miércoles, 5 de enero de 2005

Una historia infiel

Ya hemos comentado en alguna ocasión que uno de los componentes más atractivos que ofrece el cine australiano está constituido por esos inmensos paisajes desérticos o semidesérticos cruzados, cuando las hay, por carreteras interminables que parecen no conducir a ninguna parte.

Esos paisajes sugieren un territorio inabarcable y a la vez abismal, de allí que haya proliferado en Australia una vertiente del cine fantástico asociado a las pesadillas del fin del mundo o del fin de la civilización, esas que dieron lugar, por ejemplo, a la trilogía de “Mad Max”.

De allí también que las road movies australianas, fantásticas como “Mad Max”, pero también las no fantásticas, muestren una geografía en medio de la nada, casi sin referentes urbanos ni puntos de partida o llegada.

Una vez más nos topamos con esa topografía característica en “Una historia infiel” (horroroso titulo al español que nada tiene que ver con la historia) donde el ensanchamiento del encuadre sirve a los fines de un relato de vínculo intercultural.

Se trata, en este caso, de la relación que se establece entre Sandy Edwards, una geóloga australiana, interpretada por la ahora internacionalizada Toni Colette (que se dio a conocer como la gordita de “La boda de Muriel”) y el joven empresario japonés Hiromitsu (Otaru Tsunashima).


© Artecinema

Lo que empieza para Sandy como una poco grata tarea de conductora y guía del visitante extranjero por tierras y minas, en la que todo parece distanciarlos, se torna debido a una dificultad, y en medio del aislamiento del inmenso paisaje natural, en un vínculo de atracción en el que la geóloga toma la iniciativa y, en cierta medida, invierte el tradicional juego erótico hombre-mujer.

Otro accidente, de consecuencias trágicas, altera a continuación y por segunda vez el curso del relato.

Ambos se enfrentarán a situaciones límite en medio del desierto donde Sandy e Hiromitsu (quien es un hombre casado, de ahí el titulo de Una Historia Infiel), aunque opuestos en cultura y estilos de vida, se despojarán de sus demonios y de todo lo que ellos creían saber de su opuesto.

Sue Brooks, la afamada directora australiana nos presenta un drama romántico llevándonos al interior de cada uno de sus personajes, utilizando largos silencios enfocándonos a desnudar a Sandy y Hiromitsi en este road movie, filmado en los impactantes escenarios rojizos Australianos.

La interacción de los dos personajes, demuestra que tanto pueden llegar las relaciones humanas y conllevarse con sus diferencias (muchas veces bien distanciadas).


© Artecinema

Durante su corta convivencia, ambos intercambiaran sus modos operanti, hábitos, costumbres, valores, defectos e incluso compartiremos a una pequeña clase de idioma ingles y japonés.

Confrontación de universos distintos, descubrimiento de sensaciones y afectos nuevos, “Una historia infiel” trabaja el factor sorpresa, fuera de las coordenadas del thriller, en el marco de una historia de amor atípica en la que se mitiga el romanticismo habitual.

El relato modula un ritmo distendido en el que se establece una suerte de alianza entre la amplitud del espacio y la sensación de un tiempo que se alarga.

Cortometrajista dos veces premiada en el Festival de Sidney, la australiana Sue Brooks (Victoria, 1953) trabaja regularmente para TV. Su debut en el largo con Road to Nhill (1997) obtuvo el Gran Premio del Festival de Tesalónica (Grecia).


© Artecinema

“Japanese History”, su segundo trabajo, arrasó con los premios de la Academia del Cine, la crítica y el público de su país.

Es imposible imaginar que Sue Brooks ignore Hiroshima mi amor (Alain Resnais, 1959) en la que la pluma de Duras imagina una relación intercultural compleja y atormentada, pero la realizadora australiana se mueve a un nivel más cotidiano, aunque igualmente dependiente de la brevedad del tiempo.

Y es que Sue Brooks nos presenta un drama romántico llevándonos al interior de cada uno de sus personajes, utilizando largos silencios enfocándonos a desnudar a Sandy y Hiromitsi, creando un paraíso en los corazones de estas dos personas, en medio del infernal desierto australiano.

“Japanese History” es una profunda reflexión sobre la frágil naturaleza de la vida la manera en que el destino vestido de tragedia, puede intervenir para que nuestros mundos internos salgan a flote, dejando al descubierto las virtudes de un corazón apasionado.

Nuestra Opinión: @@@@

Una historia infiel
(Japanese Story, Australia 2003)
Dirección: Sue Brooks
Guión: Alison Tilson, Sue Brooks
Fotografía: Ian Baker
Música: Elizabeth Drake
Con: Toni Collette, Gotaro Tsunashima, Matthew Dyktynski, Lynette Curran, Yumiko Tanaka
Duración: 100 minutos
Distribución en México: Artecinema
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta infiel columna:

codigocine@yahoo.com


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow, marvelous blog format! How long have you been
running a blog for? you made blogging glance easy. The entire glance of your site is
excellent, as smartly as the content material!


http://up2date.us/index.php?do=/blog/51775/concerning-small-business-web-design/
http://www.chat-syria.com/blog/8496/easy-software-applications-regarding-small-business-web-design-features/

Also visit my blog ... karkas