viernes, 20 de agosto de 2004

¡Que te calles!



Dos de las glorias del cine francés se juntan para divertirse y de paso arrancar carcajadas al público cinéfilo.

Gérard Depardieu y Jean Reno unen talentos en “¡Que te calles!” con el objetivo de doblar de la risa a los incautos espectadores que a lo mejor esperaban una cinta más dramática.

Gérard Depardieu y Jean Reno son dos delincuentes, uno de ellos torpe e insoportable, el otro un duro, que se fugan juntos de la prisión.



Quentin (Depardieu), un tonto charlatán irredimible, termina una vez más entre rejas porque, cuando descubre que la casa de cambios que está asaltando sólo tiene yenes (moneda que no conoce), pide consejo a los cajeros para que le indiquen dónde robar euros.

Ruby (Reno) en cambio, es un tipo duro de verdad.

Terminó encarcelado con varias cuentas pendientes: lo busca una banda de peligrosos delincuentes para saber dónde escondió un botín que le arrebató a ellos y, a la vez, él quiere fugarse para vengar la muerte de la mujer que amaba, que no es otra que la esposa del jefe de la banda, quien ordenó su asesinato.

Ambos no terminan en la misma celda por azar: así lo dispone el director del presidio cuando llega a la conclusión de que la única persona capaz de quebrar el obstinado mutismo de Ruby es Quentin, cuya personalidad podría sacar de las casillas al mismo San Francisco de Asís.

Sin embargo, nada es como lo calculan en el reclusorio.

Hay una fuga y las cosas se dan para que esta pareja dispareja escape, aunque es insuficiente para que este par termine llevándose bien, lo que le complicará la existencia al pobre de Ruby quien tendrá que aguantar un buen rato más al desesperante Quentin.



Director y guionista de películas como “La cena de los tontos” y “El Closet”, Francis Veber es seguramente el mayor fabricante de comedias populares en Francia y uno de los más exitosos.

Lo que Veber domina es una mecánica del género, y eso le asegura una eficacia cómica que funciona sobre esquemas probados, cerrándole el paso a cualquier asomo de sutileza o innovación.

Esa mecánica suele apoyarse en el formato que se conoce como “buddy movie”, el cual se basa en la más cruda oposición de dos caracteres a los que una determinada circunstancia obliga a aliarse, por más que sean como el agua y el aceite (ejemplos en el cine las parejas de Jack Lemmon y Walter Matthau o el Gordo y el Flaco, por mencionar algunos).



En la cinta mientras uno de ellos, Ruby (Jean Reno) es un verdadero profesional, el otro, Quentin (un Gérard Depardieu bastante delgado), es poco menos que un débil mental.

La historia transcurre con fluidez, sin baches ni tropiezos con una puesta realmente eficaz.

Si bien no hay escenas climáticas, el humor es parejo y constante, con buenos hallazgos.

Una película sumamente divertida, ideal para pasar un rato ameno alejado del stress citadino.

Nuestra Opinión: @@@

¡Que te calles!
(Tais Toi!, Francia 2003)
Dirección y guión: Francis Veber
Fotografía: Luciano Tovoli
Música: Marco Prince
Con: Gérard Depardieu, Jean Reno, André Dussollier, Richard Berry, Leonor Varela
Duración: 87 minutos
Distribución en México: Artecinema
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta simpática columna:

obsesionesmx@yahoo.com.mx

0 comentarios: