lunes, 23 de abril de 2007

Alerta Solar



Es poco común disfrutar de una buena película de ciencia ficción en nuestra cartelera.

La verdadera ciencia ficción especula sobre el presente.

Es por lo general una reflexión sobre lo que sucedería en el mundo de lo humano en caso de que apareciera X invento, artefacto, evento.

Dicho invento, artefacto, evento, a veces es un disparador y, otras, una metáfora de algo que sí sucede en el mundo del espectador.

Mientras hoy en día los científicos, ecologistas y gobiernos debaten sobre el efecto invernadero y las consecuencias del calentamiento global del planeta, el británico Danny Boyle se lo toma más en frío y prefiere especular con la posibilidad que los rayos solares se extingan para siempre.

“Alerta Solar” se desarrolla cincuenta años en el futuro, y sigue a la tripulación de la nave Icarus II (la anterior, Icarus I, se perdió sin completar su misión) en su largo recorrido hacia el Sol, que está extinguiéndose prematuramente.

El propósito de la misión es detonar una inmensa bomba atómica en el interior del astro, para reiniciar el proceso de fusión (o destruir las partículas asimétricas que “apagan” paulatinamente el sol) y salvar el futuro del sistema solar.



© Fox Searchlight

Físicos, astrónomos y otros especialistas deben pilotar la sofisticada nave, enfrentarse a la convivencia multiétnica y además debatir decisiones arriesgadas (como por ejemplo quién abandona la nave con el objeto de sobrevivir) para alcanzar un objetivo del que depende la supervivencia de toda la especie.

Pero antes de llegar a su destino reciben una débil señal de auxilio de la desaparecida Icarus I, que está en órbita alrededor del Sol, lo cual los pone en una complicada disyuntiva: ¿ignorarán la señal de auxilio para continuar su misión o investigarán lo que ocurrió con la previa tripulación?

Lo que seguirá a continuación será una especie de ensayo sobre el magnetismo de lo indescriptible (el sol, visto una y otra vez en increíbles y atrayentes imágenes), la finitud del género humano y la utilización de la tecnología para perpetuarlo.


© Fox Searchlight

En años recientes, gracias a los requerimientos comerciales del género y a la flexibilidad de los efectos digitales, el cine de ciencia ficción se ha convertido simplemente en “acción futurista”, en la que hasta los más intelectuales argumentos son abrumados por huecos espectáculos visuales y trillada acción.

Y, entre muchas otras razones, eso es malo porque eventualmente crea expectativas en el público que una cinta pausada y semi-realista, como “Alerta Solar” no puede ni es su intención satisfacer.

Por eso tenemos el lento ritmo de la película emulando la parsimonia del viaje interplanetario, donde la rutina y el aislamiento se vuelven más peligrosos que cualquier alienígena que escupe ácido, pues ponen de manifiesto el natural antagonismo humano que, combinado con su inherente falibilidad, es una invitación a la tragedia.


© Fox Searchlight

Danny Boyle ganó fama mundial con “Trainspotting” en 1996, y en la subsiguiente década nos ha ofrecido interesantes re-interpretaciones de muy diversos géneros, como su torcida comedia romántica “A Life Less Ordinary”, la cinta de terror “28 Days Later” y la subversiva historia infantil “Millions”.

Ahora, internándose en las complejidades de la ciencia ficción en compañía de su fiel guionista Alex Garland, Boyle prueba de nuevo su talento para presentar aspectos inesperados de una historia no particularmente original, pero muy interesante, que mantiene la integridad de sus personajes aún mientras los rodea de sublimes efectos especiales y excelente diseño de producción, amén de enarbolar pesados conceptos, como el cuestionamiento de la divinidad de lo divino y del hombre mismo.

“Sunshine” es pura ciencia ficción “humanista”.


© Fox Searchlight

Aquí la situación es el disparador para un análisis de relaciones humanas.

La fantasía está subordinada a las elecciones de los personajes y sus posibilidades y no a la inversa.

La necesidad de auto cuestionarse, de explorar el interior de uno mismo, la búsqueda de la iluminación (física y espiritual), son algunos de los tópicos que director y guionista se atreven a tocar superficialmente.


© Fox Searchlight

Si bien el filme de Boyle no innova demasiado y resulta visiblemente afectado por la variación final, ofrece en cambio abundante acción, muchas imágenes impresionantes, algunas secuencias muy bien logradas y un eficaz empleo de los efectos especiales, obra de The Moving Picture Company.

Algo notable, pues la cinta costó apenas unos 40 millones de dólares y muestra tanta espectacularidad y sofisticación como otros productos sensiblemente más costosos.

La película indudablemente deja una sensación de cuestionamiento en el espectador, lo invita a reflexionar no sólo por el estado de nuestro planeta, sino en las decisiones que se pueden tomar en momentos difíciles.

“Sunshine” logra asomarnos al infinito vértigo interestelar que comparten los ocho privilegiados viajeros cuando estos alcanzan a comprender que, a veces, la ciencia no anda tan sobrada de respuestas.

Nuestra Opinión: @@@@

Alerta Solar
(Sunshine, Reino Unido 2007)
Director: Danny Boyle
Guión: Alex Garland
Fotografía: Alwin Küchler
Música: John Murphy y Underworld
Con: Rose Byrne, Cliff Curtis, Chris Evans, Troy Garity, Cillian Murphy, Hiroyuki Sanada, Mark Strong, Benedict Wong, Michelle Yeoh
Duración: 105 minutos
Distribución en México: 20th Century Fox
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra





Teaser, Sunshine














Trailer, Sunshine














Entrevista, Danny Boyle










Soundtrack: Avenue of Hope - I am Kloot









Correspondencia con esta existencialista columna:

codigocine@yahoo.com

















.

0 comentarios: