lunes, 24 de octubre de 2005

Blues en Los Ángeles

- Habana Blues
- Entre besos y tiros

Dos películas que se exhibieron con mucho éxito en el Morelia Film Fest.

El segundo largometraje de Benito Zambrano (“Solas”) se acaba de estrenar este viernes, mientras que la ópera prima de Shane Black inexplicablemente estuvo sólo una semana en la cartelera de la ciudad de México (se exhibió de manera simultánea en el Festival de Morelia y en los cines de la capital).

Las cadenas exhibidoras prefirieron darle paso a bodrios que estarán ocupando las salas algunas semanas, exprimiendo el dinero de la gente incauta que elige la película que va a ver en el momento en que llega a la taquilla, dejando sin posibilidades a la cinta del creador de “Arma Mortal”.

Ojala en el interior del país, la gente pueda darle su justo lugar y para quienes no la hayan visto (en la ciudad de México), sea una invitación para buscarla en dvd en los siguientes meses.

Las dos cintas que reseñamos a continuación, casualmente son distribuidas por Warner Bros, distribuidora que ha estado un tanto calladita este año, a la sombra de éxitos garantizados como Batman Inicia o la próxima entrega cinematográfica de HarryPotter.

Nos referimos a un drama rodeado de música en La Habana. El otro, una comedia negra que transcurre en las calles de Los Ángeles.

- Habana Blues



Tito (Roberto Sanmartín) vive con su abuela, una señora que transitó tiempos más prósperos, en tanto que Ruy (Alberto Yoel) comparte con Caridad (Yailene Sierra), la madre de sus dos hijos, la lucha cotidiana por sobrevivir.

Ella he tenido que dejar la facultad para dedicarse a la elaboración de artesanías.

Además de la pasión por la música, a Tito y a Ruy los une una entrañable amistad que los lleva a fantasear en exceso. Cuando menos lo esperan, ambos son descubiertos por una pareja de productores hispanos de paso por la isla, quienes perciben que el dúo, junto con su grupo musical, pueden convertirse en un éxito sin precedente en España y en los protagonistas de una larga gira que está dentro de los planes de esos promotores.

Para que Tito y Ruy hagan realidad su ilusión, deben dejar atrás a su familia, a sus amistades, a su tierra natal.

¿Son capaces de dejar de lado su vida cotidiana para abrazar su sueño?

En los últimos años, ha existido un boom de la música cubana, gracias en parte, al documental “Buenavista Social Club” que permitió dar a conocer el trabajo de grandes figuras del son cubano a nivel mundial.


© Warner Bros

Tampoco hay que menospreciar la trayectoria de solistas provenientes de la isla, quienes por décadas nos han deleitado con sus melodías.

De ahí que “Habana Blues” llame la atención, ya que sin ser ese su objetivo central, en la primera parte del filme, hace un breve pero sustanciosos recorrido por la escena musical actual de Cuba.

En el último lustro, en la Isla se ha consolidado el hip hop y el rock caribeño como nuevas y agresivas formas de expresión directa. Música y letras conviven, fluyen como limpias lenguas afiladas.

No es la Cuba de Compay Segundo ni de los Van Van, no hay son cubano, ni mambo, ni canción protesta.

Lo que suena en esta película es funky, trash metal, rap, reggae, entre otros géneros.

Es la Habana de hoy, la de los jóvenes que también aman el rock anglosajón y sus multiculturales variantes.


© Warner Bros

Artistas que manejan otro modo de plantearse las artes, en un mundo desconocido y exageradamente underground.

Jóvenes que no se tragan el rollo de la “revolución”, ideología que no les importa y que por lo tanto, les es ajena.

En medio de esa atmósfera de ritmos y canciones, el español Benito Zambrano decide contarnos la historia de un par de chavos que integran una agrupación musical, la cual de forma inesperada, recibe la oferta de unos productores españoles para abandonar Cuba y hacerse famosos en Europa. El único pero, es que el contrato es un tanto abusivo.

Hablar de la realidad cubana es a estas alturas caer en lugar común.

Todos saben que la opción que tomen será dolorosa: irse, sabiendo que posiblemente ya no puedan volver; quedarse para seguir subsistiendo apenas; cumplir un sueño afuera a cualquier precio y ¿después qué?

Otros filmes lo han hecho con mayor profundidad, que lo pretendido por Zambrano en su cinta.

“Habana Blues” se concreta como una visión juvenil del dilema entre huir o quedarse, de la duda entre la fidelidad al propio arte y las concesiones al mercado, de los sinsabores del amor y la familia.

Nuestra Opinión: @@1/2

Habana Blues
(España-Cuba-Francia, 2005)
Director: Benito Zambrano
Guión: Benito Zambrano y Ernesto Chao, basado en un argumento original de Benito Zambrano
Fotografía: Jean Claude Larrieu
Asistente musical: Telmary Díaz
Con: Alberto Yoel García, Roberto Sanmartín, Yailene Sierra, Tomás Cao Uriza, Zenia Marabal
Duración: 115 minutos
Distribución en México: Warner Bros
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

- Entre besos y tiros



Es la ópera prima de Shane Black, creador de importantes éxitos del cine de acción de la década de los noventa (“Lethal Weapon", “Last Action Hero” y “The Last Boy Scout”).

Para su debut como director, decidió escribir un guión alejado del género que lo hizo famoso.

Black prefirió el desarrollo de una cinta del llamado “cine negro” moderno, que toma los clichés y fórmulas de las novelas de detectives de los años cuarentas, y los adapta al ambiente e ideología de la contemporánea ciudad de Los Ángeles, inspirado en la novela “Bodies Are Where You Find Them” de Brett Halliday.

El resultado: una exquisita comedia negra.

La historia sigue a Harry Lockhart (Robert Downey Jr.), un delincuente de cuarta que, por azares del destino, termina en Los Ángeles esperando hacer carrera como actor.

Como parte de su preparación para un personaje que están por darle, su representante lo junta con el sagaz detective “Gay” Perry (Val Kilmer), para que Lockhart aprenda sobre tal oficio y pueda desempeñar sin problemas el papel que le ofrecen en una película.

Obviamente Perry odia a Lockhart, pero de pronto se ven inmiscuidos en la investigación de una joven asesinada, saliendo a relucir personas y eventos que señalan que el caso puede tener una fuerte relación con el pasado de Lockhart.


© Warner Bros

Y así el extraño dúo, acompañado por la guapa Harmony (Michelle Monaghan), pone en peligro sus vidas investigando un misterio que incluye a la mafia y a un veterano actor.

A decir verdad, la trama es lo de menos.

Todo está dispuesto para disfrutar la divertida dinámica entre los tres personajes principales, y al mismo tiempo para observar la forma en que responden 3 dispares individuos ante los disparatados eventos.

Robert Downey Jr. (la película que marca su gran regreso, luego de un oscuro pasado en las adicciones) da vida a un personaje un tanto complejo, que no siempre dice lo que piensa y generalmente tiene absurdas respuestas para casi todo. Un chico con buenos sentimientos, pero propenso a las malas decisiones.

Val Kilmer interpreta al detective que toma todas las situaciones con igual aplomo, sin importar su gravedad o significado. Una perfecta caracterización de alguien que ha adoptado la ecuanimidad como un estilo de vida (luego de pasar un tiempo en medio de escándalos).

Y finalmente tenemos a la sensual Michelle Monaghan como la aspirante a actriz, de ambigua moralidad y fidelidad, quien siempre deja tanto a sus compañeros como al público con la duda sobre si detrás de esa seductora sonrisa, sabe más de lo que aparenta.


© Warner Bros

La cinta se desenvuelve desde el punto de vista de Robert Downey Jr, no sólo porque la protagoniza, además funge como narrador interactivo.

De esta forma, gran parte del humor de "Entre Besos y Tiros" se fundamenta en los comentarios del narrador y protagonista, quien habla directamente al público con constantes referencias sobre clichés de cine, literatura y cultura popular, jugando con las expectativas de la audiencia y hasta burlándose de ellas o incluso, deteniendo el metraje cuando se le da la gana o cuestionando lo que sucede en pantalla.

Y eso, además de ser divertido, fue una excelente idea del realizador, quien da rienda suelta a su humor negro.

Se nota que todos se divirtieron como niños en la filmación, hay química entre los tres protagonistas, algo que el público puede sentir y que al final termina haciendo que se convierta en cómplice de sus aventuras.

La película, ingeniosamente divertida, es un homenaje lleno de afecto, simpatía y talento a las viejas novelas policíacas.

Shane Black se salta todas las reglas narrativas y convierte la butaca de cine como integrante más del espectáculo.

Nuestra Opinión: @@@1/2

Entre besos y tiros
(Kiss kiss, bang, bang Estados Unidos 2005)
Director: Shane Black
Guión: Shane Black, basado en la novela “Bodies Are Where You Find Them”, de Brett Halliday
Fotografía: Michael Barrett
Música: John Toman
Con: Robert Downey Jr.,Val Kilmer, Michelle Monaghan, Corbin Bernsen, Dash Mihok, Larry Millar
Duración: 103 minutos
Distribución en México: Warner Bros
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta cinematográfica columna amante de la música latina y el cine negro:

codigocine@yahoo.com


.

0 comentarios: