miércoles, 17 de mayo de 2006

Criaturas Rastreras



Si algo resulta evidente luego de ver el filme, es que se trata de un producto nacido del cariño y la obsesión de un seguidor incansable del cine serie B.

Para su debut como director, el guionista James Gunn (“El Amanecer de los Muertos”) ha buceado hondo en sus filias cinematográficas y del pozo en el que se acumulan todas esas horas visionando filmes del género de toda clase y condición, ha extraído esta peculiar amalgama a medio camino entre el homenaje respetuoso y la parodia mas desvergonzada.

“Criaturas Rastreras” se desarrolla en un pequeño pueblo de Texas, donde el adinerado Grant Grant (Michael Rooker) encuentra un extraño meteorito. Desde luego trata de investigar y, como resultado, un extraño gusano se incrusta en su pecho.

Así comienza la gradual transformación de Grant, controlado por el bicho extraterrestre que inicia su extraño método de reproducción infectando a otros habitantes del pueblo y transformándolos en zombies hambrientos de carne.

Cuando el rústico Alguacil Pardy (Nathan Fillion) y Starla (Elizabeth Banks), la esposa de Grant, descubren el plan de la criatura, podría ser demasiado tarde.


© UIP

El argumento suena ridículo, y sin duda lo es.

Pero Gunn muestra notable destreza narrativa al balancear los elementos dramáticos y humorísticos, de tal forma que se complementan eficientemente sin descuidar uno a favor del otro.

Los personajes están bien dibujados y sus relaciones son creíbles.

El director y su elenco saben perfectamente bien cuándo deben tomar las cosas en serio y cuándo pueden reírse del inherente absurdo de la trama.


© UIP

“Criaturas Rastreras” es obviamente, un sincero homenaje a los clichés y convencionalismos del terror que Gunn evidentemente disfruta.

Así podemos encontrar referencias a decenas de películas clásicas (y no tan clásicas) que van desde la original “The Blob”, “Alien”, hasta “The Fly”, sin olvidar la menospreciada joya “Night of the Creeps”, de donde “Criaturas Rastreras” toma prestado su argumento y su travieso sentido del humor.

Es evidente que esta película no es para todos los gustos; el humor es negrísimo, las imágenes son repulsivas y el tono general es travieso y subversivo.


© UIP

Pero de algún modo funciona, y creo que es gracias a que el drama humano nunca queda opacado por los monstruos.

Además, Gunn añade ciertos detalles que bordean en lo brillante (como los demasiado breves atisbos que tenemos de la criatura en su hábitat original) y que prueban que hay talento real detrás de “Criaturas Rastreras”.

Por el contrario, jóvenes, amantes de lo friki y otros públicos que no faltan en la mejor familia recibirán este título con el abrazo que se reserva a las obras maestras.

“Slither” supone el ejemplo perfecto de ese cine de entretenimiento sin prejuicios, proyectado antaño en sesión doble y que no se toma en serio ni siquiera a sí mismo, ofreciendo hora y media de feroz diversión ideal para ver en compañía, compartiendo las carcajadas y comentando las jugadas.

Que nadie busque complicadas alegorías ni sesudas metáforas en su argumento o imágenes.

Teniendo asegurada la diversión ¿De verdad hace falta pedir más?

Una recomendación: haga valer su boleto de entrada al cine y espere hasta el final de los créditos, pues ademas de enterarse de algunos datos técnicos del filme, podrá ver una escena extra.

Nuestra Opinión: @@@

Criaturas Rastreras
(Slither, Canadá-Estados Unidos 2006)
Dirección y guión: James Gunn
Fotografía: Gregory Middleton
Música: Tyler Bates
Con: Nathan Fillion, Elizabeth Banks, Gregg Henry, Michael Rooker, Don Thompson, Tania Saulnier
Duración: 95 minutos
Distribución en México: UIP
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta monstruosa columna:

codigocine@yahoo.com





.

0 comentarios: