiempos, con 316 millones de pesos, además, cintas como “El hombre araña 2”, “El día después de mañana” y “Los Increíbles” lograron incrementar la recaudación.

El presidente de la Canacine informó además que al cine de arte no le fue tan bien durante 2004, porque representó el mismo porcentaje de estrenos que el año pasado, un 30 por ciento, sin embargo, la asistencia que refiere la película de arte disminuyó de 88 mil personas en promedio, en 2003, a 26 mil, una caída muy importante.

Es decir, la gente solo tuvo dinero para ver cine palomero, para llevar a la familia o bien para ir con los amigos.

Y créame que la asistencia al cine de arte es un punto de referencia para conocer el estado real de la economía de los mexicanos.

INTERMEDIO

I.- ¿Y el cine mexicano?

A diferencia del 2003 en que se estrenaron 25 películas mexicanas, en el 2004 llegaron a cartelera 17, pero mientras el año pasado cada una de las cintas obtuvo en promedio 10.3 millones de pesos, ahora las películas tuvieron un incremento en su recaudación de 15.6 millones de pesos.

Para sorpresa de muchos, “Un día sin mexicanos” de Sergio Arau se convirtió en la cinta mexicana más taquillera al obtener un total de 66 millones de pesos, después “Matando Cabos” con 62 millones y “Zapata” que a pesar de ser un fracaso tanto de crítica como económico, consiguió 40 millones.

Esto es para destacarse, tomando en cuenta que salvo dos o tres excepciones, la mayoría de esas 18 películas fueron verdaderos bodrios.


La mejor película mexicana del 2004

Sin embargo, todo tiene un límite.

Luego de las porquerías programadas durante el primer semestre del año, la gente dejó de confiar en el cine mexicano.

Películas como “Cero y van cuatro”, “Santos Peregrinos”, “Conejo en la Luna” y “Temporada de Patos” con diferente tipo de propuesta pero que compartieron la característica de ser entretenidas, tuvieron un mal desempeño en taquilla. Quiere decir que la gente ya no quiso arriesgarse a más experimentos.

En el 2005 hay producción cinematográfica nacional garantizada.

Durante 2004 el Estado apoyó la realización de 41 películas, cinco de ellas aún están en su etapa de rodaje, 18 en post-producción y dos ya fueron concluidas, mientras que las restantes están previstas para recibir beneficios en 2005.

Significa entonces que 25 cintas se filmaron este año por el IMCINE y 11 más fueron rodadas por cineastas independientes quienes no recibieron apoyos, de manera que suman un total de 36, y en relación con 2003, que se filmaron 29, hubo un crecimiento de 20 por ciento.

Además este año se asignaron 150 millones de pesos que fueron canalizados al FIDECINE (Fondo de Inversión y Estímulos al Cine Mexicano, apoya a proyectos comerciales), mientras que al Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine, apoya a proyectos de corte alternativo) más de 180 millones de pesos que provinieron de los recursos no impugnados del peso en taquilla, que también se canalizó al financiamiento de más producciones.

Hay que cruzar los dedos para que salgan cosas un poquito más decentes.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, 2005 no "pinta" mal, ya que en lugar de 150 asignaron 140 millones de pesos, pero aún así están en espera de que se publique el informe, más un remanente adicional para que haya 170 millones de pesos para los dos fondos que impulsa el Imcine.

Para lograrse esta aprobación, mucho influirá el artículo 226 de la Ley de Ingresos que permite el estímulo fiscal hasta del 3 por ciento, pues los productores podrían hablar con las empresas privadas y las personas físicas para que pongan hasta este porcentaje de su ISR (Impuesto Sobre la Renta) en las películas y aún están por definirse las reglas de acreditación para ese apoyo con la Secretaría de Hacienda.

Veremos si el gobierno es capaz de fajarse los pantalones para impulsar una industria que genera inversión y nuevos empleos.

II.- Porque ustedes no lo pidieron, va nuestra lista de las que fueron a nuestro gusto, las mejores películas exhibidas en la cartelera mexicana en este año que concluye.

Lo mismo hay cine palomero que películas “de arte”: “La joven con el arete de perla”, “Big Fish”, “Mis últimos días. Las invasiones bárbaras”, “Reconstrucción”, “Retratando a la familia Friedman”, “Fahrenheit 9/11”, “A los trece”, “Momentos de perdón”, “Perdidos en Tokio”, “Tierra de Sueños”, “María eres llena de gracia”, “Suite Habana”, “Héroe”, “Los increíbles”, “Hellboy”, “Avalon”, “Temporada de Patos”, “Matando Cabos”, “Mil Nubes de paz”, “Capitán de mar y guerra”, “Oceanos de Fuego”, “House of Sand and fog”, “El abrazo partido”, “Eterno Resplandor de una mente sin recuerdos”, “La mala educación”, “Collateral”, “Te doy mis ojos”.

Tal vez por ahí se nos fue alguna cinta, lo que sí es que casi todas las películas antes mencionadas fueron comentadas en su momento en este espacio.

¿Usted ya hizo su lista?

OBSESIONES EN CORTO

El mercado en exhibición en México sigue su crecimiento. Cinepolis que dirige Alejandro Ramírez y que es el líder con el 45 por ciento de la taquilla nacional, para el 2005 incorporará otras 200 pantallas a las mil 200 con las que cerrará este año. Su avance implicará unos 100 millones de dólares y se sustentará básicamente en su flujo. Entre sus novedades está la reciente apertura de su pantalla IMAX en Perisur cuya respuesta ha sido favorable, agotando diariamente todas sus funciones. *** El siguiente proyecto de esa índole arrancaría en marzo en Monterrey en Valle Oriente, hay otro más en Guadalajara, amén del ya conocido en el Hipódromo de las Américas y que iniciará hasta 2006. *** Por lo que hace a Cinemex que tiene 18.5 por ciento del mercado, invertirá 60 millones de dólares el año que viene para arrancar 66 salas en el DF, Puebla, Guadalajara y Morelia. A la fecha Cinemex tiene 413 pantallas en 37 complejos, de los cuales 32 están en la capital. Las otras dos firmas representativas de este negocio son MM Cinemas de Francisco González con 14 por ciento y Cinemark de Roberto Jenkins. *** La última columna del 2004 y nos vamos. Viene un año muy movidito, con muchos estrenos, festivales, ciclos y retrospectivas. Nosotros como ya es costumbre, nos esforzaremos por mantenerlos bien informados. Mientras tanto, les deseamos un 2005 lleno de buen cine y mucha salud. Pásenla rico. Un abrazo.*

Correspondencia con esta cinematográfica columna:

codigocine@yahoo.com



0 comentarios: