viernes, 9 de septiembre de 2005

Soba

- Se estrena una película mexicana cien por ciento independiente
- Seis años se tardaron en terminar la cinta
- Acusan de censura económica al IMCINE y distribuidoras, nadie quiso poner un quinto, ni siquiera cuando la cinta fue invitada a festivales


Aún dentro de la limitada producción del cine mexicano podemos encontrar cosas sorprendentes, de manufactura independiente, alejadas de los sistemas de ayuda tanto gubernamentales como privados.

Haciendo una mezcla efectiva entre el cine de denuncia y el cine experimental, “Soba” culmina este viernes 9 de septiembre un largo camino de seis años para que la cinta fuera terminada y exhibida.

“Soba”, segundo largometraje de Alan Coton, es una película hecha bajo el sistema de cooperativa, la cual nació por la preocupación que existe respecto a la grave inseguridad que vive el país entero.


Alan Coton, Claudia Soberón y Dagoberto Gama. Foto: Nahum Torres / el observante

Coton, quien también fungió como guionista de la historia, se queja amargamente de la poca disposición de las instancias gubernamentales (IMCINE, FONCA) para apoyar su filme, pues a pesar de haber representado a México en varios festivales, no recibió un solo quinto para promover su cinta, lo cual es interpretado por el realizador como una “censura económica”, tanto de distribuidores como delos organismos gubernamentales.

El también director de “Sofía” presume de haber manejado un presupuesto “ridículo” para hacer el filme, ya que la producción tuvo un costo total de cien mil dólares, cuando una película en México se le invierte un promedio de millón y medio de billetes verdes.

Pese a lo limitado del presupuesto, “Soba” tuvo la audacia de ser filmada en 35 milímetros y en blanco y negro. El rodaje duró dos semanas, pero la post producción tardó en concluirse seis años por la falta de dinero, debido a que cada etapa del proceso de edición fue pagada conforme la producción reunía el dinero.


Claudia Soberón ha tenido diferentes participaciones en telenovelas de TV Azteca. En estos momentos se encuentra trabajando en la obra “Carta de la paz” en Cadiz, España. Asimismo tuvo un papel protagónico en la cinta italiana “The beat” a estrenarse a finales de año en ese país. Foto: Nahum Torres / el observante

Protagonizada por Dagoberto Gama y Claudia Soberón, “Soba” narra la trágica historia de una adolescente en pleno despertar sexual, la cual al encontrar en su padrastro la válvula de escape a sus deseos, termina por involucrar a su familia en un cruel destino.

Un judicial (Gama) venido a menos, aparece como la única oportunidad que tendrá Justina para salir del abismo.

Coton, quien ha sido asistente de dirección en películas como “Cilantro y perejil” y “En el aire”, nos comentó que “Soba” está inspirada en un caso que sucedió en Tláhuac donde tres niñas fueron secuestradas y violadas por la policía montada.

“Ese fue el disparador para hacer la película. Rápidamente me puse a escribir. No es posible que como sociedad tengamos que tenerle miedo a quienes supuestamente están para protegernos. En el guión se me ocurrió enfatizar una crítica a nuestro sistema de seguridad pública y de justicia. Al final, quedó una historia de amor dentro de un mundo violento” comentó el cineasta.


Para Dagoberto Gama “Soba” significa un segundo punto de partida en su carrera, pues siendo actor de teatro es a partir de la filmación de esta cinta cuando le caen en cascada propuestas para trabajar en proyectos fílmicos como “Amores Perros”, “De la Calle” y “El crimen del padre Amaro”, por mencionar algunas. Foto: Nahum Torres / el observante

“Soba” cuenta con las apariciones especiales de los hoy consagrados Jorge Zárate y del simpático y versátil Silverio Palacios (“Matando Cabos”, “Cero y van Cuatro”).

Alan Coton no quedó contento con el trato que le dieron a su cinta los censores de gobernación al darle la clasificación “C” (mayores de 18 años).

“Creo que vivimos una etapa de moches, porque en la película no pasa nada del otro mundo, todas las escenas que hay están muy cuidadas en todos los sentidos, en realidad es una película que juega mucho al espacio en off, las escenas violentas están fuera de cuadro, se marcan pero no se ven. No es una película tremendista ni nada por el estilo y sin embargo nos dieron una hermosa “C”, aclaró desconcertado.


Silverio Palacios le tiene mucho cariño a “Soba” . En declaraciones a esta columna, comenta que la experiencia vivida durante el rodaje nunca le hará perder el piso como actor. “Ahora que ya voy a tener un papel protagónico en la nueva cinta de de Daniel Gruener (“Morirse en Domingo”), bien podría pedir ciertos caprichos como tener un remolque de lujo, pero el recordar cómo tuvimos que limpiar la mierda que había en una caseta de policía que formó parte de las locaciones de “Soba”, hace que valores no sólo tu trabajo, sino que también no pierdas el piso y sigas alimentando esa pasión por el cine”. Silverio ha aceptado aparecer lo mismo en comerciales que en cortometrajes porque le gusta lo que hace y sobre todo, desea compartir su experiencia con aquellos que apenas comienzan sus pininos en la industria. Foto: Nahum Torres / el observante

La cinta no tiene distribuidora, pero tanto Coton como los productores lograron el apoyo de Cinemark. Gracias a ello, “Soba” se podrá ver con tres copias que iniciaran su recorrido en la ciudad de México y posteriormente en las 12 ciudades donde la cadena de cines tiene presencia.

Soba
(México 2004)
Dirección y guión: Alan Coton
Fotografía: Esteban De Llaca
Musica: Christian Arvesen
Con: Dagoberto Gama, Claudia Soberón, Miguel Loaíza, Hena Corzo, Jorge Zárate, Silverio Palacios
Duración: 84 minutos
Distribución en México: La Chancla Producciones - Cinemark de México

Correspondencia con esta violenta columna:

codigocine@yahoo.com



.

0 comentarios: