viernes, 30 de abril de 2004

Océanos de Fuego

Con la trilogía de "El Señor de los Anillos" oficialmente reconocida como uno de los logros cinematográficos más grandes de los últimos años, industria y fanáticos están pendientes a cual va a ser la próxima jugada de los actores que encarnaron la hermandad fantástica de Tolkien.

Y el estreno de Hidalgo, película que comienza a exhibirse hoy a nivel nacional, marca un buen primer paso para Viggo Mortensen.

Para el actor la selección de este proyecto es arriesgada, considerando que es otro papel de corte heroico en una aventura épica.

Sin embargo, “Hidalgo” es un excelente vehículo para los talentos de Mortensen, intérprete de imponente presencia que siempre sorprende al desnudar el alma de su personaje con una facilidad impresionante.

El filme es lo más cercano, en mucho tiempo, al tipo de diversión que destacó la trilogía de “Indiana Jones”. El director no se conforma con esto y trata de darle peso emocional a lo que es en esencia la relación entre de un hombre y su caballo.

La historia de “Hidalgo”, que adapta eventos verídicos, transcurre en 1890 cuando el viejo oeste y la figura del vaquero son marginados a la mitología norteamericana abriendo paso a la industrialización.

Después de ganar fama junto a su caballo Hidalgo como uno de los mejores jinetes de carreras de larga distancia, Frank Hopkins (Mortensen) se ve relegado como una de las atracciones del infame circo de Buffalo Hill. Hopkins e Hidalgo, que es considerado un caballo inferior por no ser de sangre pura, reciben una oportunidad para rescatar su reputación cuando son invitados a participar en el Océano de Fuego, carrera a través del desierto del Sahara.

La carrera Océano de Fuego se celebra desde hace siglos: consiste en una prueba de supervivencia de cinco mil kilómetros por el desierto de Arabia. Una gran carrera que tan sólo los propietarios de los mejores caballos árabes están en condiciones de disputar.

Un rico jeque invita a participar a un vaquero americano, Frank Hopkins. Frank y su caballo Hidalgo habrán de enfrentarse a los mejores jinetes beduinos del mundo en una carrera que más allá de la prueba se extiende a la propia vida de sus protagonistas.

Tras “El señor de los anillos”, Viggo Mortensen aprovecha su tirón de popularidad y protagoniza “Océanos de fuego”, un relato épico con tintes de western que habla de sacrificio, honor, superación personal y valores positivos que se subliman a través de la mítica competición que da título a la película.

La mezcolanza de géneros está realizada con habilidad y destreza, lo que prueba el talento de Joe Johnston (Jumanji, Jurassik Park III), un artesano en la línea de los que poblaron el Hollywood dorado con tantas películas modestas pero inolvidables.

En realidad ésa es la principal cualidad de “Océanos de Fuego”, ese encanto de un cine perdido, de otra época, pero que mantiene toda su fuerza y esplendor en cuanto está realizado con un mínimo de convicción.

Y junto a Viggo Mortensen, destaca el regreso de Omar Sharif, ese gran actor egipcio que alcanzó su cumbre en los años sesenta con su participación en superproducciones que hicieron historia como “Doctor Zhivago”, “Lawrence de Arabia” o “Genghis Khan”, todas ellas inolvidables y espectaculares.

“Hidalgo” es, hasta el momento, la mejor cinta de aventuras que se ha estrenado en el año.

Nuestra Opinión: @@@

Océanos de fuego
(Hidalgo, Estados Unidos 2004)
Director: Joe Johnston.
Guión: John Fusco.
Con: Viggo Mortensen, Omar Sharif, Zuleikha Robinson, Louise Lombard.
Duración: 136 minutos
Distribución en México: Buena Vista International
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra