miércoles, 17 de agosto de 2005

Rosario Tijeras

Con sus respectivas reservas, podemos comparar a “Rosario Tijeras” como la versión femenina de “La virgen de los sicarios”, al menos para dar una idea aproximada a nuestros lectores de la película que está causando sensación en Colombia a sólo unos días de haber sido estrenada.

Ambas películas tienen mucho en común: son las adaptaciones cinematográficas de exitosas novelas, abordan el tema de la violencia en Colombia desde un punto de vista distinto y hay exaltadas historias de amor involucradas, por mencionar algunas coincidencias que resaltan a primera vista.

“Rosario Tijeras” es una adaptación fiel de la novela homónima de Jorge Franco, autor perteneciente a la llamada nueva generación de escritores jóvenes -todos mayores de 40- colombianos post García Márquez, caracterizados por la crudeza y el realismo extremo -ya no mágico.


Portada de una de las ediciones del libro "Rosario Tijeras"

El filme da cuenta de la vida de una sensual y a la vez peligrosa asesina a sueldo, mostrando una realidad común del mundo oscuro de Medellín, realidad que igualmente refleja la vida en muchas zonas similares de Colombia y otros países.

Rosario es una bella mujer, de unos 20 años, con una mirada inocente y pistola oculta lista a ser usada.

De ella se dicen muchas cosas, como por ejemplo que es amante de Pablo Escobar.

Algo es seguro. Se hizo fama por matar a los hombres cuando los besa, además de emplear excéntricas y profundas frases no exentas de verdad como “amar es más difícil que matar”.

Tanto en la obra literaria como en la cinta, la propia heroína explica su sobrenombre, al contar cómo cortó con unas tijeras los testículos de un hombre que abusó sexualmente de ella. Desde entonces, siendo muy niña, se lanzó a las calles de Medellín siendo protegida por matones y capos de las drogas.


Flora Martinez da vida a "Rosario"

La novela de Franco y la película de Maillé cuentan los lazos de amistad que surgen entre Rosario y dos jóvenes, lo que a la postre se convertirá en un tórrido y violento triángulo amoroso.

“Rosario Tijeras” es una coproducción de México, Colombia y España que costó alrededor de 2 millones 500 mil dólares y tiene entre sus protagónicos, además de la espectacular Flora Martínez, al español Unax Ugalde, al mexicano Rodrigo Oviedo y al colombiano Manolo Cardona.

Para el estreno de la cinta en Colombia, la producción trasladó a un numeroso contingente de periodistas provenientes de diferentes partes del continente y Europa, entre ellos desde luego, no podían faltar los mexicanos habituales de la fuente de cine.

En conferencia de prensa posterior a la glamorosa premiere, los periodistas no se aguantaron las ganas de preguntarle al realizador Emilio Mallé antes que cualquier cosa, cual era el rostro de Medellín que mostró en la película, porque la mayor parte de las personas en América Latina tienen un concepto deteriorado del país colombiano.

“Una ciudad tranquila, pero lista para matarte en cualquier momento. Con una energía particular, muy de América Latina, donde las cosas explotan. Medellín se muestra como la respiración que se necesita para volver a meterse a la montaña rusa que es la vida de Rosario. Quería retratar una ciudad poética, no documentarla”.

Mallé, con experiencia previa en algunos documentales, habló sobre los riesgos que tuvo que asumir en su ópera prima y lo que buscó plasmar en la misma.

“El primer riesgo que tuve en esta adaptación es que era mi primer ficción. Nadie te explica cómo son las cosas. Del libro al guión, del guión al rodaje, de éste a la edición hasta lo que es la película. Parecía que ella sola, como Rosario, fue tomando vida propia y rigiendo su destino. Era algo orgánico que nos llevaba a todos cada día y cambiaba las cosas con más fuerza”.

“Quise que a partir del guión los actores crearan los personajes. No quise basarme en la realidad.

Quisimos llevar a la realidad algo más íntimo. Agradezco la confianza de los productores en una cinta que fue un largo camino, porque cuando hablábamos de una cosa, luego aparecía la esencia del libro. Rosario es la vida y después la muerte; se metió en mi cabeza desde que leí un artículo sobre la novela, que posteriormente me hizo comprar el libro. Ya salió de mi cabeza y está en la de los demás. Espero que ese caos, ese torbellino que provocó ahora esté en los otros”.


Flora Martinez y Rodrigo Oviedo en una escena de "Rosario Tijeras"

Respecto al sentir del público luego de ver la película, Emilio Mallé comentó que de acuerdo a las reacciones en funciones especiales, las personas no saldrán indiferentes.

“El filme sin duda va a despertar cosas. En un foro de mujeres, después de ver la película, unas estaban con rabia, abatidas, otras despertaron momentos muy duros que siguen vigentes hoy. Alguien dirá, sí bueno, otra vez el Medellín de la violencia, tiene razón, pero pasó y está pasando. El norte de México está como Medellín al final de los 80’s.”

El también productor de “Sexo pudor y lágrimas”, Matthias Ehrenberg, nos habla de sus razones para haber apoyado esta cinta y también del porqué la gente tiene que irla a ver.

“Es una super buena historia. Vimos el potencial de la novela para llevarla al cine. Obviamente nunca esperas obtener un éxito como el que tuvimos al final, pero el resultado afortunadamente se dio, tenemos una buena película basada en una buena novela.

La gente tiene que ir a verla porque es una gran historia de amor, el público va a poder identificarse con esta historia. Es una película para gente grande, para mujeres, para hombres, para jóvenes. Es una historia muy íntima, muy universal, muy colombiana, pero también es una historia mexicana. Es buen cine y hay que ver buen cine”.


"Rosario" en la discoteca. El antro tiene un importante papel dentro de la cinta

Claro, había que preguntarle a don Matthías el porqué andar produciendo en Colombia y no en México.

“Nosotros nos fijamos en las historias, no tanto en las nacionalidades. “Rosario Tijeras” nos cautivó desde el momento en que leímos la novela. Además, Colombia se está preocupando mucho por incentivar fiscalmente a quienes desean filmar en ese país, creo que fue otro factor que nos llamó atrajo. Pero nosotros estamos dispuestos a entrarle a cualquier proyecto”.

El filme, ya se estrenó con 80 copias (una cantidad muy grande para una cinta de corte “nacional”) en Colombia. España espera su estreno en septiembre, mientras que febrero es la fecha tentativa para su exhibición en Estados Unidos, México, Francia y Brasil, entre otros países.

“Rosario Tijeras” es un ejemplo de que se puede hacer cine comercial bien hecho, exitoso y del agrado de la gente, sin tratar de olvidar o exagerar la problemática de violencia y narcotráfico que impera en el continente.

Rosario Tijeras
(Colombia-México-España-Francia-Brasil 2005)
Director: Emilio Maillé
Guión: Marcelo Figueras, basado en la obra homónima de Jorge Franco Ramos
Fotografía: Pascal Martí
Música: :Ruy García y Roque Baños
Con: Flora Martínez, Manolo Cardona, Unax Ugalde, Rodrigo Oviedo, Alonso Arias, Alejandra Borrero

articulo elaborado a partir de audios exclusivos proporcionados por Tania Rivera desde Medellin, Colombia para el observante

Correspondencia con esta sicaria columna:

codigocine@yahoo.com



.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!