viernes, 23 de diciembre de 2005

Amanecer de un sueño



Cuando existe la posibilidad de tomar contacto con el cine africano de los últimos años, en el marco de algún ciclo o como parte de un festival, aparecen producciones que conservan intacta la identidad, la cultura y sobre todo la crítica profunda e inteligente hacia la penetración cultural e ideológica de la abrumadora propaganda norteamericana, así como de la parcialidad e ignorancia de Europa.

Estos exponentes documentan los problemas apremiantes de cada lugar, donde el drama o el conflicto afloran desde la tierra, desde la piel, en definitiva, de las entrañas de un grito que nadie quiere escuchar.

El olvido de las tribus y la prevalencia de un pensamiento mágico frente a los avances científicos constituyen el tema central y un motivo de preocupación del director que ve diezmada las posibilidades de progreso educacional de la población por la desigualdad política y los manejos clasistas.

Yesterday es una joven mujer, casada y con una hija, que vive en Rooihoek, una remota aldea en el territorio zulú en Sudáfrica. Su marido trabaja en una mina de oro en Johannesburgo y la visita una vez cada dos meses.



Yesterday, de espíritu alegre y muy trabajadora, se dedica a cultivar la tierra y cuida de su hijita que pronto empezará la escuela, a la que ella nunca tuvo oportunidad de ir.

Su vida se convertirá en una odisea cuando descubra, tras repetidas y frustradas visitas al pueblo más cercano (dos horas a pie) donde hay una clínica, que ella es VIH positivo.

La película, de una manera simple, con un ritmo lento, despliega el personaje de Yesterday y descubre, que detrás de esa joven de sonrisa fácil y carácter amable, hay una persona luchadora, de gran coraje.

Los paisajes africanos, donde prevalecen los espacios vastos y desérticos con caminos apenas perdidos en la inmensidad, se convierten en el espejo de impotencia humana y resignación valiente que adopta el personaje principal ante su destino.

Además la división de la historia en estaciones (verano, otoño, invierno, primavera, verano) acentúa la idea de que la naturaleza va al compás de los sucesos dramáticos, su creciente desarrollo y culminación.



El director y guionista Darrell James Roodt apostó a la veracidad y, por momentos, a la crueldad extrema para dibujar con trazos firmes el devenir de su protagonista, que en la convicción y en el hermoso rostro de Leleti Khumalo adquieren una sencillez enternecedora y patética.

Roodt buscó abordar el tema del sida, desde una historia, y generar emociones en el espectador, presentándole la realidad africana, en su día a día.

La elección de la lengua zulú se basó en la búsqueda de acercar la cinta lo más posible a “la verdad”, según la visión del director, autor de algunas de las películas antiapartheid más significativas de Sudáfrica. (“Place of Weeping”, “Sarafina!” y “Cry, the beloved country”).

El título de la película provino de una costumbre zulú de bautizar a la gente con nombre tales como “recién nacido”, “confianza” o “mañana”, en el caso de Yesterday las resonancias son melancólicas.

Sin ser un documental, “Yesterday” es una buena oportunidad para conocer de fuentes originales la situación que sufre el pueblo africano, diezmado por la epidemia del Sida que cobra la vida de 56 mil africanos por semana y donde al menos cinco millones más están infectados.



“Yesterday” se manifiesta como una fábula donde los impulsos vitales y la voluntad de supervivencia tienen un cariz femenino frente a los embates del mal.

El filme es tan duro como poético y tan amargo como ese territorio en el que la pobreza se extendió sin perdonar naturaleza ni existencias.

“Yesterday” queda como una propuesta amarga, pero es, al mismo tiempo, una historia de valor, de compasión y de esperanza ambientada en Sudáfrica, diez años después de la llegada de la democracia.

La cinta fue apoyada por la fundación Nelson Mandela, además de haber obtenido una nominación en la edición 2005 del Oscar en la terna de Mejor cinta extranjera.

Nuestra Opinión: @@@1/2

Amanecer de un sueño
(Yesterday, Sudáfrica 2004)
Dirección y guión:: Darrell James Roodt
Fotografía: Michael Brierley
Música: Madosini y Azumah
Con: Leleti Khumalo, Lihle Mvelase, Kenneth Kambule, Harriet Lehabe, Camilla Walter
Duración: 96 minutos
Distribución en México: FilmHouse
Clasificación: @ Insoportable, @@ Regular, @@@ Buena, @@@@ Obra Maestra

Correspondencia con esta reflexiva columna que les desea a todos sus lectores una deliciosa cena de nochebuena:

codigocine@yahoo.com




.

0 comentarios: