viernes, 17 de marzo de 2006

Un mundo maravilloso

- La nueva película del director de “La ley de Herodes” aborda el tema de la desigualdad social y sus posibles consecuencias en un futuro no muy lejano.
- Una sátira donde nadie sale bien parado; ni políticos, religiosos ni pobres
- Un cuento de hadas irónico acerca del país en el que vivimos




Luis Estrada se hizo famoso en todo el mundo luego de que hace seis años el gobierno le censurara “La ley de Herodes”.

La noticia causó revuelo, y luego de que la comunidad cinematográfica mexicana y de otros países protestara enérgicamente, la cinta pudo estrenarse en los cines con un rotundo éxito.

Su nueva película no tuvo problemas con la censura.

Todo lo contrario.

Ahora contó con el apoyo de la 20th Century Fox quien le garantizó de entrada una distribución de 300 copias.

Sin embargo, la realidad que retrata Luis Estrada en “Un mundo maravilloso” es divertidamente más desoladora que lo mostrado en “La Ley de Herodes”.

Luis Estrada es un amante del cine que invita a la reflexión.


Luis Estrada, director de cintas que han dejado huella en la nueva etapa del cine mexicano: "Camino largo a Tijuana", "Ambar", "Bandidos" y "La ley de Herodes" son ya clásicos. Foto: Victor Omar Uribe / el observante

“Un mundo maravilloso” es una cinta provocadora, de la cual ningún espectador saldrá indiferente del cine.

El filme aborda el tema de la desigualdad social y sus posibles consecuencias en un futuro no muy lejano.

Luego de haber criticado a los partidos políticos en “La ley de Herodes”, Estrada se embarca en una sátira de la cual nadie sale bien parado.

“Creo que el objetivo de “La ley de Herodes” era criticar al PRI o al PAN, ahora con “Un mundo maravilloso” la crítica es hacia la política económica con un humor negro, con muy mala leche”, comenta el realizador en entrevista con esta columna.

Según Estrada, la cinta que se estrena este viernes va a divertir mucho al público y espera que pueda ayudar a reflexionar sobre la situación que se está viviendo en el país.

Luis Estrada vuelve a trabajar con parte del elenco de “La ley de Herodes”.

Para empezar, el protagonista es nuevamente Damián Alcázar, quien interpreta a un indigente que por azares del destino, asciende de la noche a la mañana en la escala social.


© 20th Century Fox

Pero Alcázar no encarnará a un político corrupto, sino a Juan Pérez, un auténtico “don nadie” a quien los medios de comunicación convierten en mártir por error.

La mentira crece tanto, que el ministro de Economía (Antonio Serrano) ve en él una amenaza a la que hay que aplacar y decide cambiarle la vida.

Le regala una casita, un auto y un trabajo, lo cual inspira a otros pobres.

El ministro, aterrado ante la posible plaga de pedigüeños, declara la pobreza como un delito.

Nuestro héroe, al igual que millones de pobres, irremediablemente terminará en desgracia, pero se repone para cobrársela por una vez, porque, como anuncia el lema de la película, “más vale un día como rico que una vida de pobre”.

Son muchos los cuestionamientos de Luis Estrada en su sátira narrada como cuento de hadas en la que el elenco, integrado además por Cecilia Suárez, Ernesto Gómez Cruz, Jesús Ochoa, Silverio Palacios, Plutarco Haza, José María Yazpik, Jorge Zárate y Pedro Armendáriz, entre otros, se unen en apariciones breves con figuras como Leticia Huijara, María Rojo y Rodrigo Murray.


© 20th Century Fox

“Quiero que la gente pase un rato entretenido y si luego se quiere llevar un par de preguntitas a su casa, pues cada uno le dará la respuesta que quiera. Habrá quien diga algo hay que hacer con este país para que no pase lo que en la película".

Es sólo una película, una sátira, una caricatura de brocha gorda que habla no solamente de los políticos.

Es casi un abanico muy amplio de toda la sociedad, en el que están representadas las cúpulas políticas, económicas, religiosas, los ricos, los pobres, la clase media, los medios de comunicación y de todos modos habrá quien no se vea reflejado, que diga que ese país quién sabe dónde sea”.

“Un Mundo Maravilloso” es una ironía acerca del mundo en el que vivimos.

Pero, ¿Cual es la percepción que tiene Luis Estrada del mundo?

“Yo percibo un mundo demasiado injusto, desigual, sobre todo con la experiencia de vivir en este país, donde la desigualdad social es el motor de todos los otros enormes problemas, y un poco es una lectura, en tono sí de sátira y caricatura que magnifica los defectos y esconde las virtudes; la película no tiene estos héroes con los que uno se pueda identificar, pero sin embargo el espectador se puede identificar con muchas cosas que están puestas en la película y sobre todo con la experiencia de haber padecido y disfrutado todas las contradicciones enormes que hay en México”.

En la película nadie sale bien parado, ni los pobres por resentidos, ni la religión por hipócritas…

“No se puede hacer un crítica del modelo económico y del sistema político sin considerar el rol de la religión en México; cuando hay especimenes tan oscuros y siniestros como Onésimo Zepeda, en esta idea del reflejo social de la vida política y social que la película propone no se puede dejar de lado ninguna de las instituciones importantes.

Una de las cosas más siniestras de este gobierno del mal llamado cambio es que le regresó el poder a la Iglesia, cuando se preciaba del laicismo y del respeto a las creencias”.

Pese a todo, Luis Estrada no considera a su cinta como forma de denuncia.

“Es una película. Lo que hace la cinta es provocar una reflexión hacia donde va esta sociedad con los terribles problemas de injusticia social”, comentó el director de “Camino largo a Tijuana” antes de finalizar la charla.

Si usted se atreve a ver “Un mundo maravilloso”, le aseguramos que pasará un rato entretenido lleno de buen humor y carcajadas.

Porque la diversión, no está peleada con el cine inteligente.

Nuestra Opinión: @@@1/2

Un mundo maravilloso
(México 2006)
Dirección: Luis Estrada
Guión: Luis Estrada y Jaime Sampietro
Fotografía: Patrick Murguía
Música: Santiago Ojeda
Con: Damián Alcázar, Cecilia Suárez, Ernesto Gómez Cruz, Jesús Ochoa, Silverio Palacios, Antonio Serrano, Jorge Zárate, José María Yazpik, Plutarco Haza, Raúl Méndez, Guillermo Gil, Carmen Beato, Rodrigo Murray, Pedro Armendáriz
Duración: 118 minutos
Distribución en México: 20th Century Fox
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta maravillosa columna:

codigocine@yahoo.com




.

0 comentarios: