viernes, 28 de octubre de 2005

Listo, el banquete cinéfilo judío

- Llega la tercera edición del Festival de Cine Judío
- El evento fílmico, conmemorará también el 60 aniversario de la liberación de los campos de concentración nazi
- El festival contará con la presencia de realizadores y actores de diversos países, algunos de ellos, integrantes de cintas premiadas en festivales
- Estrenan dos churritos mexicanos: “Don de Dios” y “La Mujer de mi Hermano”


El Festival Internacional de Cine Judío no pudo haberse creado en mejor momento.

Desde hace tres años, los mexicanos hemos tenido una visión profunda, de la problemática judía en el mundo.

La comunidad judía, a lo largo de la historia de la humanidad, ha tenido pasajes protagónicos. Hoy en día no es la excepción.

Gracias a este evento cinematográfico, podemos dar un vistazo que va mas allá de un grupo de personas, es una mirada a una lacerante realidad en la que todos los que vivimos en este planeta estamos inmiscuidos.

Una realidad llena de sufrimiento, dolor opresión, violencia, discriminación, intolerancia.

Apareciendo el pueblo hebreo la mayor parte de las veces como víctimas, otras, las pocas, como victimarios.


Este documental es el mejor ejemplo de lo que una pequeña acción, puede cambiar la mentalidad de una comunidad. Ganadora en el festival internacional de cine de Roma del premio del festival, y de los premios del jurado a mejor documental, mejor director y mejor banda sonora.

El festival nos ofrece visiones encontradas del conflicto en medio oriente, pasando por la inevitable tema del holocausto, hasta la situación de doble discriminación que sufre la población gay judía.

Es un festival dirigido a los cinéfilos, por la cantidad y calidad de cintas que se presentan y que lamentablemente no se pueden ver en otro lugar. Pero también un llamado a la comunidad judía mexicana para abrir los ojos a problemas que no son tan ajenos como pareciera.

Un inesperado y conveniente cambio de fechas nos permite este año tener una doble edición del festival, luego de que a principios de febrero tuviéramos la segunda edición, ahora el Festival de Cine Judío vuelve por sus fueros para ofrecernos más cine, en una tercera edición a celebrarse en noviembre próximo.

El festival tiene la costumbre de iniciar sus actividades con un clásico del cine mundial donde tengan que ver los judíos.

Ahora le tocó el turno al el realizador mexicano Arturo Ripstein filmó hace más de 30 años, “El santo oficio” (1974), ambientada en el siglo XVI, en plena época de la Colonia.

La película de Ripstein habla de cómo una familia, los Carvajal, son llevados a la Inquisición por defender y practicar la cultura judía.

De acuerdo a su director, Arón Margolis, la razón de ser del FICJ es “presentar muchas historias sobre un solo pueblo”, aunque en esta tercera edición destacarán las películas con temática del Holocausto, a propósito de los 60 años de la liberación de los campos de concentración nazi.


“La fogata” (“Camp Fire”) es otro de los filmes que destacan en la selección del festival. Habla sobre la doble discriminación que sufre una joven viuda dentro de la comunidad judía. El problema es que el comité de miembros de ese asentamiento, sólo la aceptará si contrae matrimonio de nuevo y además pruebe que sus hijas cumplen con los estándares ideológicos y religiosos del grupo. Esta es la historia de la batalla personal de una mujer, pero también de un movimiento político-religioso que afecta a miles de vidas en el Medio Oriente. Ganadora en los Premios de la Academa Israelí como Mejor película, Mejor director, Mejor edición, Mejor guión y Mejor actriz secundaria, ademas de recibir el premio de la Crítica en el festival de cine de Chicago y el premio “Don Quijote” en el de Berlín. Todos los premios, durante el 2004.

La tercera edición del festival se realizará del 5 al 13 de noviembre. Se exhibirán 19 trabajos entre largometrajes de ficción, documentales y cortometrajes de México, Estados Unidos, Austria, Canadá, España, Italia e Israel.

Para esta ocasión, destaca, la presencia de directores como Karen Cantor, con su película “The danish solution”, Joe Fab con “Paper Clips”, la cual documenta la iniciativa de unos niños de secundaria de reunir 6 millones de clips, un clip por cada judío muerto durante el Holocausto; Miguel Angel Nieto con “El último sefaradí”, el productor de la cinta “Seres queridos”, Adrian Sturges.

También vendrán a México dos mujeres muy peculiares: Ruthie Berman y Connie Kurtz. Ambas son abuelas, ambas son judías, ambas comparten el hecho de ser lesbianas y son también las protagonistas del documental “Ruthie and Connie: every room in the house”.

El comité organizador está esperando la confirmación de algunos realizadores y actores que fueron invitados para tener un encuentro con los medios y el público al concluir cada función.

El festival será proyectado en los complejos de Cinemex: Pabellón Polanco, Insurgentes, Santa Fe y la sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario de la UNAM, además de un circuito de proyecciones gratuitas en algunas universidades del área metropolitana de la Ciudad de México.

Se espera que durante los siguientes meses, el festival repita la exitosa experiencia de salir con una selección de cintas a otras ciudades como Cuernavaca, Guadalajara o Monterrey.

Los boletos ya están a la venta. Para mayor información de la programación y cartelera, el festival ya tiene actualizado su portal.

OBSESIONES EN CORTO

Dos churritos mexicanos llegan a cartelera. Lo peor de todo, es que a la entrada de la sala no dan chocolatito o alguna otra bebida para acompañarlos. *** “Don de dios” es todo un caso, pero mal plan. Deja a toda la gente de tepito como una bola de rateros, narcos y asesinos. “Don de Dios” se realizó con un bajísimo presupuesto, lo cual se nota bastante. La ambientación es terrible, a pesar de haberse filmado en el auténtico barrio de Tepito. El estilo visual es inexistente y para empeorar las cosas, el director Fermín Gómez toma muy extrañas decisiones de edición, que enfatizan las limitaciones y fallas de la cinta. Nuevamente se cumple aquella premisa (inventada en este espacio) de: película que se apoya con Luis Felipe Tovar como protagónico, película que es una porquería. No es personal, solo nos remitimos a los hechos. La cinta tuvo a mal distribuirla Videocine con poco más de 30 copias. *** La ópera prima de Ricardo de Montreuil es otra cinta inconsistente, que cae en lugares comunes y evidencia grandes carencias en lo actoral. *** Cheque la sinopsis otorgada por la Fox: Zoe (Barbara Mori), una mujer atractiva, luego de casi 10 años de matrimonio descubre que su vida de casada carece de pasión y sorpresa, y se deja seducir por la posibilidad de hallar esas sensaciones ya olvidadas en la figura del hermano de su marido. Desde esta premisa se desencadenan una serie de eventos que llevaran a estos tres personajes a un arriesgado juego de venganzas, secretos y pasiones.*** Parece una trama perfecta para una telenovela de 200 capítulos, pero no lo fue para una película de dos horas. De hecho, todos los protagonistas de “La Mujer de mi Hermano” son actores usuales de telenovelas: Barbara Mori, Manolo Cardona, Christian Meier, Angelica Aragón, Bruno Bichir, Gaby Espino. *** Bueno, dejemos de lado a la historia de bostezo. Vayamos a algo de lo que se encargaron de hacerle mucho ruido. Los supuestos “desnudos” de la Mori, los cuales son un fraude. No enseña nada. Al respecto se defiende con respuestas inteligentes del tipo: “No soy actriz de película porno”, “¿Acaso querían que enseñara pezón?”, o que sólo se desnudaría si Almodóvar se lo pidiera en alguna cinta. Entonces, al preguntarle que no lo hizo porque se lo pidió un debutante, ella ya no supo que contestar. Y es que “enseña más” en los comerciales de “manzanita sol” que en la cinta. *** Si a usted le han gustado las telenovelas donde ha intentado actuar la niña Mori o bien su participación en la bobalicona “Inspiración”, la película es para usted. Tanta fe le tiene la Fox a esta cinta, que se estrena este viernes a nivel nacional con 350 copias. *** Este es el problema del cine mexicano. Sale una película exitosa y 10 mierdas se quieren colgar de la gloria. Y para volver a convencer al público de que vea cine mexicano, está cañón.*

Correspondencia con esta columna defensora del buen cine mexicano:

codigocine@yahoo.com



.

0 comentarios: