lunes, 4 de julio de 2005

Hollywood se queda sin público

- Se encienden los focos rojos en la industria hollywoodense
- Efecto dominó en la taquilla mexicana
- Distribuidores y exhibidores mexicanos no pasan de la angustia: no les salen las cuentas


En Estados Unidos al igual que en México y el resto del mundo, se siguen abriendo complejos de cine. Tan sólo en la Unión Americana, una sola película puede llegar a ser exhibida en más de tres mil cines, caso de “La guerra de los mundos” que se está proyectando en 3908 salas.

A pesar de los éxitos de este año como el “Episodio III”, “Sr. y Sra. Smith”, “Batman Inicia”, “Cruzada”, “Madagascar” o “La intérprete”, la recaudación en la taquilla norteamericana ha tenido una caída del 6% y la tendencia de las últimas 18 semanas revela un panorama francamente malo para los siguientes meses.

Según las cifras aportadas por la empresa Exhibitor Relations, especializada en la medición de resultados de taquilla, Hollywood ha recaudado con sus estrenos en lo que va de año un total de 4100 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá.

Una cifra nada desdeñable, pero que está un 6% por debajo de los 4.330 millones de dólares que habían amasado el año pasado a estas alturas.

Si se tiene en cuenta el aumento en los precios de las entradas, el número de espectadores que han ido al cine este año representa una baja del 9% respecto al 2004, según cálculos de la industria.

Y si en Estados Unidos la gente está dejando de ir al cine, ya ni le cuento lo que está pasando en México y otros países.

Dicen los expertos que los 371 millones de dólares que recaudó “La pasión de Cristo” explican en parte la fuerte diferencia con los ingresos del pasado año.

Pero el filme religioso se estrenó en Estados Unidos coincidentemente con la época de Pascua, normalmente un momento bajo en la taquilla, y su éxito tiene poco que ver con la llamada temporada de verano, crucial para Hollywood.

La industria del cine en Estados Unidos obtiene un 40% de sus ingresos de taquilla durante los meses de verano. Y por el momento los ingresos desde la primera semana de mayo no superan 1340 millónes de dólares, la cifra de recaudación más baja registrada en la taquilla estadounidense desde el verano de 2001.

Las protestas por parte del público estadounidense son cada vez mayores puesto que algunos ya no están tan contentos en pagar entre 8 y 14 dólares por boleto en taquilla, sin contar lo que desembolsan en la dulcería por cada visita al cine. Una queja válida, dado que los precios de las entradas subieron este año del orden en el 3%, lo que no dejó conforme a nadie: ni a los productores ni a los cineastas.

Pero el incremento es similar a la que sufrieron los aficionados al cine el pasado año y pese a todo siguieron llenando las salas.

¿Por qué la gente ha dejado de ir al cine en un año caracterizado por cierta estabilidad económica?

Otra razón que aducen los expertos es el crecimiento del mercado del DVD. Y es que hace cinco años, el número de reproductores de DVD en Estados Unidos era de unos siete millones. En la actualidad son más de 70 millones. Este mercado al alza puede estar minando la experiencia de ir al cine, aunque no todos los críticos coinciden.

Para terminar de darles este panorama desesperanzador, les damos un dato más preocupante.

De acuerdo a una encuesta levantada para la agencia informativa AP y AOL, muchos estadounidenses están desilusionados por la pobre calidad de las películas en cartelera además de que prefieren ver películas en sus casas.

Un 73% de los encuestados dijeron que preferían quedarse en casa y ver una película en su reproductor digital o a través de los sistemas de cable.

La cifra es más del triple del 22% que expresó la preferencia de ver una película en una sala de cine.

Los encuestados jóvenes, solteros y graduados universitarios fueron los que respondieron con más frecuencia que prefieren ver películas en las salas de cine.

Casi la mitad de los encuestados, un 47%, opinó que las películas del presente son peores que las de antes, en tanto que un tercio opinó que son mejores.

Los encuestados dijeron preferir en primer lugar las comedias, seguidas por los dramas y por las películas de acción y aventuras.

La encuesta fue tomada los días 13 al 15 de junio entre un millar de adultos, y tiene un margen de error de un 3% en un sentido u otro.

La desaparición de las salas de cine se muy difícil en el largo plazo.

La proliferación de nuevas tecnologías como el formato IMAX, los proyectores digitales o bien la implementación de pantallas flotantes, entre otros adelantos, harán que la gente siga asistiendo a los cines, aunque ya no en las mismas cantidades que antes.

OBSESIONES EN CORTO

Luego de que en diciembre Miguel Angel Dávila diera un reporte excesivamente optimista sobre lo ocurrido en el 2004 en materia de cine, por arte de magia la CANACINE (Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica) en su reunión aunual efectuada la semana pasada en Mérida, externó su preocupación ante la baja asistencia a los cines.*** Nosotros en su momento dimos en este espacio nuestra opinión respecto a que las cifras dadas por este organismo que agrupa a toda la industria del cine en México estaban fuera de la realidad. El tiempo nos dio la razón. *** Según datos proporcionados por Miguel Angel Dávila, director de Canacine, en México la recaudación en taquilla también ha caído un 6 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. Curiosamente en el primer trimestre del 2005 las cifras superaron a las del 2004, pero al igual que en la taquilla norteamericana, los últimos meses han sido malos. Las esperanzas de distribuidores y cadenas de cine están puestas en lo que puedan recaudar películas como “La guerra de los mundos”, “Los cuatro fantásticos”, “King Kong” o la nueva entrega de “Harry Potter”. *** Y ya para que Canacine salga a decir que les está yendo mal, es porque efectivamente la gente está dejando de ir al cine de manera importante. *** A diferencia de Estados Unidos, la industria de venta y renta en DVD no se encuentra tan desarrollada. En México el factor piratería es decisivo. Las pérdidas de distribuidoras y exhibidores son ya de millones de dólares debido a la piratería, de ahí que la Canacine esté por proponer al Congreso una reforma a la ley para que la piratería se castigue con carcel, tanto para el que venda, como para quien compre. La medida puede sonar extrema, pero no se ve otra salida. Las cifras son arrolladoras: 70% creció en México en el último año la piratería de películas en formato VCD y DVD lo que genera 40 millones de boletos menos. *** Datos de la Motion Pictures Asociation indican que México ocupa el primer lugar de piratería de películas en América Latina, por encima de Brasil, Perú y Colombia. De hecho, nosotros nos hemos convertido en exportadores de películas piratas. *** Exhibidores como Cinemex y Cinépolis están por abrir este año varios complejos en el país, aunque cada vez ven lejana la posibilidad de una pronta recuperación de la inversión. *** Tal vez una buena idea para combatir la piratería y fomentar la recuperación en taquilla sea que se adopte el esquema de Argentina, donde todas las cadenas de cine, incluyendo aquellas con presencia internacional como Cinemark tuvieron que bajar sus precios, no drásticamente, pero sí lo suficientemente atractivos para que la gente regresara al cine. Pero los exhibidores insisten en hacer todo lo contrario y así no se puede, lo único que se genera es un interminable círculo vicioso donde al final, quienes terminan perdiendo son los propios dueños de las salas de cine al tener que cerrar complejos.*

Correspondencia con esta financiera columna:

codigocine@yahoo.com





.

0 comentarios: