viernes, 7 de octubre de 2005

Cuatro Hermanos



En la nueva película de John Singleton (“Boyz’N the Hood”, “Shaft”, “2 fast 2 furious”), los descarrilados hijos adoptivos de una señora que más que mamá es una santa, se reúnen para vengarla a tiro limpio, enfrentándose con una temible banda de hampones y reuniendo así una cantidad de elementos que, de tan dispares, se parecen al agua y el aceite.

Todo comienza con la ejecución en un mini super de Detroit, de la venerable ancianita, a quien encarna la irlandesa Fionnula Flanagan.

Resulta ser que la señora criaba a niños de la calle, cuatro de los cuales, ya siendo adultos, se reúnen en su entierro, tras largos años sin verse.

He ahí la crónica de una tremenda conspiración urdida contra una adorable ancianita de buen corazón, mientras sus cuatro hijos adoptivos se proponen echar el guante a los asesinos de su madre circunstancial

Los cuatro hermanitos tienen pasados oscuros, Bobby (Mark Wahlberg) es un violento ex-convicto, Angel (Tyrese Gibson) es un ex-delincuente metido a soldado, Jeremiah (Andre Benjamin) perteneció a un sindicato (que en Estados Unidos son notablemente violentos, especialmente en ciertos sectores laborales) y Jack (Garrett Hedlund) es un músico de rock, supuestamente homosexual y que supuestamente ha sufrido abusos sexuales en su infancia.


© UIP

Como adelantábamos, en el momento en el que llegan a casa de su madre, se retan a tiros con la banda del mafioso local, se enfrentan con la policía, medio corrupta, medio maniatada, lo típico y tópico de estas películas, pasando por todos los lugares comunes: el gran tiroteo en la casa, las persecuciones, entre un largo etcétera.

Quedan lejos los tiempos de “Boyz’N the Hood”, filme que proporcionó a Singleton una aureola de autor gracias al durísimo retrato de un suburbio de su natal Los Angeles, y que además logró llenarle de premios, incluidas dos nominaciones a los Oscar con el incentivo de ser el primer hombre negro que consigue tal hazaña, así como el más joven (sólo tenía 23 años).

En general la trama es bastante lineal, con la excepción de unos intentos, bastante pobres y artificiales, de añadir cierta intriga al asunto.


© UIP

La escasez de desarrollo de los personajes se extiende al plano dramático: las pocas escenas con cierta carga emotiva que tienen (no olviden que se reúnen en el funeral de su madre) están resueltas tan mal a nivel de dirección (son tan sensibleras que parece que las ha filmado Silvia Pinal) y de actuación, que sólo falta ver cómo Mark Whalberg pica cebolla para que le caigan un par de lagrimitas.

Mención especial merece Andre Benjamin, que como cantante tiene los Grammys y discos de oro que quiera (es parte del dueto de Outkast) pero que como actor, es muy limitado.

Quien se lleva las palmas es la patética “actuación“ de Sofía Vergara, que se limita exclusivamente a abrir las piernas en cuanto ve a su novio o en el mejor de los casos a cocinar o limpiar cuando alguien se lo ordena.


© UIP

Por instantes, “Cuatro Hermanos” tiene estilo, pero la consistencia se pierde y entonces nos quedamos con una cinta que lo intentó pero que no consigue cuajar.

Lo único que tiene un mínimo interés de toda la película son las escenas de acción, que sin duda a raíz del presupuesto que maneja, es muy, pero muy difícil rodarlas mal.

Aún así, fíjese si será tal el compromiso del director con su obra, que lo consigue.

La supuesta apoteosis final es más bien un cierre sumamente rancio, sin demasiado sentido a nivel guión y rodado con menos talento que un videohome.

Nuestra Opinión: @@

Cuatro hermanos
(Four Brothers, Estados Unidos 2005)
Director: John Singleton
Guión: David Elliot y Paul Lovett
Fotografía: Peter Menzies
Música: David Arnold
Con: Mark Wahlberg, Tyrese Gibson, André Benjamin, Garrett Hedlund, Sofía Vergara, Chiwetel Ejiofor, Barry Shabaka Henley, Taraji P. Henson
Duración: 105 minutos
Distribución en México: UIP
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta vengativa columna:

codigocine@yahoo.com



.

0 comentarios: