miércoles, 2 de marzo de 2005

Festival de Guadalajara: una deshonra al cine mexicano

Lo que la gente del Festival Internacional de Cine en Guadalajara acaba de hacer, demuestra que solo tienen basura en el cerebro y que sencillamente son unos oportunistas a los que nunca les ha importado el cine mexicano.

Justo cuando el evento cumple 20 años de vida, la lógica indicaba que tendrían que sacar la casa por la ventana en pro del cine mexicano, pues si recordamos, hasta hace tres años, el evento estaba consagrado a exhibir y premiar exclusivamente cine hecho por mexicanos.

Aunque usted no lo crea, sucedió todo lo contrario.

La anteriormente llamada “Muestra de Guadalajara”, presenta con bombo y platillo sus secciones oficiales correspondientes a la XX edición a efectuarse del 11 al 18 de marzo, donde se exhibirán 17 películas en la sección Iberoamericana en Competencia y ¡6 películas! en la sección competitiva mexicana.

¿Verdad que esta gente no tiene perdón de Dios?

En noviembre pasado, cuando se adelantaron los primeros detalles del festival, se dijo que habría cambios importantes.

Que ahora sí el festival sería un evento incluyente y buscaría impulsar al cine mexicano más que nunca por medio de los eventos paralelos que habría al certamen, como el Mercado Iberoamericano de Cine y el Primer Encuentro de coproducción, donde se traerían productores de diferentes países con la finalidad de que se comprometieran a apoyar diferentes proyectos previamente seleccionados.



La verdad, nos vimos muy ingenuos al creer en los “vientos de cambio”.

Todo fue una treta para marear al respetable y a los detractores del festival.

Nos dieron atole con el dedo.

Si realmente les importara el cine mexicano, obviamente no cometerían la estupidez de armar una sección competitiva mexicana (la razón de ser de este festival) de seis películas, con el agravante de “rellenar” esa de por sí raquítica sección, metiendo una disque “comedia romántica” de Alejandro Gamboa: “La última noche”, la última parte (¡gracias a dios!) de la trilogía integrada por las “joyitas” de “La primera Noche” y “La segunda noche”.

En los últimos años, la Muestra (o festival, como guste llamarlo) de Guadalajara se ha esforzado por meter porquerías en la sección mexicana en competencia, dejando fuera propuestas más decentes y de mayor interés.

Ahí hay una verdadera mafia (¡oh! ¡gran descubrimiento!).

Los títeres o secuaces son Kenya Márquez, directora del certamen y su equipo de trabajo, unos verdaderos yupies ineptos.

El capo mayor, un burgués que se siente dueño de media Guadalajara (la otra mitad es de Jorge Vergara) Raúl Padilla, dueño, perdón, presidente del Patronato del festival.

Como amante del cine duele decirlo, pero el que se suponía era el festival cinematográfico más importante de México, apesta.

Parece un chiquero (lugar donde crían a los cerdos) lleno de mierda.



Y lo peor de todo es que no tienen vergüenza.

Admiten quitados de la pena que se inscribieron 28 películas mexicanas de las cuales solo eligieron 6.

El cinismo no termina ahí.

Algunas de esas cintas mexicanas también compiten en la sección iberoamericana. Además, no descartan la opción de hacer una sola sección competitiva el siguiente año, esto es, desaparecer el apartado dedicado al cine mexicano.

La programación de este intento de festival está integrada por 97 largometrajes y 120 cortos y documentales. A esta justa se darán cita diferentes personalidades del cine hispano, entre ellos la actriz Maribel Verdú, los directores Fernando Trueba, Arturo Ripstein (odiado en méxico, alabado en España, cosas de la vida), Alfonso Cuarón (luego de haber criticado al festival, ¿le dará el espaldarazo?) y figuras de otras cinematografías como el realizador John Waters y el actor Zach Braff.

Para quienes ya han estado en ediciones anteriores del festival, es conocido que si uno no es amigo de alguno de los integrantes del comité organizador o en el mejor de los casos, del jurado de selección, o si su película no recibió apoyo del gobierno a través del IMCINE, automáticamente queda fuera de la jugada.

El año pasado, sucedió algo parecido.

Atascaron la sección de cine mexicano en competencia con cintas financiadas por el IMCINE.

Muchos bodrios de gente supuestamente “consagrada” como Jaime Humberto Hermosillo o Gabriel Retes que nada tenían que hacer en competencia por haber hecho productos verdaderamente infames.

En cambio, fuera de competencia, dejaron a los chavos que financiaron sus películas con capital privado (caso de “Adictos” que sigue sin tener distribuidora). Personas que por no tener amigos o influencias, los dejaron en segundo plano.

¿Se vale?

El Festival Internacional de Cine en Guadalajara es un evento en franca decadencia, con todo y que busquen traer a directores y actores de otras partes del mundo.

El festival está hecho por vividores, que solo les importa llevarse una tajada del presupuesto destinado por el gobierno estatal y federal más lo que aportan diferentes empresas patrocinadoras.

Si tuvieran un mínimo interés genuino por el cine mexicano, no estarían cometiendo tantas tropelías que solo dan una mala imagen al mundo de nuestra industria cinematográfica y de nuestro país.

Porque las cintas mexicanas que se exhibirán no son del todo representativas del cine que se hace en México, tanto comercial como propuestas independientes. Eso sí, metemos las manos al fuego por “El mago” de Javier Aparicio, cinta que triunfó en el Festival de Montreal y que el Festival se vio obligado a incluir, más por compromiso con el CUEC (la escuela de cine de la UNAM) que por deseos propios.

Además de las secciones paralelas, el Festival en sus primeros 20 años (de los cuales hay poco que festejar y mucho que lamentar) estará conformado por tres secciones de largos en competencia, una dedicada el cortometraje mexicano e iberoamericano y otra dedicada al cine infantil.

Sección Oficial de Largometraje Mexicano

-”Club Eutanasia”, de Agustín Tapia
- “El Baile de la Iguana”, de Marcel Sisniega
-”El Mago”, de Javier Aparicio (participa también en la Sección Iberoamericana
- “Historias del Desencanto”, de Alejandro del Valle
- “La Última Noche”, de Alejandro Gamboa
- “Noticias Lejanas”, de Ricardo Benet, (también participa en la Sección Iberoamericana)

Sección Oficial de Largometraje Iberoamericano

- “Amor Idiota”, de Ventura Pons, España
- “Cachimba”, de Silvio Caiozzi, Chile
- “Casi Dos Hermanos”, de Lucía Murat, Brasil
- “Crimen Perfecto”, de Alex de la Iglesia, España
- “Crónicas”, de Sebastián Cordero, Ecuador-México
- “El Cielito”, de María Victoria Menis, Argentina
- “El Perro”, de Carlos Sorin, Argentina
- “Familia Rodante”, de Pablo Trapero, Argentina
- “La Niña Santa”, de Lucrecia Martell, Argentina
- “La Sombra del Caminante”, de Ciro Guerra, Colombia
- “Las Mantenidas Sin Sueños”, de Vera Fogwill y Martín De Salvo,
- “La Última Luna”, de Miguel Littin, Chile
- “Los Muertos”, de Lisandro Alonso, Argentina
- “Roma”, de Adolfo Aristarain, Argentina
- “Sumas y Restas”, de Víctor Gaviria, Colombia
- “Un Año Sin Amor”, de Anahí Berners, Argentina
- “Whisky”, de Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll, Uruguay

Sección Oficial Documental Iberoamericano

- “Salvador Allende”, de Patricio Guzmán, Chile-Francia
- “El Inmortal”, de Mercedes Moncada, México
- “El Cielo Gira”, de Mercedes Álvarez, España
- “20 Años No Es Nada”, de Joaquim Jordà, España
- “Soy Cuba”, de Vicente Ferraz, Brasil-Cuba
- “1973”, de Antonino Isordia, México
- “Óscar”, de Sergio Morkin, Argentina
- “Estamira”, de Marcos Prado, Brasil
- ”De Nadie”, de Tin Dirdamal, México
- “Actores Secundarios”, de Pachi Bustos y Jorge Leiva, Chile
- ”Preguntas Sin Respuesta”, de Rafael Montero, México
- “Atrás De Las Sombras”, de Óscar Ramírez, México
- “Memoria del Saqueo”, de Fernando Solanas, Argentina

OBSESIONES EN CORTO

Otro festival que también le anda tomando el pelo al público mexicano es el Festival Internacional de Cine Contemporáneo. La cinta ganadora del festival no estaba considerada en la sección oficial. “Las tortugas pueden volar”, del director iraní Bahman Ghobadi, galardonada como la mejor cinta de ficción del FICCO, no se encontraba en la selección oficial porque entró de último momento en sustitución del filme iraní “Sueños amargos”. La directora del FICCO, Paula Astorga, explicó que el realizador de Sueño amargo, Mohsen Amiryoussefi, no pudo salir de su país con el filme porque había “toque de queda” y el comité decidió incluir la cinta de Ghobadi para que Irán no se quedara fuera. ¿Las demás películas en competencia no daban para mucho? ¿Era cuestión de via o muerte que hubiera una cinta iraní en la sección oficial cuando ya tenián una sección retrospectiva? *** El documental argentino “Memorias del saqueo”, de Pino Solanas también quedó fuera de competencia, pero por razones muy diferentes. De acuerdo a la directora del festival, a Fernando Solanas le confirmaron su participación en el Festival de Cine de Guadalajara cuyos directivos le dijeron que no podía exhibir su trabajo en el FICCO si quería estar en Guadalajara, por lo que el realizador decidió retirarse de la competencia. La gente de Guadalajara había externado su preocupación de quedarse sin películas ante la diversa programación del FICCO. En respuesta, se pusieron a jugar sucio. *** Los directivos de la cadena Cinemex salieron ante la prensa a presumir que la segunda edición del FICCO tuvo más de 60 mil espectadores. ¿A quien quieren tomarle el pelo? Este año, el FICCO fue programado en menos complejos que el año pasado, por si fuera poco, le dedicaron menos salas ya no le dejaron las más grandes. ¿De dónde sacan esa estratosférica cifra? Tal vez multiplicando el número de asistentes reales por 50. *** Como habrán podido notar, en México es una práctica común el querer engañar al público y hacer negocio con los restos de la moribunda industria fílmica. Pero eso sí, uno no puede salir a denunciar estos detalles porque lo tachan de tendencioso, vendido, amarillista, anarquista, malinchista, mentiroso, terrorista, entre otros calificativos y de paso se nos niega el acceso a los eventos. Señores, el sol no se puede tapar con un dedo.*

Correspondencia con esta aterradora columna:

codigocine@yahoo.com




.

0 comentarios: