miércoles, 14 de julio de 2004

I, robot: Will Smith salvando al mundo...nuevamente

- Es la clase de película en la que siempre soñó actuar
- “Yo, robot” una cinta de arte envuelta en una superproducción
- No descarta hacer cine independiente




Al ritmo del “Son de la Negra”, acompañado de dos “adelitas” y gritando ¡Viva México! fue como Will Smith se presentó ante medios mexicanos en la primera escala internacional de su gira promocional de “Yo, robot”.

Haciendo gala de su buen humor, una de las primeras declaraciones de Will Smith, fue su satisfacción al haber participado en “I, robot” pues confesó que es la clase de producción en la que siempre soñó actuar.

Smith recordó que aunque a lo largo de su trayectoria como actor ha realizado personajes dramáticos, como en “Alí”, son los filmes que combinan acción y dramatismo los que le interesan como justamente lo hizo en “Yo robot”.

“Películas como éstas han hecho que actores como Russell Crowe ganen un Oscar, como en “Gladiador” y también Tom Cruise en “Jerry Maguire”, en donde puedes hacer ambas cosas y llevar historias entretenidas a la gente.

En este caso la película es muy completa. Combina comedia, drama, acción y ciencia ficción. Creo que el director (Alex Proyas) hizo un trabajo brillante al crear un film que cubre tantos géneros. Es un amante de la ciencia ficción y se preocupó por contar una historia, más allá de los efectos especiales, puedo decir que es una pequeña película de arte envuelta en una superproducción”.


Inspirada en la colección de cuentos cortos de Isaac Asimov, “I, robot” narra la rebelión de los robots en el futuro, cuestionando una vez mas las relaciones entre los hombres y la tecnología.

Will Smith se declaró impactado por el trabajo de Asimov.

“Son escritos de los años 50, cuando apenas si había televisión, pero él fue capaz de visualizar los límites de la imaginación humana; pensar en qué sería lo más lejano que podría ocurrírsenos. Pero así como pensó en que seríamos lo suficientemente inteligentes para crear cosas así, también sabía que no éramos tan inteligentes como para entender que las cosas podrían volcarse en contra nuestra”.

Paradójicamente, Will Smith se encuentra agradecido por los avances tecnológicos.



Revela que la tecnología le ha permitido convertirse en un actor más maduro, ya que en la década pasada productores y directores dedicaban la mayoría de su tiempo y esfuerzo a lograr efectos visuales, dejando la calidad de la actuación en segundo plano. Mientras que en la actualidad, los efectos se logran por la vía digital y eso permite tener tiempo para concentrarse en las actuaciones.

“Interactuar con efectos especiales resultó más fácil por los adelantos técnicos, que hace 10 años cuando trabajé en cintas como “El día de la independencia” y “Hombres de negro”, aunque siempre causa cierta dificultad actuar en el vacío, frente a una pantalla verde, imaginando lo que sucede alrededor”.

En “Yo, robot”, Smith interpreta al detective Del Spooner, un policía que odia a los robots y que tiene que investigar el crimen de un importante científico presuntamente asesinado por uno de ellos.

Respecto a lo que sucede en la cinta, el actor dio su opinión sobre la posibilidad de que en algún momento los avances tecnológicos puedan sobrepasar al propio ser humano.

“Todo responde a una evolución. Actualmente a mi papá que es de la generación de la bomba atómica, le da temor tocar una computadora, por miedo de que salga de ahí la bomba. En cambio mis hijos, de dos y cinco años, están más enterados de lo que incluso yo sé sobre computación. No debemos pensar que la ciencia ficción nos pueda rebasar, porque siempre va a quedar nuestra esencia como seres humanos.

No le tengo miedo a la tecnología, creo que es un reflejo de lo que está haciendo la humanidad para su bienestar en el futuro. El problema es la arrogancia del hombre de creer que podemos controlar el universo, debemos liberarnos para evolucionar y aprovechar esos adelantos para avanzar, pero intelectualmente”.


La afición de Will Smith por buscar papeles en cintas de ciencia ficción no es casual.

Su gusto por este género se dio desde que tenía ocho años y vio en el cine “Star Wars”.

“Toda mi carrera he intentado hacer que los niños se sientan cómodos cuando vayan al cine, tal y como me sucedió a mí cuando estaba viendo “La guerra de las galaxias”; realmente fue un momento que jamás me puede imaginar y quedé tan impactado de que alguien creara algo así. Desde entonces, la ciencia ficción ha estado muy cerca de mi corazón”.



En cuanto a la posibilidad de rodar la segunda parte de “Yo, Robot”, donde también funge como productor ejecutivo, Smith aclaró que todo dependerá de los números en taquilla, aunque lo ve un poco complicado pues resulta muy demandante realizar esta clase de películas ya que implica al menos siete meses de rodaje y cinco o seis meses más en postproducción.

Will Smith se siente cómodo trabajando en Hollywood. Con todo, reconoce que le gustaría hacer cine en otros países o incluso en el circuito independiente de Estados Unidos.

“Me interesaría trabajar en películas de bajo presupuesto, que no estén condicionadas a ganar 80 millones de dólares en su estreno. Cuando una compañía invierte 100 millones de dólares en una cinta hay muchas limitaciones para el actor. Me pasó con ‘Ali’ donde todo era muy restrictivo y no me dejaban ni tomar cerveza. Hay reglas raras para el cine de Hollywood, por ello me gustaría trabajar fuera en busca de mayor libertad, en otras industrias del mundo. Creo más bien que a menor presupuesto, hay más libertad”.

Antes de terminar la charla con los reporteros, el actor comentó que sus hijos se emocionaron cuando vieron la cinta, “les encanto, pero me pidieron que deje de salvar al mundo, ya que lo he salvado cuatro veces, y es hora de que haga otra cosa”.

Will Smith tiene una agenda muy apretada. Visitará 14 países en mismo número de días como parte de la promoción internacional de la cinta.

En dos meses, tiene planeado sacar su nuevo disco.

No hay otra producción en puerta de ciencia ficción, al menos por el momento.

Su próxima aparición será en la cinta animada “Shark Tale”, donde el actor prestará su voz.

“Yo, robot” llegará a los cines en los Estados Unidos el 16 de Julio, el 29 de Julio en Argentina, mientras que en México y España se exhibirá a partir del 30 de Julio.

Correspondencia con esta robotizada columna:

cloroformo@gmail.com

0 comentarios: