miércoles, 30 de mayo de 2007

Carlos Reygadas y Elisa Miller conquistan a Cannes

- Simon Bross, Ernesto Contreras y Gael García Bernal, sin premio, pero con aplausos y buenas criticas
- Después del reconocimiento en Cannes, indiferencia y abandono
- Premia Cinépolis en la Semana de la Crítica a la argentina “XXY”



De verdad que da gusto lo que está haciendo la nueva camada de cineastas mexicanos.

No es motivo de esperanza, son ya una realidad.

Como el caso de Elisa Miller, que aún no termina su carrera de cine y con su primer ejercicio cinematográfico gana en el Festival de Morelia y gana en Cannes.

“Ver llover” al ganar como mejor corto en el FICM tenía asegurada su exhibición en la Semana de la Crítica, pero la joven realizadora jamás imaginó que sui trabajo fuera elegido para participar en la Sección Oficial de Cannes dedicada al corto. Un sueño se convirtió en premio.

El resto de los mexicanos que participaron en Cannes “Párpados Azules” de Ernesto Contreras, “Malos Hábitos” de Simon Bross y “Déficit” de Gael García Bernal, no se llevaron premio, pero a cambio recibieron ovaciones del público y el elogio de la crítica.

Algo que pocos pueden presumir pues no basta con estar en un festival tan grande como este y ser monedita de oro.

Y esto se da a base de talento, de agallas, de pasión por contar una historia.

Porque terminado el show, cuando se baja el telón, la indiferencia es total.

Ni el IMCINE ni nadie más se interesa por darle seguimiento y apoyo a los mexicanos que ganan en festivales internacionales.


Elisa Miller y Alejandro Ramírez, director de Cinépolis, durante la ceremonia de premiación del cuarto Morelia Film Fest realizado en octubre del 2006. Foto: Paulo Vidales / Imagen Latente

Los suertudos, logran el respaldo de empresas privadas quienes les otorgan un poco de apoyo financiero para levantar y concluir sus proyectos. Es como ganarse la lotería, algo casi imposible.

Es doloroso hacer cine en México, especialmente para los cineastas independientes, quienes a final de cuentas, son los que ganan premios en los festivales.

Caso reciente es “El violin”, de Francisco Vargas, que prácticamente tuvo que pedir prestado por todos lados para hacer su película. No fue suficiente que su proyecto ganara varios premios aún si estar filmado para conseguir apoyo.

“El violín” en su versión de cortometraje y posteriormente cuando dio el salto a largometraje, siguió obteniendo premios.

Más de 35 premios (y contando) de nada le sirvieron para que alguna distribuidora se interesara en la película.

Tuvo que rogar Guillermo Del Toro para que alguien se tocara el corazón y poder llevar la película a la cartelera mexicana.

Finalmente la revista Proceso y la productora de Diego Luna y Gael, Canana Films, se aliaron para mandar hacer 20 copias.

La historia se repite al cansancio. Nadie hace nada, a nadie le importa.


Ernesto Contreras y su ópera prima "Párpados Azules" se quedó a nada de llevarse un premio en Cannes. Foto: image.net

Los premios del cine mexicano solo sirven para que los funcionarios de instituciones gubernamentales que supuestamente apoyan al cine, se paren el cuello, nada más.

Porque la realidad, es que cuando un cineasta lleva su película a un festival, va solo.

El IMCINE tuvo un stand en Cannes, pretexto inmejorable para que los funcionarios se vayan a pasear, a chupar, a divertirse en las fiestas y desde luego, “conocer el lugar”.

Los realizadores denuncian con coraje y vergüenza que mientras ellos tienen que sacarle copias fotostáticas al material de promoción de su película (postales, press kits, posters), los demás directores y productores van con sus cajas de carpetas bien armadas (discos compactos, material audiovisual, posters a color, postales, etc.) para difundir su trabajo.

Porque para viajar, los realizadores tienen que pedir prestado o el patrocinio de alguna empresa de aviación, pues van sin un quinto en la bolsa. Obviamente no están en condiciones de mandar a hacer material promocional de su película. Con trabajos llevan para comer, nos consta que ni eso en ocasiones.

Solo bastarían los viáticos de 2 personas del IMCINE para dotar de “armas” a los cineastas mexicanos y puedan hacer ruido con su película.

Así de grande es la indiferencia, así de grande es la estupidez con la que se maneja el cine mexicano.

Los menos, los suertudos - uno de cada cien-, como Carlos Reygadas, no se preocupan por nada.

El, además de no ser cineasta, es de familia acomodada y tiene amigos influyentes en Francia y México que le echan la mano.

De hecho, “Luz silenciosa” ya tiene distribuidora en México.

¿Y los demás? Que le hagan como puedan.

Si señores, cada premio, cada triunfo de un mexicano significa una derrota.

Porque cuando regrese a su país, ese aplauso, esa estatuilla, no le servirá para un carajo.

Es de hecho, una maldición. Pues entre más premios acumule, más corre el riesgo de que su película sea enlatada indefinidamente.

Pero eso si, hay mucha lana para financiar bodrios, comedias románticas insulsas.

Es el mundo al revés.

INTERMEDIO

Uno de los primeros premios que se otorgan en Cannes antes de la clausura del festival son los de la Semana de la Crítica.

Gracias a los lazos que existen entre esta importante Sección Paralela de Cannes con Cinépolis y el Festival Internacional de Cine de Morelia, los mexicanos han logrado una importante espacio de exhibición en Cannes y los cinéfilos mexicanos, la posibilidad de disfrutar cada año tanto en Morelia como en la ciudad de México, de una selección de lo proyectado en la Semana de la Critica.

“XXY” recibió dos premios oficiales: el Gran Premio de la Semana de la Crítitca, que es el máximo honor del evento, el cual va acompañado de cinco mil euros otorgados por Cinépolis y el FICM, así como el premio de apoyo ACID/CCAS. También obtuvo el Premio de la Juventud y el Premio de los Cinéfilos.


La debutante Lucía Puenzo. Foto: image.net

Desde hace cinco años, Cinépolis y el FICM adquirieron el compromiso de otorgar un estímulo económico al ganador de esta sección que en esta ocasión recayó en la argentina “XXY” de Lucia Puenzo, así como el premio de apoyo ACID/CCAS. También obtuvo el Premio de la Juventud y el Premio de los Cinéfilos.

“XXY” es la Opera Prima de Puenzo, en la que cuenta la historia de una adolescente de 15 años que guarda un secreto y lleva como principales protagonistas al argentino Ricardo Darín y la mexicana Inés Efrén..

De acuerdo con la prensa francesa, “XXY”, superó por escaso margen a la mexicana “Párpados azules”, de Ernesto Contreras, que estaba considerada como su favorita, después de recibir estupendas críticas.


PALMARÉS OFICIAL

- Palma de Oro: ‘4 meses, 3 semanas y 2 días (4 luni, 3 saptamini si 2 zile)”, de Cristian Mungiu

- Gran Premio del Jurado: “El bosque de Mogari (Mogari No Mori)”, de Naomi Kawase (Japón)

- Premio Especial 60 aniversario: “Paranoid Park”, de Gus Van Sant

- Premio al Mejor Director: Julian Schnabel por ‘La escafandra y la mariposa” (Francia)

- Premio Mejor Actor: Konstantin Lavronenko por “Izhnanie” (Rusia)

- Premio Mejor Actríz: Jeon-Do-yeon por “Secret Sunshine” (Corea del Sur)

- Premio al Mejor Guión: Fatih Akin por ‘Auf der anderen Seite’ (Alemania – Turquía)

- Premio del Jurado: Ex aequo: “Persépolis”, de Marjane Strapi y Vincent Paronnaud (Francia), y “Luz silenciosa”, de Carlos Reygadas (México)

- Premio Cámara de Oro: “Las medusas (Meduzot)”, de Etgar Kenet y Shina Geffre. Mención especial a “Control”, de Anton Corbijn

- Premio de la Crítica (FIPRESCI): “4 meses, 3 semanas y 2 días”, de Cristian Mungiu, en la Competición Oficial; “Bikur Hatizmoret”, de Eran Kolirin, en la sección ‘Un certain regard’; y “Elle s’appelle Sabine”, de Sandrine Bonnaire, en la ‘Quincena de realizadores”.

- Premio del Jurado Ecuménico: “Auf der anderen Seite”, de Fatih Akin.



Festival de Cannes en imágenes



U2 en Cannes I (vía webcam)








U2 en Cannes II









Angelina Jolie & Brad Pitt en Cannes










El glamour y caos de Cannes







Ocean's Thirteen en Cannes








Michael Moore en Cannes









Wong Kar Wai presentando "My Blueberry nights", acompañado de Norah Jones & Jude Law










Gus Van Sant acompañado de sus jóvenes actores, hablando de "Paranoid Park"









No Country for Old Men, los hermanos Coen en Cannes










Ceremonia de Clausura, premio a Elisa Miller

El audio está en francés y la mención a la mexicana se da casi al final del clip, antes de iniciar el minuto cinco.

Aún así,el momento no pierde su carga de emotividad. Elisa habla algo de francés pues durante un breve lapso de su vida vivió en París.

La conducción de la gala quedó a cargo de la sensual Diane Kruger.









Premio del Jurado, "Luz Silenciosa", Carlos Reygadas

El momento crucial se encuentra por ahí del minuto tres y medio, después del monólogo que se avienta Jamel Debbouze.

El jurado fue presidido por el director británico Stephen Frears, e integrado también por el actor Michel Piccoli, las actrices Maria de Medeiros, Toni Collette, Sarah Polley, Maggie Cheung, los directores Abderrahmane Sissako, Marco Bellocchio y el escritor y Premio Nobel Orhan Pamuk.









Clip de 4 Months, 3 Weeks and 2 Days, Ganadora de la Palma de Oro











Correspondencia con esta columna que no pierde la fe en los nuevos talentos del cine mexicano:

codigocine@yahoo.com













.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Si es una lastima eso de los festivales, apenas vi en las peliculas piratas la de gael, pero pienso que hace falta promocion.
Y bueno desgraciadamente es un hecho que el stablishment dicta los arquetipos y los estilos y peliculas que hay que ver.

Mis felicitaciones a los que tienen fe y se avientan a hacer este tipo de proyectos y tal vez necesiten bendiciones en este paraje desolado...

ATENTAMENTE: ROBERTO PUERTOCISNE Y CORDOBA. e mail- disavowed0101@hotmail.com