lunes, 22 de enero de 2007

Amor y Muerte



El inigualable Woody Allen lleva más de tres décadas filmando una y otra vez, la misma película.

Una película ágil, ingeniosa, repleta de una verborrea brutal y genial, original, inteligente y sobre todo divertida.

“Si hubiera más gente con sentido del humor no estaría el mundo como está”, dice su personaje en “Scoop”, su nueva película, y ratifica así su nuevo modo de mirar las cosas, la vida.

Hace comedias aparentemente más ligeras en las que sigue escrutando la realidad, pero con una distancia que subraya con ese humor más gamberro y espontáneo en los diálogos, con la creación de situaciones y personajes cada vez más absurdos y con una puesta en escena alegre, luminosa, incluso para contar historias tan pesimistas como la de “Anything else” o tenebrosas como “Match point”.

Es como si hubiera alcanzado esa situación envidiable en la que, sin poder dejar de preocuparse por lo que hay a su alrededor, puede enfrentarse a ello y criticarlo sin dejar que llegue a atormentarle y sin arrojarse en brazos del cinismo.

La humanidad de Allen y el modo en que se ríe de sí mismo lo imposibilitan.


© Artecinema

Scarlett Johansson (la nueva musa de Woody Allen) interpreta a Sondra Pransky, una joven estudiante de periodismo norteamericana que se encuentra en Londres visitando unos acaudalados amigos ingleses, a quien le llega la primicia que cualquier periodista anda buscando: el hijo de un distinguido Lord inglés, Peter Lyman, (Hugh Jackman), podría ser un asesino en serie que lleva un tiempo aterrorizando a la capital británica.

Lo excepcional del caso es que se entera de ello en una función de magia del Mago Syd Waterman, alias Splendini, interpretado por el mismo Allen; durante el acto de desaparición, a Sondra se le aparece repentinamente el fantasma de un periodista recientemente fallecido, que la convence de que Peter Lyman es el “Asesino del Tarot”, y que debe investigarlo para obtener la primicia.

Gracias a una serie de incidentes sobrenaturales, el Mago Splendini se verá obligado a ayudar a su paisana Sondra y finalmente lograrán entrar al círculo de Peter Lyman, lo que les deparará más de una sorpresa a los dos.


© Artecinema

En “Scoop”, como en “Match point”, la historia se sitúa en Londres (lo recalcamos, pues es todo un hito el que el cineasta haya abandonado Nueva York), y de nuevo con un personaje que busca acceder -aunque por razones distintas- a las clases altas.

Como en aquélla, es inverosímil el modo en que se abre las puertas de la inaccesible clase alta, pero no importa mucho.

El humor puede con todo.

Se ríe a gusto de los ingleses, de su clase y riqueza de cuna, pero lo hace mientras elogia su capital (interiores y exteriores aparecen atractivos, intensos, hermosos), no disimula en el fondo cierta admiración (su personaje, un prestidigitador, elogia una y otra vez a los ingleses como público) y se ríe de sí mismo, de los tópicos comportamientos estadounidenses en el extranjero y hasta de su incapacidad para entender el inglés que hablan los británicos.

El filme posee un ritmo incesante, que no decae en ningún momento.


© Artecinema

Secuencias llenas de viveza y frescura, donde los personajes no dejan de moverse y de hablar; primeros planos llenos de intención cómica…

Y la trama, pese a su evidente simplicidad, está perfectamente aprovechada.

Allen no necesita más para desplegar un asombroso repertorio de situaciones divertidas.

Se reserva especialmente para él las réplicas más ingeniosas, asumiendo el papel de auténtico “payaso del show”.


© Artecinema

Todo ello sin rehuir sus constantes temáticas: la muerte, la religión, el sexo…, pese a que, dado el tono superficial de la historia, sean abordadas de un modo asimismo tangencial, casi reducidas por completo a simples líneas de guión, en forma de chiste.

Así, entre chiste y chiste, en medio de una comedia urbana con intriga, suelta algunos apuntes sobre ética periodística y, sobre todo, elabora una interesante y oscura reflexión sobre las apariencias.

Con la expresión eternamente sorprendida del mago al que interpreta, critica con más dureza de lo que parece la credulidad de la gente, su empeño en negar (¿por ingenuidad, por comodidad, por cobardía...?) lo que tiene delante de sus narices.

En el apartado interpretativo, tanto Scarlett Johansson como Jackman saldan su participación con nota alta


© Artecinema

Resulta evidente que Johansson y Jackman han trabajado muchísimo esos diálogos, el ritmo y la expresión corporal.

Y la considerada actualmente como una de las mujeres más sensuales del cine norteamericano demuestra que cuando está bien dirigida puede dar grandes muestras de talento.

La química entre Johhansson y Allen simple y sencillamente es envidiable.

A Woody Allen se le podrá achacar que se repite, que no arriesga y todo lo que se quiera.

Pero lo cierto es que en ningún caso se le pueden sacar defectos objetivos a una película como ésta, que va a satisfacer sin ningún género de dudas a los admiradores de su cine (que siguen siendo legión), y a cualquier crítico que sea capaz de analizar los resortes fílmicos de “Scoop”: un artefacto sencillo, pero de total precisión.

Unido a todo ello, además, el hecho de que el bueno de Woody sigue haciendo el cine que le da la gana. Y eso es algo de lo que muy pocos cineastas pueden presumir.

Desconozco de quien sea la culpa, si de Artecinema, quien distribuye la cinta en México o de quien les vendió los derechos para exhibirla, lo cierto es que el responsable de hacerlo es un verdadero inepto.

El título en español designado a nivel Latinoamérica para esta cinta, corresponde al título original de otra película de Woody Allen, “Love and Death”.

Quejarse o hacer coraje no tiene caso.

Nuestra Opinión: @@@1/2

Amor y Muerte
(Scoop, Reino Unido-Estados Unidos 2006)
Dirección y guión: Woody Allen
Fotografía: Remi Adefarasin
Con: Scarlett Johansson, Woody Allen, Hugh Jackman, Ian McShane, Charles Dance, Romola Garai, Matt Day
Duración: 96 minutos
Distribución en México: Artecinema
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta columna cómico-mágico-musical:

codigocine@yahoo.com


Trailer, Scoop




















.

0 comentarios: