lunes, 31 de julio de 2006

Ruptura en imágenes II

- Buena noticia: hay dinero para hacer más cine mexicano

- Mala noticia: el IMCINE no ha tenido la ocurrencia de pedirlo al gobierno
- Buscan revivir el peso en taquilla
- Se acerca Cannes a Guanajuato
- Ofelia Medina prepara documental sobre Chiapas



GUANAJUATO.- Las secciones oficiales de la novena edición del Festival Internacional de Cine Expresión en Corto dieron inicio mostrando lo mejor del cortometraje y documental.

Un mano a mano entre cineastas mexicanos y de otras latitudes es el que año con año se da en este festival guanajuatense.

Mas allá de los cineastas que acuden a presentar sus trabajos, sorprende el poder de convocatoria de este festival, tomando en cuenta que no nay casas productoras o distribuidoras detra´s del mismo.

Realizadores, productores, actores, lo mas selecto de la gente de la indsutria del cine emxicano acude por su cuenta a este evento, no solo a ver buen cine, sino a debatir, proponer, ofertar, amarrar acuerdos.

Expresión en Corto se ha convertido en un espacio de diálogo y de acción.

Mucho de lo que aquí se platica, generalmente se lleva a la práctica.

Aquí nacen muchos proyectos audivisuales, algunos de los cuales, son presentados al año siguiente en alguna sección oficial.

Por lo mismo, es mucha la información que se genera dentro y alrededor del evento.

Les dejamos con una pequeña muestra.


Si no se ve, no se cree. Horas antes de la inauguración de las secciones competetitivas, las filas para entrar al auditorio eran ya largas. Miles de personas, jóvenes en su mayoría, se dieron cita en la ciudad de Guanajuato dispuestos a darse un banquete cinematográfico. La postal, como ya es costumbre año con año, se repetiría en las funciones vespertinas. Foto: Paulo Vidales / Imagen Latente


El titular del IMCINE dio bastante de que hablar.

Alfredo Joskowicz aprovechó la concentración de medios nacionales para dar un mini informe improvisado de la recta final de su administracion en el IMCINE.

El también cineasta y profesor de cine dijo que el gobierno (suponemos que la secretaría de hacienda) tiene disponible una una partida presupuestal de 500 millones de pesos, la cual se puede pedir y disponer.

Ustedes queridos lectores se preguntarán lo mismo que este reportero. ¿Qué rayos esperan para pedir e invertir ese dinero?

Respuesta: burocracia y porque ya están haciendo maletas para irse y no da tiempo para tanto trámite.

"Yo entrego cuentas el 30 de noviembre, es la fecha límite porque estamos en el final de la administración. Afortunadamente está el Artículo 226 que habla del 10 por ciento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por 500 millones de pesos, techo que todavía está abierto y se puede pedir", dijo (lavándose las manos) el señor Joskowicz.

Luego de dejarnos de a seis con esta revelación, entró de lleno a los números duros logrados en su administración:

"La producción cinematográfica mexicana estuvo creciendo un 20 por ciento durante los últimos tres años. En 2003 fueron 29 películas; en 2004 la cifra subió a 36; el año pasado llegamos a 53 y este año esperamos, por lo menos mantener la cifra anterior".

Este año, agregó, la producción fílmica del país podría aumentar sensiblemente si se aprovecha adecuadamente el Artículo 226. "Ya asignamos 70 millones de pesos en cada fideicomiso, de manera que la consolidación del esquema financiero ya depende de los productores".

"Existen datos alentadores en torno al quehacer cinematográfico nacional, que en la presente administración se vio beneficiado con una asignación de 650 millones de pesos para el apoyo del sector de la producción. Lo anterior fue determinante para que el volumen de películas siempre haya ido en ascenso en los últimos tres años. De los 53 filmes que se hicieron en 2005, el 65 por ciento contó con el apoyo decidido del IMCINE".

El funcionario, que andaba muy feliz y satisfecho por lo que el cree ha sido una buena administración, no quitó el dedo del renglón y amenazó con volver a resucitar al muerto, perdón, al tema de el peso en taquilla.

Antes de irse del IMCINE, Joskowicz, presentará en la Comisión Federal de Competencia un estudio para demostrar lo inequitativo del actual formato.

Y es que por cada peso en taquilla, sólo 14 centavos se los queda el productor, mientras que 50 centavos son para el exhibidor y el resto se destina A manos de los distribuidores.

"Se estaba buscando un espacio político razonable, que no se encontró sino hasta después del 2 de julio, de dejar planteado el asunto para que sea revisado y eventualmente retomado por el Congreso o por la administración entrante.


"La actual distribución muestra que quien elabora la materia prima, arriesga su dinero, pasa meses elaborando el trabajo, es el último en recibir los beneficios. es algo que pasa en muchas partes del mundo (el esquema) está diseñado para inhibir las cinematografías nacionales, si dejamos que las leyes de mercado dominen, no se desarrollará el cine nacional", explicó Joskowicz.

"Hay un abuso de pantallas de los distribuidores estadounidenses que tienen atados a los exhibidores nacionales. Y en cuanto salen las películas mexicanas les dan los peores espacios, las peores temporadas y los peores horarios, pero si entran en un momento de que puedan ser buena taquilla entonces está la presión del distribuidor estadounidense para que entre su película masivamente y pues las sacan, hay estudios del caso".

Por eso pidió que la próxima administración federal vea al cine como un importante aspecto cultural.

"Sea quien sea debe verse de esa manera, de alguna manera el cine nacional (con 200 festivales internacionales anuales) ha recuperado presencia en el mundo, se tiene que seguir apoyando con los fideicomisos (el Fidecine) que lo sostiene finalmente las Cámaras".


El cine mexicano necesita más espacios, aunque también incentivar la producción, pues los números son engañosos.

En 2005 se produjeron 53 películas, contra las 36 realizadas en 2004 y las 29 en 2003.
Ahora, las preguntas del millón.
¿Cúantas de esas películas se han estrenado comercialmente?
¿Porqué muchas de ellas no cuentan con distribuidora?
¿Las podremos ver algún día?
Foto: Paulo Vidales /Imagen Latente
No hay duda. Cannes está seducido por México.
Primero fue Morelia quien atrajo al atención de la Semana de la Crítica. Ahora, otra sección del pretigiado festival internacional (considerado como el más importante del mundo) pone la mira en Expresión en Corto.
Alice Kharoubi (en la foto), representante de Marché du Film Producers Network Short Film Corn, del Festival de Cannes, afirmó que en este espacio se proyectan más de 950 películas de 70 países con más de tres mil asistentes, lo que permite a los jóvenes ofrecer sus trabajos a los distribuidores.
Alice informó que los noveles cineastas tienen la posibilidad de acercar sus proyectos tanto a firmas productoras, instituciones de financiamiento y cadenas de televisión, así como de exhibirlos en diversos encuentros.
"Los realizadores de cortometrajes y largometrajes tienen la oportunidad de presentarlos ante importantes compradores de Alemania, Bélgica, Francia y América Latina", puntualizó Kharoubi, al tiempo de explicar que en la edición de este año se captaron cintas provenientes de Argentina, Brasil, Costa Rica, México y Colombia.
Por su parte, Eric Wojah, representante de otro certamen, el Dermont-Ferrand Short Films Festival, invitó a los realizadores mexicanos, en especial los exponentes del corto, a tomar parte de esta exhibición, pues brinda la posibilidad de dar a conocer las obras en todo el mundo.
"Se tienen muchos beneficios, asisten más de mil personas y participan cerca de 30 mil realizadores para conocer las nuevas propuestas del cortometraje y video", precisó.
Además, comentó que se llevan a cabo competencias, encuentros con productores, mesas de trabajo con compradores e iniciativas con el fin de lograr obtener financiamiento a través de diversas instituciones.
El que los festivales de cine mas importantes pongan sus ojos en México no es gratuito. El talento, visión y atrevimiento de los cineastas mexicanos ha sido el responsable. Foto: Paulo Vidales / Imagen Latente
Las actríces Ana Ofelia Murguía (derecha) y Ofelia Mediana (izquierda) recibieron un reconocimiento a su destacada trayectoria en cine, teatro y televisión de parte de la asociación Women in Films y la fundación Expresión en Corto.
Ofelia Medina mostró su admiración por el trabajo de su colega Ana Ofelia Murguía, a la vez que dijo que a ella no le gustan los homenajes.
“Espero que sea el último, no soy de homenajes. No sé ni qué decir. Me siento mal, nada más porque son mujeres y amigas las que me lo propusieron. La verdad, no creo recibir ningún otro. No sé cómo recibirlos, estoy tonta en este aspecto porque no sé que cara poner y sí me causa bastante conflicto; creo que soy una actriz antihomenajes”.
Ofelia Medina es una mujer muy activa, siempre tiene proyectos, como muestra anda preparando una obra de teatro en homenaje a Frida Kahlo y terminando un cortometraje relacionado con su trabajo de Chiapas, el cual dese presentarlo el siguiente año en Expresión en corto.
“Es sobre nuestro trabajo en las comunidades zapatistas, los desplazados. Tenemos una organización hace 16 años que se llama el Fideicomiso para la Salud de los Niños y damos mil 500 alimentos diarios a los desplazados de Acteal. Ya lo edité, se llamará Acteal y durará 25 minutos”.
La obra de teatro basada en un texto de la pintora Frida Kahlo, que ella misma escribió y espera llevar a escena en octubre.
“Es un espectáculo que se llama La Medina de pasada por Frinodi o Cada quien su Frida. Espero que se estrene en octubre en el Distrito Federal, es una obra en la que está Ximena Jiménez Cacho, la chelista; Angel Chacón, el guitarrista y cuatro jóvenes actrices muy talentosas. Es una obra que yo escribí basada en texto originales de Frida Kahlo. El próximo año es el centenario de su nacimiento, espero que para ese entonces la llevemos a muchas partes”.
Activista de izquierda de toda la vida, Medina dedicó el homenaje a una estudiante de cine, la chilena Valentina Palma, quien fue detenida hace unos meses y expulsada del país durante los disturbios en San Salvador Atenco.
Las dos Ofelias recibieron un cuadro con el teatro Juárez y la parroquia de San Miguel, un diploma, un jarrón y la medalla Cruz de Plata que otorga Expresión en Corto a los homenajeados e invitados especiales. Foto: Paulo Vidales / Imagen Latente
Correspondencia con esta columna que se la vive festivaleando:
.

0 comentarios: