miércoles, 1 de noviembre de 2006

Asesino a sueldo



La clave de la película es el Kansas City Shuffle, triquiñuela de estafadores que consiste en distraer al contrario para sorprenderlo por donde menos espera.

Obviamente, una película que empieza con una detallada descripción de esta jugarreta (enteramente inventada), tarde o temprano va a hacerle un juego de manos al espectador.

O muchos juegos de manos.

Efectivamente, nos encontramos ante una de esas películas puzzle, donde se invita al espectador a participar en el juego de averiguar cual es la historia real y qué es lo que está sucediendo.

Sin embargo, a diferencia de otras cintas similares, en “Asesino a sueldo” eso no lo descubrimos hasta muy avanzado el metraje pues la acción inicial es muy lineal y no se abusa de giros inesperados e incoherentes que restan credibilidad a la historia.


© Artecinema

Y ese es uno de los mayores aciertos del filme, ya que el espectador no comienza a desorientarse hasta estar enganchado a la trama y ser partícipe de ella, quedando atrapado en la espiral de acontecimientos que se aceleran hacia el final.

“Asesino a Sueldo” es una interesante combinación de influencias que van desde el legendario cine “noir” de los cincuentas hasta los violentos y estilizados dramas criminales de Quentin Tarantino y Guy Ritchie, sin olvidar los forzados misterios de Alfred Hitchcock y el negrísimo humor de los mejores trabajos de Billy Wilder.

Y así como esa exótica combinación funciona muy bien en algunos niveles, falla en otros al perder espontaneidad y frescura.

En resumen, desde el principio sabemos que hay un truco detrás de los curiosos personajes y las extrañas situaciones, de modo que cuando llegan las sorpresivas revelaciones, no resultan muy sorpresivas ni impactantes.


© Artecinema

La compleja trama comienza con una mala racha de suerte para Slevin (Josh Hartnett): el joven pierde su trabajo, su novia y su departamento, por lo que tiene que refugiarse en casa de su amigo Nick.

Ese simple hecho produce una confusión de identidades que pone a Slevin en medio de una guerra entre dos temibles jefes criminales que exigen el pago de enormes deudas de juego o el cumplimiento de favores igualmente siniestros.

Afortunadamente Slevin encuentra ayuda en Lindsey (Lucy Liu), su entusiasta vecina que inicia una investigación personal sobre las extrañas relaciones que parece atraer Slevin.

Pero, ¿cómo encaja en todo esto el misterioso “Goodkat” (Bruce Willis)?


© Artecinema

Como decíamos al inicio, el filme especula todo el tiempo con uno de los más frecuentes recursos
a los que apela el cine policial: el juego de identidades falsas.

Al realizador escocés Paul McGuigan todo este escenario no le es desconocido por más que su carrera se haya apoyado hasta ahora en una oscilante búsqueda de estilos y lenguajes que va desde el retrato decadente y sórdido de los mundos marginales descriptos por el escritor Irvine Welsh en “The Acid House” hasta el thriller romántico “Wicker Park”, pasando por su obra hasta aquí más lograda, “Gangster No 1”(inédita en México), una sólida pintura del mundo de los gangsters con alusiones bastante precisas a clásicos del género.

McGuigan con la ayuda del denso pero divertido guión de Jason Smilovic, realiza un trabajo muy dinámico, aunque no siempre lógico o consistente.

Sin embargo, se nota que el sólido elenco se divierte de lo lindo y su mero entusiasmo compensa con creces los agujeros de la historia.

Francamente siempre hemos encontrado a Josh Hartnett aburrido y blando.


© Artecinema

Ciertamente es muy popular con el público femenino, pero como actor parecía un abismo negro carente de personalidad y estilo.

No obstante, creo que en “Asesino a Sueldo” finalmente logra algo interesante, añadiendo el balance preciso de sarcasmo y cinismo a un papel complicado y multifacético.

Lucy Liu tiene un difícil papel que prácticamente caricaturiza a su personaje, pero el preciso instinto para la comedia de la actriz contribuye a que su potencialmente irritante actuación resulte simpática y casi creíble.

Bruce Willis repite el papel de asesino a sueldo con mucho mayor éxito que en la abominación llamada "The Whole Ten Yards" y, al menos en mi opinión, se redime totalmente.

Estos papeles secundarios le sientan bien a Willis, quien está lenta pero seguramente adquiriendo esa rara pátina de madurez que marca a los mejores actores de carácter.

De hecho, nuevamente su personaje se parece mucho a lo que ya le vimos en la magistral “Sin City” y en “16 Blocks” (otra de policías).

Y, hablando de actores de carácter, tenemos también a Morgan Freeman y Sir Ben Kingsley prestando su enorme talento como sostén dramático de la película.

“Asesino a Sueldo” tiene mucho a su favor, sin duda ofrece una experiencia entretenida y agradablemente complicada, adornada por buenas actuaciones y un notable estilo visual.

Una de esas sorpresas que quisiéramos encontrar más seguido en cartelera.

Nuestra Opinión: @@@

Asesino a sueldo
(Lucky Number Slevin, Estados Unidos 2006)
Director: Paul McGuigan
Guión: Jason Smulovic
Fotografía: Peter Sova
Música: Joshua Ralph
Con: Josh Hartnett, Bruce Willis, Lucy Liu, Morgan Freeman, Ben Kingsley, Stanley Tucci, Danny Aiello, Mykelti Williamson, Robert Forster
Duración: 109 minutos
Distribución en México: Artecinema
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta columna sedienta de cine negro:

codigocine@yahoo.com



Trailer, Lucky Number Slevin



Entrevista, Morgan Freeman



Corey Taylor - Bother (Soundtrack Lucky Number Slevin)





.

0 comentarios: