viernes, 5 de mayo de 2006

Misión Imposible III



Ethan Hunt (Tom Cruise) exhibe su talón de Aquiles: se ha enamorado.

Ella se llama Julia (la muy sexy Michelle Monaghan) y las cosas avanzan tan pero tan rápido que no duda en casarse con ella.

Lamentablemente no tiene mejor idea que hacerlo justo cuando empieza a meterse en otro de esos complicadísimos e internacionales problemas que maneja su agencia.

Problemas de los que creía estar al margen, ya que estaba dedicándose desde hace un tiempo a entrenar a nuevos reclutas.

Se trata del secuestro de una de sus “alumnas” (Keri Russell), el que lo hace volver a la acción.

Hunt debe rescatarla de las manos de un misterioso y poderoso traficante internacional, Owen Davian (Philip Seymour Hoffman, en un muy breve papel, un poco mas y se come a Cruise), cosa que hace en una de esas operaciones imposibles.

Pero algo no sale bien.

Y de ahí en adelante todo empezará a enredarse cada vez más.


© UIP

Como bien lo saben los seguidores de la saga —dirigida en su primer episodio por Brian De Palma y en el segundo por John Woo—, contar más no tiene sentido, porque mucho de lo que sucede después no resulta ser tal como se nos muestra, las vueltas de tuerca se apilan y las traiciones pueden venir de cualquier lado.

Aunque a esta altura, uno ya puede casi anticiparlas.

El filme no difiere demasiado de las dos anteriores entregas de la saga ni de otras aventuras de famosos espías como James Bond o Jason Bourne: hay sofisticados planes de vigilancia, la aplicación en toda su dimensión de las nuevas tecnologías, un villano dispuesto a todo y un protagonista muy carismático que, cada vez más, adquiere condiciones y enfrenta dilemas morales ante la imposibilidad de llevar una vida mundana.

“Misión imposible 3” viene con muy poco que aportar: es un espectáculo circense con más explosiones que gracia.


© UIP

Y no es que moleste lo inverosímil de las situaciones. Al contrario, pues existe un pacto tácito entre el público y este tipo de películas que nadie debería obviar.

De tal forma que vemos mas de lo mismo: Tom Cruise saltando de un lado para otro, como si estuviese encima de un sofá, mientras en el fondo todo explota de manera violenta. No faltan tampoco las suplantaciones de personalidad, que son ya como la marca de la casa.

A J.J. Abrams (creador de las series "Lost" y "Alias"), director en turno, le falta el lirismo de Woo y la elegancia de De Palma y su devoción por que todo parezca realista a veces le juega en contra, pero gana puntos humanizando a los personajes y dándole a la aventura un sentido emocional.


© UIP

Más allá de la egolatría de una superestrella que, como Cruise, está todo tiempo en pantalla (para colmo, Abrams trabaja una estética basada en planos cortos y muy cerrados sobre su rostro) , el trabajo del protagonista como héroe de acción es decididamente funcional al relato.

Las comparaciones son odiosas, pero en una saga o el nivel se mantiene o comienzan los problemas.

La tercera entrega de “Misión Imposible” es entretenida, pero se queda muy lejos de lo mostrado en las dos anteriores cintas.

Y muy seguramente no será por mucho la mejor cinta de acción del año.


© UIP

El problema es que el guión se fue terminando conforme avanzaba la película.

De tal forma que secuencias que pudieron aportar algo a la trama nunca aparecen, tal vez no las filmaron por cuestiones de presupuesto o quedaron olvidadas en el cuarto de edición.

El que no veamos como le hace el agente Hunt para sacar la “pata de conejo” de un edificio que no conoce (solo lo vemos salir triunfante con el artefacto), es casi igual a eliminar la emocionante secuencia de la primera película donde ingresan al edificio de la CIA.

Ahora quisieron hacer una cinta más intensa en el nivel emocional, por lo que las secuencias de acción iniciales a las que estábamos acostumbrados no aparecen.

Además, todo el filme se siente muy contenido, nunca llega a un clímax, se queda en el intento.

Otro pequeño detalle: nadie sabe que es la famosa “pata de conejo”, la razón de las peleas y conspiraciones del filme.

¿Un artefacto que puede desintegrar al planeta?

Es al menos una teoría de uno de los colegas de Hunt, pero que a decir verdad, no satisface a nadie.

Nuestra Opinión: @@1/2

Misión Imposible III
(Mission: Impossible III, Estados Unidos 2006)
Director: J.J. Abrams
Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci y J.J. Abrams, basado en los personajes creados por Bruce Geller
Fotografía: Dan Mindel
Música: Michael Giacchino
Con: Tom Cruise, Philip Seymour Hoffman, Ving Rhames, Billy Crudup, Michelle Monaghan, Jonathan Rhys Meyers, Keri Russell, Maggie Q, Simon Pegg y Laurence Fishburne
Duración: 126 minutos
Distribución en México: UIP
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta imposible columna:

codigocine@yahoo.com



.

0 comentarios: