viernes, 22 de abril de 2005

El cine mexicano y su Club Eutanasia



Basta poner un poco de atención a la trama de “Club Eutanasia” para encontrar una incómoda y triste analogía con el cine mexicano.

En la cinta del debutante Agustín “Oso” Tapia, un grupo de ancianos –interpretados por viejas glorias del cine mexicano- son explotados en un asilo, terminan matándose entre sí.

¿Le suena conocido?

Remember “el peso en taquilla”, por poner un ejemplo, donde so pretexto de que era una medida que afectaba sus finanzas, los exhibidores se sirvieron con la cuchara grande y aumentaron los precios de entrada al cine.

La propuesta de descontar un peso por boleto comprado en los cines era con la finalidad de hacer un fondo que pudiera financiar la filmación de cine mexicano.

Cuando la medida fue declarada nula por los amparos que exhibidores y distribuidores pusieron, nadie se acordó de volver a bajar los precios, de hecho, los incrementaron aún más.

Mientras tanto, siguen explotando al cine mexicano y a su cada vez menos numeroso fiel público con comedias lights y fresas que las venden como si fueran la octava maravilla.

“Club Eutanasia” es una emotiva y cruel historia que se desarrolla dentro de un asilo de ancianos, en donde una tragedia ha provocado que tanto los alimentos como las medicinas sean racionados entre los internos. Ante la inusitada situacion, un grupo de cuatro singulares representantes de la tercera edad se unen para aniquilar a sus compañeros, con tal de terminar con tan injusta vigilia.

El filme marca el regreso al cine de figuras que han triunfado en el teatro y la televisión desde hace varias décadas y que por diferentes circunstancias llevaban mucho tiempo lejos de los sets.

“Club Eutanasia” fue recibida con cierto escepticismo de la crítica durante el pasado Festival de Guadalajara. Sin embargo, el público le dio su justo lugar al concederle el premio de la audiencia.

El día de la alfombra roja, en este caso “petate”, el evento hizo recordar el abandono y olvido que sufren los personajes en la cinta.

Salvo Sylvia Pasquel (actriz de teatro y tv), Martha Higareda y Sergio Arau, ningún otro famoso hizo acto de presencia.

Luego de lo ocurrido en el Festival de Guadalajara –donde hicieron olímpicamente de lado a las producciones nacionales- y los deslucidos Arieles, parece ser que el cine mexicano ya no luce tan atractivo como antes.

Si fuera un individuo de carne y hueso, probablemente lo hubieran botado desde hace un buen rato en el peor de los asilos.

Platicando con el director, la analogía de su cinta con el cine mexicano se vuelve aún más dramática.

De acuerdo a Agustín Tapia, esta es una comedia negra, un thriller, en el que la risa lleva a la reflexión, y viceversa. La historia de los internos del asilo sirve como espejo, como metáfora de lo que es la vida del México actual, donde la supervivencia es lo que mueve a todas las personas.

“Casi nadie habla por las personas mayores. Los ancianos y los adolescentes tienen la mala suerte de que su vida es decidida por los adultos. Aparte de divertir quise mostrar que las personas mayores están tan vivas como cualquiera. Los ancianos, viejitos, personas de la tercera edad o como se les quiera llamar, como abuelitos, están sujetos a los mismos deseos y pasiones que cualquier individuo. El corazón no envejece, el cuero es el que se arruga, como señala el dicho”.

Para este novel director, el cine mexicano se encuentra en las mismas condiciones que el asilo de su película.

“La industria del cine mexicano está agonizando desde hace muchos años; todos los que hacemos películas aquí las hacemos por nuestras pistolas y porque tenemos mucho valor, corazón y ganas, y somos necios. Afortunadamente existen instancias como Fidecine que, en la medida de sus posibilidades, ayudan a que surjan algunas cintas”.

El “Oso” Tapia hizo hincapié en algo que hemos venido denunciando desde siempre en este espacio: la distribución de la taquilla para el cine no es la mejor, sobre todo con la disparidad que existe en las ganancias, ya que casi todo se lo dividen la distribuida y la cadena exhibidora.

Con la distribución de los ingresos de las salas, si el productor gana poco dinero, es muy difícil
que alguien invierta.

“Ahora bien, la calidad del cine mexicano es buena en su manufactura, aunque debemos ser más exigentes en los contenidos y en los guiones. Hablo por mí: hago un cine para que lo vea la gente, no para ganar premios. Si llegan los reconocimientos, bienvenidos. Creo en el cine que lleva gente a las salas, no sólo por lo económico, sino porque creo en el cine como entretenimiento.”

“Club Eutanasia” sin duda es una película de actores y de una comicidad complaciente en momentos, pero efectiva y se inserta en la tradición que desde el humor o el melodrama aborda la realidad de los adultos mayores, como ”Por si no te vuelvo a ver” , “Los años de Greta” o “La paloma de Marsella” .

En la charla sostenida con el realizador, no pudimos dejar de indagar sobre lo que a primera vista hace llamativa la cinta: el reparto.

El reparto se compuso de grandes actores que tienen un gran amor por el cine y por su trabajo.

“Todos ellos tienen una personalidad definida, así como su estilo para actuar.

Son personas que desde niños todos hemos visto en diferentes escenarios. Era como una especie de fiesta-homenaje, o juego donde yo quería que participaran todos ellos, y me hacía mucha gracia ver cómo podían funcionar, así que decidí llevarlo a la práctica”.

Sin embargo, el elenco no estuvo completo, pues Tapia reconoció que hicieron falta algunos legendarios actores como Adalberto Martínez “Resortes” y Roberto Cobo “Calambres”, también conocido como “El Jaibo”, a quienes “desgraciadamente se los llevó la calaca, es decir, fallecieron en el proceso de que se levantaba la película”.

El realizador confía en que “Club Eutanasia” sea invitada a festivales de cine internacionales.

Su ilusión abarca también la presencia de su largometraje en el Festival de Cine Fantástico de Sitges, en España, pues cree que podría causar impacto por su contenido.

“Afortunadamente la película tiene mucho ángel, tiene un ‘boca a boca’ y eso a me da mucho gusto, porque esa fue la idea original desde que la estaba escribiendo”.

Agustín Tapia, nos mencionó que actualmente se concentra en la redacción de dos guiones cinematográficos.

“Espero filmar otra película pronto porque no me gustaría que se formara un bache. La gran maldición de los directores mexicanos es que filmamos cada cinco o seis años, entonces, yo espero tener continuidad en mi obra”.

Mientras el cine mexicano es pisoteado, explotado, maltradado y ultrajado por gente sin escrúpulos, todavía hay gente que busca impedir a toda costa que le apliquen la eutanasia.

Aunque claro, con la producción de bodrios como “La última noche”, la cual tienen el descaro de estrenarla con bombo y platillo, poco se puede hacer para seducir a un público cansado de que le vean la cara con comedias insulsas.

La idea central del filme no es mala, pero el guión peca de ser inconsistente y la realización es un tanto floja, a pesar de tener por ahí algunas secuencias rescatables.Tapia, como la mayoría de los realizadores debutantes, quiere tratar muchas cosas a la vez en su película.

De tal forma que tenemos un homenaje a comicos que han hecho historia en México, una dosis de thriller aderezado con mucho humor negro.El Oso Tapia promete como director. No se le perdona que haya desperdiciado a “Chabelo” (que aquí contrario a la costumbre aparece como adulto) y a Eduardo Manzano.

“Club Eutanasia” es una comedia agradable que merece la pena verse solo por disfrutar las actuaciones de estos veteranos actores que dicho sea de paso, se divirtieron como enanos. El resultado salta a la vista.

Distribuida por DeCine, “Club Eutanasia”, es una coproducción de Hartos Indios, el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine Mexicano (Fidecine) y AltaVista Films, se exhibirá en México a partir de este 22 de abril con 100 copias.

Nuestra Opinión: @@1/2

Club Eutanasia
(México, 2004)
Dirección y Guión: Agustín “Oso” Tapia
Música: Leoncio Lara, Jaime Pavón
Fotografía: Javier Morón
Con: Lorenzo de Rodas, Rosita Quintana, Magda Guzmán, Héctor Gómez, Ofelia Medina, Xavier López ‘Chabelo’, Eduardo Manzano, Sergio Corona, Lupita Sandoval
Duración: 100 minutos
Distribución en México: DeCine
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta olvidada columna:

codigocine@yahoo.com



.

0 comentarios: