viernes, 30 de junio de 2006

Confidencial



Es un poco inusual que este filme sea de nacionalidad italiana, porque lo que cuenta es el eterno conflicto entre israelíes y palestinos.

De hecho, aunque está ambientada en los territorios ocupados, todo el rodaje fue en Italia.

El director se pasó seis meses en el medio oriente para empaparse los sentidos y después volvió a su país para contar ni más ni menos que lo que había visto, incluso en el idioma propio de esas tierras que tanto le marcaron durante su estancia.

Esto nos ofrece una visión imparcial del conflicto, seco, duro y real, aunque en ocasiones no nos podamos creer que cosas como esta puedan estar a la orden del día en un rincón del mundo que parece apartado de la mano de Dios y en donde, que ironía, todo se hace por la religión.

Los protagonistas son miembros de una familia palestina de clase acomodada.


© Artecinema

Buena casa, buen coche, cultos, modernos.

Pero la casa solariega sobre una colina está en un emplazamiento estratégico y el ejército israelí lo quiere para sí.

Ya han recibido amenazas.

La mujer y algunos de los cinco hijos quieren marcharse, abandonar el lugar.

Pero el padre es un luchador. Pacifista, pero inconformista.


© Artecinema

Un mal día su casa es tomada por asalto y como las amenazas no surten efecto, los oficiales israelíes hacen un reparto del edificio.

El salón para la familia, el resto del piso bajo se compartirá, y el piso de arriba sólo para los milicos.

Entonces surgen las diferencias en la familia, también entre los soldados, y algunos hijos empezarán a hacer la guerra por su cuenta a espaldas del padre.


© Artecinema

Todo ello está contado desde un punto de vista realista, en una especie de documental con la cámara siguiendo de cerca los puntos de acción y los personajes que se mueven por un reducido escenario, la casa y sus alrededores, de la que salen para realizar su vida diaria y a la que vuelven obligatoriamente antes del toque de queda.

Una cárcel que representa también su esperanza de sobrevivir, en la que no dejan acercarse a los intrusos por miedo a un atentado mientras que los propios soldados son el mayor peligro.

Desasosegante, dura, agobiante. Una historia, sí, pero también una metáfora.


© Artecinema

La cinta no se queda sólo en la anécdota.

Toma las formas del thriller psicológico, nos mantiene siempre en tensión, siempre a punto de estallar.

Parece en todo momento un documental de guerra, rodado a oscuras, la cámara en alerta, con emulsión rápida de grano grueso que da a ratos la impresión de vídeo casero (o en su defecto de estar viendo una cinta tipo “dogma”).

La ópera prima del italiano Saverio Constanzo no dejará indiferente al espectador.

Nuestra Opinión: @@@

Confidencial
(Private, Italia 2004)
Director: Saverio Constanzo
Guión: Saverio Costanzo, Sayed Qashua, Camilla Costanzo y Alessio Cremonini
Fotografía: Luigi Martinucci
Música: Alter Ego
Con: Lior Millar, Tomer Russo, Mohammad Bakri, Areen Omary, Hend Ayoub, Niv Zafiro
Duración: 90 minutos
Distribución en México: Artecinema
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta indignada columna:

codigocine@yahoo.com




.

0 comentarios: