miércoles, 21 de marzo de 2007

El buen pastor



Justo cuando la agencia de espionaje norteamericana pasa por una de sus mayores crisis de su historia, llega esta producción hollywoodense producida por Francis Ford Coppola y dirigida por el histrión Robert De Niro.

Su segunda película como realizador, luego de más de diez años de inactividad detrás de cámara, encuentra a De Niro inmerso en una historia extremadamente compleja y ambiciosa, de la cual, en líneas generales, sale airoso.

Parcialmente basada en hechos reales (aunque cambiando nombres para evitar líos legales), la historia se centra en Edward Wilson (Matt Damon), mostrando dos pasajes de su vida: el primero, alrededor de 1940, muestra su papel en la creación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a partir de las cenizas de la temida OSS (Oficina de Servicios Estratégicos) durante la Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado, da cuenta también de lo que sucedió en 1961, los preparativos, desarrollo y consecuencias de la fallida invasión de Bahía de Cochinos.

Desde luego, una vida así no está libre de consecuencias, como queda claro cuando paralelamente vemos cómo la labor de Wilson destruye lentamente su vida familiar.


© Paramount Pictures

Lejos del anhelo documentalista, el filme toma a su personaje central como reflejo y reservorio de un contexto histórico y lo inserta en un universo cercano en esencia al del thriller político, aunque entre las intenciones de De Niro no parece sobresalir la de generar agitaciones ligadas al suspenso o la acción física, elementos que hubieran, sin duda, lastrado los resultados con innecesarias convenciones genéricas.

Resulta muy llamativa la idea con que el actor/director presenta la figura de este organismo omnipresente y tan sensible para la historia estadounidense, a partir de un error estratégico.

Agencia con capacidad de patrocinar contrarrevoluciones, torturar gente, sembrar terror en cualquier parte del mundo y hasta destruir con una plaga una plantación de café para debilitar un gobierno, como plasma el guión.


© Paramount Pictures

Semejante omnipresencia no puede mantenerse sin fisuras, sin errores de cálculo que nublan el buen juicio y de a poco van deshumanizando al hombre y lo sumergen en una red de abstracciones como patria, deber, traición.

Como director, Robert De Niro supo imponer su autoridad en este especie de rompecabezas que habla de la moral y del sacrificio y que apunta, también, a correr los velos de esa agencia gubernamental que registra los hechos más significativos de los Estados Unidos.

El director y Eric Roth, su guionista, indagaron con paciencia en los meandros más oscuros de aquella agencia y lograron un retrato de su diario quehacer.


© Paramount Pictures

La historia peca de tener varios minutos de más, lo que lesiona su interés y contribuye a la confusión que, por momentos, implica algunos puntos en contra de un relato que necesitaba de una acción más ágil y fluida.

El peso casi total del elenco recae en Matt Damon, que perfila con íntima emoción a ese agente dispuesto a jugarse entero en sus peligrosas misiones, en tanto que Angelina Jolie, Alec Baldwin y el resto del reparto aportan calidad en sus papeles menos comprometidos.

El mayor triunfo de “El buen pastor”, es su exposición sobre la idea de la violencia aplicada de manera impersonal y sistemática.


© Paramount Pictures

La banalidad de la violencia.

Es un concepto que el filme elabora lentamente, centrándose durante buena parte del metraje en las causas y acciones y dejando las consecuencias y reacciones fuera de campo.

“El buen pastor” despliega un territorio clásico que baja a tierra el concepto del espionaje, fuente inagotable de fantasías cinematográficas de todo tipo.

Si la cinta no puede aspirar a la grandeza ello es debido, en parte, a la tendencia a reiterar sus temas y motivos, que empantana la narración en su tramo medio, y por cierta falta de riesgo estilístico que termina restándole fuerza y limitando sus alcances.

Nuestra Opinión: @@@

El buen pastor
(The Good Sheperd, Estados Unidos 2006)
Director: Robert De Niro
Guión: Eric Roth
Fotografía: Robert Richardson
Música: Marcelo Zarvos, Bruce Fowler
Con: Matt Damon, Angelina Jolie, Alec Baldwin, Tammy Blanchard, Robert De Niro, Billy Crudup, William Hurt, Martina Gedeck
Duración: 167 minutos
Distribución en México: Paramount Pictures
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra


Trailer, The Good Shepherd









Correspondencia con esta sospechosa columna:

codigocine@yahoo.com
















.

0 comentarios: