viernes, 7 de enero de 2005

En cine, no todo lo que brilla es Hollywood

- Los títulos más importantes del cine de arte que se estrenarán este año
- México sumido en la indiferencia ante el desastre en Asia
- Los afectados por el Tsunami reciben ayuda de los artistas


Aunque pareciera imposible de creer para los cinéfilos mexica­nos, tenemos el gusto de informar­les que también hay cine más allá de Hollywood, y que en este 2005 también llegarán a las pantallas de las salas de nuestro país otro tipo de películas, proceden­tes de distintas cinematografías, que no necesariamente nos hacen devo­rar palomitas, nachos y refrescos mientras las vemos.

Podremos disfrutar de un cine no facturado en Hollywood, el cual tie­ne una historia, propuesta, lengua­je y estilo narrativo distinto al que nos tiene acostumbrados la llamada Meca del Cine, principalmente sin el apabullante despliegue de efectos visuales, ni el vertiginoso ritmo que suelen imprimirle a la edición de ca­da película.

Así, entre los estrenos más so­bresalientes de cine alternativo que podremos disfrutar este año, se en­cuentran principalmente títulos de cinematografías como la europea y la asiática, así como las películas rea­lizadas de manera independiente por las pequeñas compañías producto­ras en Estados Unidos.



Se calcula que, de acuerdo con la venta promedio anual de boletos pa­ra el cine en México, el cine alterna­tivo realizado al margen de Hollywood pueda colocar entre 7 millones y 10 millones de localidades, lo que equivaldría a 5 por ciento del total de las entradas.

Entre las cintas francesas que se­guramente serán lanzadas en Méxi­co se encuentran: “5x2”, de François Ozon; “La dama de honor”, de Claude Chabrol; “Amor eterno”, de Jean-Pierre Jeunet con Audrey “Amelie” Tautou; “Clean”, de Olivier Assayas; “Luces ro­jas”, de Cédric Kahn; y “Como una ima­gen”, de Agnès Jaoui, entre otros.

De España podrían arribar las nuevas producciones de Alex de la Iglesia (la comedia negra “Crimen fer­pecto”, de Alejandro Amenábar “Mar adentro”, historia real sobre la euta­nasia, protagonizada por Javier Bar­dem y de Cesc Gay “En la ciudad”.



También cuentan con posibilida­des de distribución en nuestro país los más recientes trabajos de otros importantes directores europeos, como el sueco Lasse Hallström “An unfinished life”, con Robert Redford, Jennifer López y Morgan Freeman; el húngaro István Szabó “Conocien­do a Julia”, con Annette Bening, el inglés Mike Leigh ganador del Festi­val de Venecia por “El misterio de Vera Drake” y el alemán Fatih Akhin ga­nador de la Berlinale y de los prin­cipales premios europeos 2004 por “Contra la pared”.

Entre la oferta asiática aparecen “Zatoichi”, del japonés Takeshi Kita­no; dos multipremiadas produccio­nes coreanas como el thriller “Old boy”, de Park Chan-wook (Gran Premio del Jurado en Cannes), y “3-Iron”, del notable Kim Ki-duk (mejor di­rector en Vene­cia); “La casa de las dagas voladoras”, bello filme de artes marciales del chi­no Zhang Yimou; y 2046, del director hongkonés Wong Kar-wai.



Entre las cintas independientes realizadas en Estados Unidos se encuentran: “Melinda y Melinda” de Woody Allen; “La historia de la vio­lencia” de David Cronenberg (con Viggo Mortensen y Ed Harris); “El nuevo mundo”, de Terrence Malick (con Colin Farrell), “Rose and the Snake”, de Rebecca Miller (con Daniel Day Lewis); y “Ask the dust” de Robert Towne (con Salma Hayek y Colin Farrell).

Otra de las películas indepen­dientes más esperadas es el acla­mado documental “Tarnation” de Jo­nathan Caouette, el cual retrata con gran amargura lo que han sido los últimos 20 años de su vida en medio de una familia disfuncional de Texas y la peculiar relación que desarro­lló con su madre, una mujer mental­mente enferma.

También destaca la película “The woodsman” de Nico­le Kasselle, con la participación de Kevin Bacon, Kyra Sedgwick y Benjamin Bratt, entre muchas otras cintas de corte alternativo que habrán de estrenarse en México y Latinoamérica en los próximos meses.

OBSESIONES EN CORTO

Es vergonzoso, peor aún, parece una burla que el gobierno mexicano haya donado 100, 000 dólares para ayudar a las víctimas de una de las mayores catástrofes de todos los tiempos. Mientras que sin rendir cuentas a nadie, la presidencia de la República gasta varios millones de dólares al año tan sólo en comidas y banquetes. Cuando los países afectados pidieron ayuda a la comunidad internacional, el gobierno mexicano se limitó a aventar migajas, y eso solo por guardar las apariencias. *** No hay pretexto. Nuestro país aparece entre los países que menos han aportado, a pesar de ser la novena economía del mundo. Incluso artistas, deportistas y hasta equipos de fútbol internacionales, superan de tres a más de 100 veces la donación que hizo el gobierno de nuestro país para apoyar a los afectados del maremoto del 25 de diciembre pasado. *** Hasta ayer, la Secretaría de Salud, en representación de la administración federal, sólo había enviado 100 mil dólares en especie (medicinas y alimentos) y una docena de especialistas para labores de rescate. *** En contraste, Steven Spielberg donó un millón y medio de dólares; el piloto de Fórmula Uno, Michael Schumacher, 13 millones, Leonardo Di Caprio y Sandra Bullock aportaron un millón de dólares cada quien. El club alemán Bayern Munich ofreció donar 300 mil euros (410 mil dólares) para construir una escuela u orfanato en Sri Lanka. La Liga Premier de Gran Bretaña prometió una donación de un millón de libras esterlinas. Los clubes Manchester United, Arsenal y Chelsea donaron cada uno 94 mil 164 dólares. *** Lo que más llama la atención de los responsables de acopiar víveres, es la escasa participación no sólo de las autoridades, sino del público en general. Según un reporte de la Cruz Roja Mexicana, hasta ayer habían recibido únicamente dos millones 400 mil pesos de ayuda y 14 toneladas de víveres (ropa, medicinas y alimentos enlatados). Desde el domingo, fecha en que se abrió el centro de acopio, se registra una afluencia de 40 personas por día. *** Conforme transcurren los días, gobiernos y personalidades se suman a lista, pero nuestro país continúa a la zaga, pues incluso Venezuela, con dos millones de dólares y Argelia, con la misma cantidad, superan al donativo mexicano. *** Los mexicanos ya no recuerdan la ayuda humanitaria internacional que recibimos casi de inmediato luego del terremoto de 1985 que destruyera el centro de la ciudad de México. Es fácil caer en la indiferencia, es fácil olvidar cuando no existe la necesidad. *** Más de 100 sismos se han registrado en la zona del maremoto y sigue temblando. Otra amenaza se cierne sobre Asia: hambruna y epidemias. Mientras tanto, millón y medio de niños desamparados están en peligro de caer en las garras de las redes de explotación sexual. Por lo pronto, algunos de estos niños y niñas han ido desapareciendo poco a poco de los centros de ayuda. La tragedia aún no termina.*

Correspondencia con esta indignada columna:

codigocine@yahoo.com


0 comentarios: